miércoles, 19 de febrero de 2020

LA CANASTA BÁSICA ALIMENTARIA



subió más del doble que la inflación

La Política on line, 18/02/2020

A pesar de la fuerte desaceleración de la inflación en enero, el precio de los alimentos no tuvo el mismo comportamiento y provocó un nuevo impulso de la canasta básica alimentaria (CBA) que profundiza el problema de la indigencia.

De acuerdo a lo informado por el Indec, en el mes de enero la CBA se incrementó un 5,7% mensual, es decir, más del doble que el avance del 2,3% registrado en el Índice de Precios al Consumidor (IPC).

De esta manera, la línea de indigencia para una familia formada por un matrimonio con dos hijos en edad escolar llegó a los $16.478,78, un 55,8% más que los $10.577,16 en los que se situaba en enero del 2019.

El regreso del IVA en alimentos le agregaría un 0,5% a la inflación de enero

En tanto, la línea de pobreza -medida por la canasta básica total (CBT)- subió un 3,6% en términos mensuales y un 52,7% a nivel interanual para situarse en $40.373,01.

El alza se justifica en gran parte por el retorno del IVA en los alimentos de la canasta básica, tras el vencimiento de la medida dictada por Macri durante la campaña electoral. Según reconoció el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, esto provocó un arrastre de 0,5 puntos porcentuales, pero hubiera significado un alza de 0,9 puntos de no haber efectuado un acuerdo con supermercadistas que amortiguó los traslados.

El cimbronazo le mete presión al cálculo de la pobreza y la indigencia, que en el primer semestre del 2019 llegaron al 35,4% y 7%, respectivamente. El próximo dato -correspondiente al segundo semestre- será publicado en el mes de marzo y los especialistas prevén un nuevo incremento.

En cambio, la cifra de enero de la CBT y la CBA formará parte del indicador del primer semestre del 2020 que se informará a fines de septiembre. Se trata de un punto de partida muy alto, aunque la expectativa del gobierno es morigerarlo en los siguientes cinco meses a partir de los incrementos en las jubilaciones mínimas y AUH, el retorno del 15% a los consumos con tarjeta de este segmento, el congelamiento de tarifas y el programa de Precios Cuidados.

LOS ARGENTINOS NO QUIEREN A SU PAÍS



Por Ricardo Auer
Infobae, 19 de febrero de 202

Dentro del gran desorden mundial, el tradicional desorden nacional queda bastante disimulado. Sin embargo hay que tener claro cuáles son los principales vectores portadores de futuros reales, en el contexto global.

El sistema global de poder se sustenta básicamente en los actores principales (USA, China, Rusia y el Poder Financiero, que se mueve en forma independiente) y algunos secundarios (Japón, India, EU, Inglaterra, Israel, Indonesia, Saudiarabia, Turquía, y otros). Los conflictos del mundo presente se centran principalmente en la disputa tecnológica y en la creación del empleo. Temas como deudas financieras, estados fallidos, globalización, narcotráfico, ideología, ecología, género, migraciones, si bien son de gran importancia, sólo preocupan a algunos países o a los directamente interesados. Pero no son issues trascendentales para los actores centrales. Y bastante poco en muchos de los secundarios. 

Hay que tener claro estos puntos de referencia para entender desde la óptica global lo que ocurre en nuestro alrededor. Porque considerar que nuestros problemas y conflictos son el ombligo del mundo nos puede llevar a equivocarnos de rumbo, una vez más.
Ninguna ideología puede cambiar el rumbo de la decadencia nacional actual. Ni el liberalismo, ni el marxismo, ni la doctrina justicialista pueden hoy en Argentina cambiar la realidad actual. Pueden servir de base para el análisis y el debate de ideas del rumbo a tomar, de cuáles son las fallas intrínsecas de esta sociedad dividida, con graves niveles de anomia, violencia y maltrato a las mujeres. Pero ese debate, iniciado desde hace muchas décadas ha mostrado que no ha servido para lograr un entendimiento común, una base para modificar conductas ni para aprender de los errores, y tampoco ha servido para encapsular los inmensos problemas que se siguen acumulando cual capas geológicas.

El problema argentino es emocional. Los argentinos no quieren a la Argentina; no quieren a su país. Casi todos están insatisfechos con él y descargan su odio u ofensa, de modo diverso. Siempre la culpa la tiene algún otro: el gorila antiperonista; el negro que no quiere laburar, la ineptitud de la política, el imperialismo, la infiltración marxista leninista; los militares, los civiles, el campo, los industriales, Sarmiento, Rosas, los italianos, los españoles, la Iglesia Católica, los judíos, los árabes, los pañuelos de uno u otro color. Nunca somos responsables nosotros mismos como sociedad. Siempre son los otros. Siempre tenemos alguna excusa a mano.

Así vamos transcurriendo las décadas sin encontrar el rumbo que nos lleve a resurgir como Nación, capaz de aceptar los desafíos del futuro. Como alguna vez lo pudimos hacer.
El presidente Alberto Fernández, cabeza de un gobierno de coalición, intenta acercarse al ideal de concentrarnos en los temas principales, pero, o no lo dejan, o se desconcentra, o intenta ganar tiempo con distracciones secundarias.

Estamos inmersos en una guerra asimétrica, aunque muchos no se den cuenta y creen que se embarcaron en un crucero de lujo, que podría llegar a ser el Titanic, o estar afectados por el coronavirus. Todo en la guerra es muy sencillo; pero aún lo más sencillo es muy difícil, decía Karl von Clausewitz. Las tres etapas pensadas: negociación por la deuda, plan económico-social y etapa política podrían llegar a ser totalmente abstractas en los caminos a transitar de la política externa e interna. Los internismos de la política y las disputas de espacios de poder gubernamental en el marco de sociedades crecientemente polarizadas y la falta de iniciativas políticas en casi todos los ministerios, podrían ser como “pasto seco” para los incendios que podrían desatar los poderes ocultos de la sociedad incivilizada local o global. 
Me refiero a los carteles de la droga, los barrabravas, las “células dormidas”, las mafias internacionales y a sus financiadores enmascarados. En el marco de agendas donde hay poco para distribuir, podría crearse un combo virtualmente explosivo. El peronismo es experto en resiliencia y cuando está en la oposición se amolda bien para generar una coalición electoral (todos unidos triunfaremos) que le permite ganar en las urnas. Pero gobernar es muchísimo más complejo; más aún cuando hay peleas internas.

Tal vez sea el momento de gestionar sin etapas previamente enlazadas y atacar todos los temas en simultáneo, aún a riesgo de errar y corregir; lo que también ya se está haciendo en lo estrictamente económico. La gestión debería enunciar metas, objetivos, tiempos y programas de gobiernos en cada ministerio. Ello llevaría a visualizar un gobierno con acción y con ideas, base de la esperanza ciudadana. También otros agentes externos e internos podrían entrar en el debate, del que no hay que rehuir. Las turbulencias son propias de la etapa.

Queremos llegar a introducirnos en el mundo moderno, de la tecnología 4.0, de la creación de empleo del futuro. Pero ¿qué estamos debatiendo actualmente? Sin duda temas importantes para mucha gente: tasa de aumento a los jubilados, hambre en Salta y en el conurbano, precios cuidados, indexación de los contratos de trabajo, violencia juvenil. Con esa agenda, un futuro con esperanza se vuelve difícil, lejano y abstracto; la incertidumbre domina el escenario nacional y va quedando poco margen para la esperanza. Un Gran Plan Nacional necesita un Nuevo Relato esperanzador; bien diferente al de las viejas confrontaciones, que escape del Pasado y se introduzca en el Futuro.

Una Política de Estado, expresión de una Estrategia Nacional, traducida como un relato movilizador popular. Solo así podremos iniciar una nueva etapa para generar riqueza, tangible o intangible. Lo más relevante para la etapa actual es la generación de conocimiento que efectivamente impacte en la economía real; ya que ello supone inversión, no sólo material o física sino en la capacitación humana de todos los argentinos. Si ello no ocurre en los próximos años, solo acumularemos mayores problemas a resolver, y ni siquiera será posible mantener la actual y poco justa relación de equidad social.

Los países más desarrollados, e inclusive muchos otros, han elevado el nivel de los servicios educativos. Perder el tren de la capacitación masiva, orientada a fines prácticos y efectivos, es perder la batalla del desarrollo. Ello requiere simultáneamente tener una Plan Estratégico que indique el rumbo nacional, en cuanto a su especificidad e inserción mundial con orientación geopolítica y alianzas claves. A partir de establecer este punto central, la elevación del nivel de la educación como el bien más preciado nacional, se va estableciendo las siguientes prioridades correlativas, lo que en definitiva es un Plan General de gobierno.
Las falencias educativas son varias y no precisamente debe centrarse en la excusa de siempre: faltan recursos y problemas edilicios. Los problemas de la educción argentina son mas conceptuales; se debe preparar a los estudiantes a tener espíritu emprendedor; a afrontar emocionalmente las dificultades que siempre proseguirán; a tener un mayor espíritu solidario y a crear conciencia que lo material (el consumo), si bien es una de las bases del crecimiento de un país, no lo es todo.

Los sectores medios están esperando una oferta gubernamental que los incluya también a ellos; no se trata sólo de simples pagadores de impuestos. En el campo de la educación, de la ciencia y la tecnología, la defensa del ambiente, y en la cultura, es que pueden desarrollarse proyectos que los entusiasmen. El mundo innova, se desarrolla, planifica y desarrolla estrategias de crecimiento. Argentina debería integrarse desde su propia cultura, resolviendo sus problemas de inestabilidad, de autoengaño, y de desidia para enfrentar sus problemas. Caso contrario seguirá dividida, atomizada y sus mejores valores emigrarán hacia rumbos más esperanzadores, pese a las contradicciones culturales que ello acarrea.

Cuando un sistema o software de gobierno no sirve más, resulta más barato cambiarlo que arreglarlo o emparcharlo. Se puede hacerlo mediante un plan o bien la realidad lo va a ejecutar inexorablemente.


El autor es analista de temas geopolíticos

NO CREO EN LA ANTIVIOLENCIA



 sí en la fuerza de la Justicia

Por Diana Cohen Agrest
Infobae, 18 de febrero de 2020

El asesinato de Fernando fue horroroso. Como lo son todos los asesinatos. Como lo es siempre que hay un lugar vacío en la mesa. Un espacio por vaciar. Zapatos para regalar. Desmontar una vida que ya no está. “No le dieron oportunidad de defenderse… Un chico bueno, que amaba la vida. Que tenía una meta por realizar. Nos arruinó la vida. Mi vida no es fácil desde que perdimos nuestro hijo. Todo se nos vino abajo. Cuando miro su cama… sé que nunca volverá”. ¿Cuántos miles y miles de padres y madres y hermanos y amigos nos hicimos y nos hacemos la misma pregunta? Y cuando vuelve a suceder, revivimos lo vivido, ese puñal se yergue nuevamente y se nos clava nuevamente. Pese a los esfuerzos por olvidar, el puñal persiste agazapado, para cobrar nueva vida en la carne y en el alma de cada víctima que sobrevive a una ausencia.

¿Qué tuvo de distinto la historia de Fernando para merecer los honores post mortem que todos los jóvenes asesinados impunemente no tuvieron? Semejante organización no es gratuita. Ni por su costo económico ni por los motivos que la impulsan y justifican. En Usina de Justicia acompañamos todas las semanas a una nueva víctima. Muchas veces tan joven como Fernando. Y siempre se trata de un hecho injusto. Pero los elementos que conformaron la escena -la clase social de víctimas y victimarios (significativamente hiperbolizada cuando se trata de familias de una ciudad de provincia- conformaron el caldo de cultivo para alentar una brecha social que sirvió de excusa para salir con una bandera distinta. 

La de la antiviolencia. Porque hasta la consigna es sospechosa: una marcha por la antiviolencia. ¿Qué significa en un momento en que las víctimas somos abandonadas porque ni siquiera se cumple la ley de víctimas? Y donde las nuevas víctimas son o bien de género, o bien de una clase social vulnerable, o bien de trata, o bien victimizada por las fuerzas de seguridad. Ese es el abanico de ofertas. Las otras, no existen.

En lugar de enfocarnos en las reivindicaciones de los padres, en el dolor de los amigos, en quienes solidariamente se hicieron presentes en la marcha, ¿qué queda? La antiviolencia de poner la otra mejilla. De no guardar rencor. De restaurar entre la víctima y el victimario una situación imposible de restaurar…. No creo en los llamados a la no violencia. Porque no se trata de esperar una pacificación social que puede tardar varias décadas en llegar. Creo en la fuerza de la Justicia. En la ley. Pero cuando desde el Estado surge una resistencia a hacer cumplir la ley, una estrategia de desviación de esa desviación es, precisamente, el llamado a la no violencia. No seamos ingenuos. Demasiado sufrimos. Y demasiado sufrirán otros inocentes, si seguimos confiando en un voluntarismo idiota.

Hay que resaltar esta convocatoria porque mientras la dirigencia política promueve la liberación de los presos, y la Suprema Corte se ocupa de la crisis humanitaria en las prisiones e insta resoluciones de libertad, la sociedad se manifiesta pidiendo justicia y ninguno de los que allí estaba espera ver libres a los autores. Entonces insistamos para que los gobernantes tomen nota y basta de ministros “buenistas” y generosos con la vida de otros.


La autora es doctora en Filosofía (UBA), premio Konex de Platino en Ética de la última década y presidente de la Asociación Civil Usina de Justicia.

VALE PARA SUMARIO



Desde Cuba, Florencia Kirchner pidió "Aborto legal"
y "ESI en todos los colegios"

La Voz del Interior, 19 de febrero de 2020

Con la inscripción "Aborto legal" sobre una hoja verde y un poema de la activista feminista jamaiquina June Jordan, Florencia Kirchner se sumó desde Cuba a través de su cuenta de Instagram al #19F y pidió "ESI en todos los colegios, ahora que tenemos nuevamente Ministerio de Salud".

"Desde Cuba, no tengo mi pañuelo acá, pero escribo entre plantas y lagartijas fuertemente verdes sobre aborto", escribió la hija de la vicepresidenta Cristina Kirchner con motivo del tercer pañuelazo que se realizará hoy, impulsado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto "para exigir la urgente aprobación" de su proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).
"El poema -que muestra en la foto- es de la activista negra, bisexual y feminista, june jordan. La traducción es de Florcodagnone", indicó.

Luego escribió: "Mañana (por hoy) es 19F sumate. Aborto legal, seguro y gratuito ¡ESI en todos los colegios! Ahora que tenemos nuevamente ministerio de Salud #Abortoessalud"
"Ahora que hablar de ampliación de derechos no trae aires de utopía. Ahora que al neoliberalismo le dijimos ya no más", agregó.

Florencia Kirchner viajó a Cuba en febrero del 2019 para hacer un curso de guión cinematográfico pero, durante su estadía, pidió permiso para demorar su regreso y someterse a un tratamiento de salud a raíz de un trastorno por estrés postraumático, de acuerdo a lo informado por su madre y sus abogados ante la justicia.

martes, 18 de febrero de 2020

LA CULTURA DEL BOLICHE



Aica, 18-2-20

Ante la conmoción general provocada por la muerte del joven Fernando Báez Sosa en Villa Gesell, el arzobispo emérito de La Plata, monseñor Héctor Aguer, dedicó su reflexión en el programa Claves para un Mundo Mejor, que se emitió por el Canal 9 de TV del sábado 15 de febrero, a lo que denominó “la cultura de boliche”.

“Aunque han transcurrido varias semana –comenzó diciendo el prelado-, creo que todos como yo estamos impresionados por lo que ocurrió en Villa Gesell: ese crimen donde una patota de diez muchachos mató a un chico de 19 años”.
“A propósito de eso tan excepcional habría que pensar que no es tan excepcional. Hubo casos semejantes que no llegaron a la muerte pero, en algunos casos, poco faltó. Y no sólo entre varones también entre chicas. ¿Cómo se entiende esto?”.

Ni rugbiers ni machismo: boliche
“Me llamó la atención que comentando el crimen de Villa Gesell muchos medios de comunicación insistían en el asunto del rugby y como que la culpa sería de ese deporte. Es un disparate insistir en que son rugbiers y por eso tienen que ser así. Y otra cosa, tal vez peor, las elucubraciones psicoanalíticas sobre el machismo.
“Pero nadie hablaba de algo que está en la base de esta problemática y es lo que yo llamo ‘la cultura de boliche’. Esto es, que los jóvenes que después de una previa de varias horas en sus casas ya van alcoholizados al boliche, a las 2 o 3 de la mañana, y allí hay música, saltos y más saltos, promiscuidad, amontonamiento, y más alcohol y también droga. Muchas veces sabemos que hay droga también”.

La cultura de boliche y la complicidad de los padres
“¿En ese contexto cómo se puede vivir humanamente un rato de diversión? Ahí está la cosa y vemos que esta “cultura de boliche” se extiende en todas partes y los chicos que concurren son cada vez más jóvenes, comienzan más temprano. Pienso en los colegios católicos con el famoso asunto del llamado “viaje de egresados” que es uno de estos casos porque van 15 días o una semana a Bariloche u otro lugar pero a qué. Lo que les importa es ir a ‘bolichear’ nada más y después están zombis todo el día”.

“Los padres tienen mucho que ver con todo esto. Para que no corran peligro, les preparan la previa en la casa, le ponen el alcohol en la casa y demás. Eso es la “cultura de boliche” que es algo gravísimo desde el punto de vista antropológico y creo que por aquí debía andar la reflexión. Todo eso es la abolición del auténtico sentido de lo humano de la fiesta porque no hay fiesta allí”.

La verdadera fiesta
“Existe todo una teoría de la “fiesta” que es preciosa en la tradición filosófica occidental y cristiana donde la fiesta es un corte del mundo del trabajo digamos así, del mundo de la ocupación semanal y uno sale de allí y necesita eso, necesita ese corte y eso es la fiesta. Ahora bien, desde su raíz griega, la fiesta no es la abolición de la vida o la obnubilación de todo lo que uno es sino que, al contrario, es el punto culminante de la existencia pero no puede haber fiesta sin amistad verdadera, sin serenidad y, en todo caso, sin belleza. Belleza, verdad y bondad marchan siempre juntas y aquí hay mucho que recuperar.

“Por eso digo que es un problema de la sociedad, es un problema cultural. Y esto muestra la decadencia cultural de la Argentina y de otros países. Acá se muestra la decadencia de la vida cristiana en la Argentina o la descristianización que siempre lleva a la deshumanización”.

Porque todos lo hacen
“Es lo que ha pasado aquí. Pienso en esos muchachos, los asesinos serán chicos bautizados, probablemente estudiaron en buenos colegios y hasta en colegios católicos y cómo es posible que hayan llegado a esa bestialidad, que se hayan enajenado de esa manera. Es un enigma pero creo que habría que apuntar allí: se ha perdido el sentido real de la fiesta y la “cultura de boliche” se ha impuesto de un modo tiránico de tal manera que parece que los chicos tienen que hacer eso porque “todos lo hacen y yo también”. Una pena. Pienso en el dolor de los padres que perdieron a un hijo y los acompaño con mi oración en este tremendo momento”.+

lunes, 17 de febrero de 2020

DEMASIADA PROXIMIDAD ENTRE LA ONU Y LA SANTA SEDE




Observatorio Van Thuan, N.1067 Boletín | 02/17/2020

Publicamos la entrevista con Edward Pentin a Stefano Fontana para el "National Catholic Register". Aquí la versión Inglés publicada.
(traducción de internet)

Como usted probablemente sabe, el Vaticano y en especial la Academia Pontificia de las Ciencias menudo apoya los Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDG), pero sin mostrar ninguna oposición real al número 5, que promueve los derechos reproductivos y la igualdad de género. Lo que hace este enfoque - que evita los problemas morales delicados para colaborar con otros más secular aceptable como el cambio climático y la pobreza?

Su pregunta debe ser respondida en dos etapas: en primer lugar ver la diferencia con el pasado reciente; En segundo lugar tratar de entender la razón de la inversión de prioridades, que se hace alusión al final de la cuestión.

En cuanto al primer aspecto, en 2014 nuestra Observatorio ha dedicado un número de su revista con el tema siguiente: "Todo comenzó en El Cairo, la ideología post-humana de las organizaciones internacionales". En un artículo publicado aquí,

En la Conferencia de El Cairo sobre "Población y Desarrollo" (1994) y luego en Beijing (1995) sobre la mujer, el presidente de la Delegación de la Santa Sede, el cardenal Renato Raffaele Martino, Observador Permanente ante la ONU, llevaba en una línea afilada oposición a las directrices de la ONU, a continuación, empujado por los Estados Unidos y la Unión Europea. La delegación, apoyada por Juan Pablo II, que siguió muy de cerca los acontecimientos, negó el supuesto problema de la superpoblación mundial, en contraposición al control de natalidad mediante la planificación familiar, desasociado de los llamados "derechos reproductivos", una expresión que allí se acuñó para primera vez, opuesto a la introducción de expresiones tales como "anticoncepción de emergencia". 

El cardenal Martino, al escribir sobre estas cosas en un diario de nuestro Observatorio, ha recordado que en marzo de 1994, Juan Pablo II envió una carta elocuente al Secretario General de las Naciones Unidas y los jefes de estado de todos los países participantes. Seis meses después de El Cairo, publicó la encíclica Evangelium vitae y cerca de la cumbre Carta a las mujeres de Beijing.

Al recordar estas cosas, es evidente la inversión de la corriente de la perspectiva de las relaciones entre la Santa Sede y la ONU, a pesar de los "peligros", iniciados en El Cairo y que se han exacerbado en el ínterin. La Plataforma de Acción de El Cairo duraría hasta 2015, cuando fue re-lanzado para el 2030 con un nuevo programa aún más preocupante, ya que incluso proporciona con el fin de cambiar en estos temas la cultura y la religión desde dentro.

El cardenal Martino había entendido que una guerra nueva, la de las palabras estaba abierta. En El Cairo y Beijing la Iglesia contradice el uso de expresiones tales como "salud productiva", mientras que hoy la Santa Sede utiliza estas expresiones. La Iglesia debe luchar por las palabras que comienzan con la palabra "sostenibilidad" dentro de la ONU que se utiliza de un modo inaceptable desde el punto de vista católico. Expresiones tales como "conversión ecológica" y como una "ecología integral" placer lata en el entorno de la ONU, pero están confundidos por la teología del punto de vista católico.

Para llegar al segundo punto, la inversión de la perspectiva  ha producido otra inversión: los principios relacionados con la ley moral natural como el aborto, la inseminación artificial, control de la natalidad ya no se considera de primordial importancia y defender hasta el final , sustituido por la sociedad multi-religiosa, las preocupaciones ecológicas y la lucha contra la pobreza. Tomo nota de que las mismas expresiones "ley natural" y "ley moral natural", tan frecuentes y central para Benedicto XVI, han desaparecido de la lengua de la Iglesia.

Debido a que la Santa Sede está aparentemente tan contentos de asociarnos con la ONU?

Incluso Pablo VI, Juan Pablo II y Benedicto XVI, en sus discursos a las Naciones Unidas, habían tenido palabras de agradecimiento por la ONU, a pesar de que nunca se había casado con la ideología y la Iglesia habían actuado de dos maneras: mediante la propuesta positivamente diferentes visiones y alternativas enraizadas en la ley natural y la revelación; lucha a través de sus nuncios y delegaciones del Vaticano a diversos foros de la ONU las distorsiones éticos y políticos. Los representantes de la Santa Sede no firmaron, como observadores, una directiva acción o acuerdo sobre el desarrollo humano, mientras positiva en muchos lugares que no estaba de acuerdo con la ley natural y divina en asuntos tales como el aborto o la sexualidad. En la actualidad, ninguno de los cuales parece que pasa más.

Usted pregunta por qué. Respondo: por la misma razón que la Iglesia de hoy dice que hay que trabajar en conjunto con toda la verdad viene del diálogo y la confrontación. Esa es una concepción historicista y existencialista de la presencia de la Iglesia en el mundo y por lo tanto también en el Cotesta internacional. Esta es la razón por defensores del control de la natalidad y neomalthusiana - precisamente aquellas contra las cuales luchó la Santa Sede, Juan Pablo II y el cardenal Martino - son parte de organizaciones del Vaticano y están constantemente alentados y escuchados. La nueva Iglesia Rahner sí considera "el mundo", caminando sobre un pie de igualdad con todos los demás.

¿Cuál es su opinión sobre el hecho de que el Papa está tratando de convencer al Secretario General de las Naciones Unidas para crear un Día Internacional de la Fraternidad Humana? Es un intento de resolver de única religión en el mundo?

Este aplanamiento en las ideas y el lenguaje de la ONU seculariza la fe católica, quitando desde el punto de vista filosófico del sistema metafísico, y desde el punto de vista teológico el carácter absoluto doctrinal. De esta manera la fe católica se convierte en un "camino" al lado de otros, teniendo ninguna demanda más tiempo para poder decir una palabra de salvación para los asuntos temporales. Hubo un tiempo en la iglesia habló de la paz, la convivencia y la fraternidad basado en: a) la ley natural, b) el Evangelio de nuestro Señor. Hoy en día se habla en el sentido de la cooperación entre religiones. El cambio es notable. No todas las religiones aceptan la ley natural y de la moral, y por supuesto el Evangelio. Por tanto, el diálogo con otras religiones y con las instituciones internacionales se centra en un humanista mínimo común denominador, universal y genérico. Estar en servicio a este objetivo es pensar que las religiones pueden concentrarse en ciertos objetivos humanísticos lado sus teologías, lo cual es imposible y peligroso. Ya Maritain estaba equivocado en este punto. Las religiones consideran los problemas humanos basados ​​en el concepto de que el rostro de Dios. Para ellos convergen en una única visión de la justicia y la paz, por ejemplo, debe molestar a ellos y normalizarlos con fuerza hacia abajo. Penar a un día de la fraternidad humana para compartir con todos los medios de ajuste religiones ley natural y un lado del Evangelio.

¿Cuáles son los peligros de esta colaboración y en qué se diferencia de los pontificados anteriores?

Creo que ya he respondido, al menos parcialmente, a esta pregunta. He hecho un notable ejemplo de la diferencia de enfoque con respecto a Juan Pablo II con respecto a las relaciones entre la Santa Sede y la ONU a lo largo de los años noventa del siglo pasado. También informó que el principal peligro es la secularización de la religión cristiana. Si tuviera que decir algo, diría que es una forma de adaptación de la fe católica a la lógica del mundo, tal vez pensando que no, Dios es el diálogo interno. MULTIRRELIGIOSA Sociedad, religión ecológica, la inmigración planificada son los tres aspectos principales de la "religión secular" hoy en día, respaldado por la ONU. Pero es precisamente en estos puntos que la Iglesia está convergiendo sin preocuparse demasiado por decir algo específico y precisa.

Edward Pentin

9.000 DOCUMENTOS APÓCRIFOS



www.mario-meneghini.blogspot.com

domingo, 16 de febrero de 2020

LA DEUDA PÚBLICA EN LA CUENTA REGRESIVA


Por Héctor GIULIANO 
(15.2.2020)

A fines de Julio del año pasado – pocos días antes de las PASO – el Dr. Guillermo Calvo observaba que era preferible la elección de un nuevo gobierno Kirchner (K) en lugar de una reelección Macri (M) porque el plan de ajuste que era necesario llevar a cabo en la Argentina para el pago de la Deuda Pública y el logro de un equilibrio fiscal consecuente conllevaba medidas impopulares que iban a tener menos resistencia si las tomaba un gobierno populista.
Los hechos que venimos observando desde la asunción del gobierno Fernández-Fernández (FF) - realidades que acomodan los términos de negociación a las conveniencias básicas de los acreedores del Estado – hasta ahora parecieran darle la razón a la “profecía” Calvo.

PARÁMETROS DEL ESQUEMA DE NEGOCIACIÓN 
La principal exigencia de los Acreedores y el Fondo Monetario Internacional (FMI) es que la Argentina no blanquee su situación de insolvencia declarando el default (si bien los diversos re-perfilamientos de Deuda constituyen en la práctica lo que se denomina Default Técnico).
Esta teatralización de solvencia es fundamental para que no se produzca una caída adicional en los valores de cotización de la Deuda Argentina, interrumpiendo los flujos de pago de servicios y debilitando consecuentemente la posición negociadora de los privados frente al Estado.
El allanamiento del gobierno Fernández a esta premisa de base es clave para la continuidad del criterio de “pagar mientras se negocia”.

Complementariamente, los Acreedores y el Fondo han obtenido otro compromiso fundamental por parte del gobierno argentino, que es el de la libertad irrestricta en las negociaciones de reestructuración de la Deuda al aprobarse leyes del Congreso que ratifican la voluntad de pago de nuestro país y delegan en el Ejecutivo todas las facultades necesarias para que éste pueda firmar cualquier cosa. 
Entretanto – mientras duren las negociaciones – nuestro país tiene que llevar a cabo el Plan de Ajuste Fiscal acordado con el FMI bajo el gobierno Macri, para poder llegar así a demostrar que la futura oferta de pago de la Deuda que se eleve es cumplible por la administración FF.

Para ello, en función de la Ley 27.541 de Emergencia Pública y normas conexas, el gobierno Fernández cuenta con las herramientas de un “impuestazo” en curso – aumento de Retenciones, alícuotas impositivas, retraso de Mínimos no Imponibles de Ganancias y Bienes Personales, IVA potenciado por la Inflación, etc. – amplificado, a su vez, por la simultánea mayor presión tributaria de Provincias y Municipios.
Simultáneamente, reducción relativa de gastos en términos reales por efecto de bajas directas pero básicamente por efecto real de la inflación, lo que determina la  sub-indexación de gastos, particularmente salariales, previsionales y subsidios sociales en general.

La combinación clásica de este tipo de ajuste – incremento de ingresos por mayor presión tributaria y reducción relativa de Gasto Público por efecto inflacionario – tiene por finalidad aumentar el Superávit Fiscal Primario para poder afrontar así el pago de los Intereses de la Deuda Pública y seguir refinanciando permanentemente el Capital o Principal de la Deuda.
Por otra parte, junto con este Plan de Ajuste Fiscal en curso – y concurrentemente con la implementación de sus medidas – la Argentina estaría dando a la vez cumplimiento a los objetivos de las tres Reformas Estructurales más importantes acordadas en el Programa Stand-By (SBA) con el Fondo firmadas por el gobierno Macri: las Reformas Laboral, Previsional e Impositiva:

a) La Reforma Laboral es un eufemismo que significa bajar la incidencia de los costos laborales de las Empresas a costa de disminuir los Salarios Reales a través de la alta Inflación vigente, el desfasaje de las actualizaciones por paritarias, la idea de eliminar los ajustes automáticos por cláusula gatillo, la Política de dosificación de ingresos en cuotas parciales y a futuro con menor poder adquisitivo y, sobre todo, la convalidación de no recupero de la pérdida de los salarios reales producida durante la gestión Macri – que se estima en un 20/22 % promedio – fundamentalmente por efecto de la Inflación. 
A lo que pudiera agregarse la sospechosa demora en la creación y puesta en marcha del Consejo Económico y Social, junto con la idea de pacto general sobre Precios y Salarios (algo parecido a lo que hizo Macri a partir de Enero de 2016).
b) La Reforma Previsional, lo mismo que la Laboral, tiene por objeto disminuir el Gasto Social Total del Estado – incluyendo las Asignaciones Familiares, la Asignación Universal por Hijo  y los Subsidios Personales – merced a la desactualización frente a la Inflación. Con el agravante que la decisión unilateral que acaba de tomar el Poder Ejecutivo conculca las leyes previsionales vigentes para lograr un ahorro fiscal que quede disponible para pagar más intereses de la Deuda Pública. Y
c) La Reforma Impositiva, a la que ya nos referimos antes al hablar del aumento de la Presión Tributaria y su efecto en el Resultado Fiscal como parte del Plan de Ajuste en curso.

De esta manera, sin decirlo y dejando que el tiempo actúe de hecho a favor de estas modificaciones que se están produciendo, el gobierno FF está llevando a cabo las recomendaciones y compromisos acordados con el FMI en materia de Superávit Fiscal Primario y de Reformas Estructurales, con lo que allanaría el camino de cumplimiento de lo pactado por la administración Macri y facilitaría así el entendimiento con el Fondo.
       
PRECONDICIONES DE LA REESTRUCTURACIÓN
Las administraciones M-K, pese a las manifestaciones públicas en contrario, en realidad han venido trabajando bastante en tándem en materia de Deuda Pública:
1. El primer requisito fáctico del esquema de negociación impuesto por los Acreedores Financieros del Estado – Fondos de Inversión (FI) y FMI – era y es el no cuestionamiento de la legitimidad de lo actuado por la administración M.
El gobierno Macri vino a gobernar con Deuda y en dos años de gestión llevó al país a un estado de cesación de pagos, un default cuyo blanqueo pudo diferir merced a la asistencia financiera extraordinaria del Fondo Monetario Internacional (FMI), que le permitió sobrevivir financiera y políticamente hasta el fin de su mandato.
Con la particularidad que esa “ayuda” del FMI – 57.000 MD  (un préstamo histórico récord para la Argentina y para el propio FMI), de los que desembolsó 44.000 MD – la tenía que pagar el gobierno siguiente y que la oposición FF no cuestionó oportunamente ni formuló las denuncias o advertencias básicas pertinentes respecto de las dificultades insalvables de cumplimiento que tal acuerdo (el Stand-By del Fondo) suponía.
Por el contrario, dando supuestamente por descontado una reestructuración “rápida y amigable” con el FMI y con los Acreedores Privados, y afirmando su voluntad de pago a ultranza, planteaba – y lo sigue haciendo todavía – la posibilidad de diferir los vencimientos de Capital de la Deuda al 2023-2024, esto es, traspasándole las nuevas obligaciones al futuro gobierno.
En este sentido, las tradicionales lamentaciones de la nueva administración FF sobre la terrible “herencia recibida” fueron cuando menos tardías.

2. Un segundo pre-requisito de hecho es mantener el anonimato de los Acreedores Privados, que excluye de partida toda forma de Censo y/o identificación de tales Acredores. 
Bajo el gobierno Macri – especialmente con la Crisis de Deuda que le estalla en Abril de 2018 – hubo un importante proceso de “cambio de manos” de gran parte de los títulos públicos de la Deuda Argentina, con caída de cotización de los bonos hasta un 40 y un 30 % de su valor nominal, que fueron comprados por nuevos Fondos Buitre (FB) internacionales que pasaron a ser así los nuevos controladores de otra inexorable reestructuración de los pasivos públicos de nuestro país.
El nuevo gobierno FF mantiene hasta el presente esta pre-condición fáctica, que constituye una verdadera regla histórica no escrita que está presente en todas las reestructuraciones o canjes de Deuda: no informar con quiénes se está negociando.

3. Un tercer requisito – también propio y característico de todos los procesos de canje de títulos – es salvaguardar la responsabilidad personal de los funcionarios superiores intervinientes en este tipo de negociaciones, lo que les garantiza la impunidad frente a demandas judiciales que les sean formuladas a posteriori por lo actuado, aplicando el “principio de no judicialidad de los actos políticos”.
Un hecho que vuelve hoy a repetirse con las nuevas leyes aprobadas por el Congreso en materia de Canjes de Deuda en función de las delegaciones de facultades al Ejecutivo vía Poderes Especiales, amplios, genéricos e irrestrictos.
Este pre-requisito allana, a la vez, la ventaja para los Acreedores y el propio FMI en cuanto a que el Poder Legislativo otorgue un verdadero “cheque en blanco” para que el Gobierno pueda firmar cualquier cosa sin quedar sujeto luego a objeciones parlamentarias. 
Por este motivo, aparte de reiterar la vigencia de la Ley 24.156 de Administración Financiera del Estado – que en su artículo 65 ya delega al Ejecutivo las funciones parlamentarias de arreglo de la Deuda Pública – el Congreso dictó la Ley 27.541 de Emergencia Pública (de carácter prácticamente total) y la nueva Ley 27.544 de Sostenibilidad de la Deuda Pública, ambas con apoyo mayoritario y prácticamente unánime de los legisladores (Oficialistas y de la Oposición).

Con lo que la combinación de no objeciones legales a la Deuda heredada (más allá de declaraciones públicas y/o manifestaciones periodísticas), anonimato de los acreedores y cobertura jurídica de los funcionarios actuantes deja completamente autorizado cualquier arreglo al que el gobierno FF llegue en materia de reestructuración de la Deuda.

HACIA UN NUEVO MEGACANJE K 
El Kirchnerismo tiene justamente malos antecedentes en materia de re-endeudamiento público: 
a) El Megacanje Kirchner-Lavagna-Nielsen 2005-2010 no cuestionó la legitimidad de los pasivos del Estado que estaban en juego pese a que se encontraban abiertas en la Justicia Argentina las Causas Olmos II (aparte de la Causa Olmos I que tenía sentencia del Juez Ballestero y había sido elevada al Congreso) y Mega-Canje De la Rúa-Cavallo-Marx y otros del 2001.
Por el contrario, procedió a realizar acuerdos de novación de deuda por la mayoría de los títulos que estaban bajo investigación del Megacanje 2001 (se estima en una proporción del 80-85 %) de modo que dio por aceptada ante los acreedores la validez y no objeción de la deuda que se encontraba y se encuentra todavía en manos de los tribunales federales de nuestro país.
b) El gobierno de Néstor Kirchner reconoció la reestructuración de los bonos a su Valor Nominal (100 %) y no al Valor de Mercado, pese a que en ese momento los mismos habían caído al 25 y hasta menos del 20 % de su valor.
Los Bonos Elegibles sumaban entonces 82.000 MD, de los que fueron aceptados primero 62.000 en 2005 y luego otros 14.000 MD en 2010, lo que llevó el resultado del Megacanje al 92 % del total: unos 76.500 MD. 
Pero esto no evitó el posterior reclamo de los Holdouts (los tenedores de bonos que no entraron en dicho Megacanje), lo que terminó de la peor forma por el fallo Griesa de 2012 – y el fracaso de las sucesivas apelaciones ante la Justicia de los Estados Unidos - teniendo la Argentina que pagar finalmente unos 19.000 MD, de los que 6.000-6.500 MD correspondían a Capital original y 12.500 MD a Intereses, o sea, que los Intereses que se terminaron pagando – a través de convenios de reconocimiento ajustados en secreto por el nuevo gobierno Macri – fueron el doble que los pagos por Capital.
En la actualidad, el criterio del gobierno FF vuelve a ser, en principio, el de reconocimiento de los valores nominales de base de los títulos a renegociar – pese a que los mismos cotizan en promedio a la mitad o menos de la mitad de su valor – y no el de sus precios reales en Bolsa, como ocurre por lógica en todas las situaciones reales de insolvencia del Deudor. 
c) En el Megacanje Kirchner-Lavagna se adujo que se había conseguido una quita del 66.3 % pero ello era válido solamente para los Bonos Discount. La quita total realmente conseguida era del 44%, pero fue compensada con creces entregando Cupones ligados al PBI por valor de 48 %, es decir, que no hubo quita en la práctica.

Hoy en día, se desconoce si la administración FF está planteando o no formalmente el problema de la Quita de Capital y la rebaja de los Intereses, más allá de las declaraciones que se hacen a los medios de prensa.
Completando, por último, nuestra breve referencia al Megacanje K cabe una apostilla recordatoria y es que notablemente el entonces Ministro Lavagna y su Secretario de Finanzas Guillermo Nielsen (hoy presidente de YPF) confiaban en que después de tal Megacanje – que dejaba unos 20.000 MD de Bonos que no entraron al canje y estaban en manos de Holdouts que iban a pleitear contra el Estado Argentino – nuestro país volvería a colocar Deuda en los Mercados Internacionales de Capitales, que tal era el objetivo del entonces presentado como supuestamente exitoso canje de Deuda.
Objetivo éste – el retorno de la Argentina a los Mercados globales de Deuda – que sigue siendo hoy el mismo para la administración FF.
Y con el detalle que en la época en que se hizo el Megacanje 2005 el actual Presidente Alberto Fernández era Jefe de Gabinete de Ministros de Néstor Kirchner. 

UN CASO PILOTO INVERSO
Bajo el gobierno Macri una decena de provincias se endeudaron en moneda extranjera tan irresponsablemente y sin capacidad de repago como la Nación.
La mayor provincia endeudada es la de Buenos Aires y el actual gobierno Kicillof heredó de la administración de María Eugenia Vidal una Deuda Total de aproximadamente 12.000 MD.
Kicillof planteó que su gobierno no podía pagar la deuda y pidió a los acreedores diferir el vencimiento de un bono por 250 MD (más 27 MD de Intereses) – el bono BP21 (emitido por el ex gobernador Scioli en 2011, bajo la presidencia K) - lo que dio lugar a duras negociaciones y llevaron a sucesivas concesiones oficiales: primero, pedido de diferimiento voluntario del 26.1 al 1.5, con la aclaración que no se pedía quita de Capital ni rebaja de Intereses; luego, oferta de pago anticipado de los Intereses correspondientes a los tres meses de prórroga; y por último, ofrecimiento de abonar a los tenedores el 30 % del Capital.

Aparentemente liderados por el Fondo de Inversión (FI) norteamericano Fidelity (que sería poseedor de entre el 16-18 y el 25 % de las tenencias totales del Bono) los acreedores de la Provincia rechazaron todas las ofertas y entonces el gobernador Kicillof les terminó pagando íntegramente al contado (tomando para ello fondos que habrían provenido de otras Partidas Presupuestarias y de la colocación urgente de nuevas Letras del Tesoro).
Ergo, una postura que si hubiese sido bien manejada, con seriedad de afirmaciones y cumplimiento de las amenazas de default, pudiera haber servido para complementar y reforzar las negociaciones paralelas del Gobierno Nacional – con una Provincia en default como advertencia – finalizó en lo contrario, como una baladronada de amenaza de impago y poca seriedad gubernamental.

SITUACIÓN ACTUAL Y PERSPECTIVAS
Las negociaciones por la reestructuración de la Deuda Pública que actualmente se llevan a cabo con Acreedores Privados y FMI son secretas y no hay trascendidos concretos al respecto.
El gobierno FF preserva dar a conocer cualquier indicio de la futura oferta a los acreedores en general y al FMI en lo particular, que reviste simultáneamente la doble condición de primer acreedor individual de la Argentina y auditor de los tenedores privados de bonos.
El gobierno FF se ha comprometido a elevar una propuesta de pago final en la segunda semana de Marzo y tener terminado el Acuerdo general con fecha tope 31.3.
El cronograma declarado por el Ministerio de Economía (MECON) supone llegar a un arreglo por partida doble: con los Acreedores Privados y con el FMI.

En el caso de los primeros, el gobierno Fernández no pediría quita o descuento del Capital sino plazo, es decir, reperfilamiento de obligaciones, lo que se sumaría a los diferimientos ya realizados unilateralmente: primero, por el presidente Macri en Agosto pasado – pateándolos para Diciembre y Febrero del corriente año - y luego  nuevos diferimientos hasta Agosto por parte del gobierno actual. 
Y en el caso del FMI, lo que se estaría negociando es un diferimiento de la devolución de los desembolsos – que empiezan a caer en el 2021 pero son muy fuertes en 2022-2023 - para después del 2023, es decir, pasando los pagos al futuro gobierno (que es lo mismo que se aspira alcanzar con la reestructuración de la Deuda con los acreedores privados).
Con el Fondo se arrastran graves irregularidades – que ya han sido planteadas en declaraciones públicas del presidente Alberto Fernández, del Ministro de Economía Martín Guzmán y también, días pasados, de la vice-presidenta Cristina Kirchner – en el sentido de dejar constancia de la co-responsabilidad del FMI en la Crisis de Deuda del gobierno Macri y su fracaso en la resolución y/o mejora del problema, del hecho que el Fondo monitoreó en forma sesgada la evolución del Acuerdo Stand.By (SBA) pese a sus malos resultados y que, peor aún, el Fondo prestó a la Argentina contraviniendo el Artículo VI de su Estatuto, que prohíbe dar préstamos para que los fondos se destinen a contener corridas cambiarias (que implican Fuga de Capitales) como ocurrió en el caso Argentino.  
     
La reciente gira del presidente Fernández a Israel, Italia, Alemania, Francia, España y el Vaticano se entiende fue principalmente para pedir apoyo de votos en el FMI en el caso de la Argentina y mejor disposición de los FB y el gobierno norteamericano al respecto.
Las negociaciones secretas siguen así su curso mientras el gobierno FF busca generar resultados presentables a los Acreedores y Organismos Multilaterales de Crédito en materia de Ajuste Fiscal y Reformas Estructurales que garanticen la capacidad de repago de los Intereses de la Deuda Pública para que nuestro país pueda así volver a colocar Deuda Nueva en los Mercados Internacionales.


EL IBU EN ÁFRICA




La experiencia en Namibia

Andrés Torres

En los años 2008 y 2009 se implementó un programa de Ingreso Básico Universal en Namibia, restringido a los poblados de Otjiviero y Omitara. El proyecto fue organizado por la Coalición Namibia para el Ingreso Básico [1][2] El programa se financió principalmente por una iglesia protestante alemana, contribuciones individuales de ciudadanos alemanes y namibios y con fondos aportados también por el Ministerio alemán para la Cooperación. El monto transferido a cada individuo era de 100 dólares namibios, equivalente al 8 % del ingreso promedio del país, unos 12 dólares norteamericanos. 

Después de su implementación, este proyecto demostró haber reducido de manera significativa la malnutrición infantil e incrementó la asistencia escolar. También incrementó el ingreso de la comunidad de manera notable, permitiendo a los ciudadanos participar en un mayor número de actividades económicas productivas. [3][4]

El equipo del proyecto expresó que este aumento en la actividad económica desmentía a los críticos del mismo que suponían que un ingreso básico universal conduciría a la pereza y a una mayor dependencia [5] Concluida la fase piloto del proyecto, se resolvió establecer una prestación-puente de 80 dólares namibios (unos 10 dólares estadounidenses) abonada de manera regular a todos los que participaron del proyecto, hasta marzo de 2012. [5]

Una de las conclusiones de este experimento fue que, incluso con la restricción que existía respecto que sólo los habitantes del poblado recibían la ayuda por más de un año, hubo una significativa migración hacia Otjivero-Omitara, aún sabiendo que los migrantes no recibirían el subsidio. En las conclusiones del proyecto se indicó que  este fenómeno revela la necesidad de introducir sistemas de IBU como éste a escala nacional, a fin de evitar migraciones internas masivas hacia regiones, poblados u hogares específicos.  [5]

Otro hallazgo del proyecto tuvo que ver con la caída de las tasas de criminalidad que descendieron un 42 %. En particular los casos de robo de mercaderías bajaron un 43 % y la tasa de robos en general cerca del 20 %. Dichas conclusiones surgieron de dos estudios empíricos realizados por la Coalición para el Ingreso Básico. Uno de los estudios que observó los 6 primeros meses del ensayo [6] y un segundo estudio los prmeros 12 meses. [7] No se publicaron más estudios empíricos o evaluaciones del proyecto. Sin embargo, tampoco existe acceso público a la base de datos del proyecto. Los representantes del proyecto declararon a la prensa al respecto, incluyendo una justificación de este hecho. [8]

En mayo de 2012, el jefe comunal de Otjivero-Omitara, Ernst Gariseb, comentó a un periodista de un periódico namibio: “ Hace 2 décadas que aquí estamos, sin empleo, sin desarrollo y si perspectivas” El periodista cerró la nota afirmando que “A pesar del apoyo del Basic Income Grant, no hay desarrollo alguno para ser observado en Otjivero” [9]

En un artículo de 2016 publicado en el sitio basicincome.org el especialista Andre Coelho se pregunta: “¿es realmente sorprendente que el proceso de implementación en Namibia se haya detenido? Después de los interesantes esfuerzos del ministro Zephania Kameeta por elevar el pedido de  implementación de un programa de IBU para Namibia, éste fue directamente pasado por alto y reemplazado con un programa tendiente a aliviar la pobreza a través del desarrollo económico. Aquella solución progresiva fue sustituida por un programa económico ortodoxo para un desarrollo económico permanente y de permanente desigualdad. Este programa, denominado “Plan de Prosperidad Harambee” incluye también la creación de un banco de alimentos y subsidios para jóvenes condicionados a la participación en este banco de alimentos y en otras actividades comunitarias.” “No debemos olvidar, dice Coelho, que Namibia es uno de los pocos lugares del mundo donde el experimento del IBU realmente se aplicó (en Otjivero) y con excelentes resultados. Entre los resultados positivos se observó que la población se alimentó mejor, se vistió mejor y se transportó mejor, hubo más ahorro y subió la tasa de emprendedorismo. Hasta allí podríamos pensar: Bueno, los namibios intentaron aplicar el IBU en un proyecto piloto y les dio excelentes resultados y además tenían un ministro que era el campeón del IBU que bien podría haberlo lanzado a escala nacional… ¿qué los detuvo entonces? La respuesta parece simple, pero no es fácil aceptarla.

“La respuesta, continúa André Coelho,  es ésta: los grandes intereses empresariales necesitan de la pobreza. Y es así como sucede que Namibia está llena de gente pobre. [10] En un ensayo reciente, se ha sugerido una posible conexión entre la pobreza –en términos económicos- y el rechazo o negativa del gobierno sudafricano en probar el IBU e implementarlo a escala nacional. Básicamente el ensayo postula que los funcionarios del gobierno niegan las probadas ventajas del IBU demorando su implementación, para proteger intereses de las corporaciones. Las corporaciones se benefician ampliamente con la mano de obra barata que una enorme cantidad de personas pobres sin ayuda les suministran. La estructura económica de Namibia, en lo referido al ingreso, como se puede apreciar en las figuras 1 y 2 no es muy distinta de la vecina Sudáfrica. La similitud de impactante y ello explica la misma falta de voluntad de la elite política Namibia en intentar la implementación del IBU a pesar de las no solo teóricas, sino también demostradas ventajas prácticas que esta medida brinda a la población” [11]


Para mayor información acerca de los resultados y análisis del experimento namibio puede consultarse en línea el reciente libro de Claudia y Dirk Haarmann (2019) Basic Income Grant Otjivero, Namibia – 10 years, publicado por el Namibia Economic & Social Justice Trust (en inglés) Próximamente reseñaremos algunos tópicos de esta publicación. [12]

Hemos seguido para este informe el artículo publicado en Wikipedia en inglés dedicado a las experiencias del IBU en el mundo[13]


REFERENCIAS Y FUENTES
1.    "Namibian Basic Income Grant Coalition". Bignam.org. Retrieved 24 July 2013.
3.   ^ "Assessment report after 6 months of BIG pilot project" (PDF). BIG Coalition Namibia. Retrieved 24 July2013.
5.   ^ Jump up to:a b c d "Basic Income Grant Coalition: Pilot Project". BIG Coalition Namibia. Retrieved 24 July 2013.
6.   ^ Haarmann, C., D. Haarmann, H. Jauch, H. Shindondola-Mote, N. Nattrass, M. Samson, G. Standing, Towards a Basic Income Grant for All, Assessment Report, September 2008, Windhoek: BIG Coalition
7.   ^ Haarmann, C., D. Harrmann, H. Jauch, H. Shindondola-Mote, N. Nattrass, I. van Niekerk, M. Samson, Making the Difference! -- Assessment Report, April 2009, Windhoek: BIG Coalition
8.   ^ "The Otjivero residents were promised confidentiality of their personal information.", New Era, 15 July 2011.
9.   ^ Both quotations from Allgemeine Zeitung, 7 May 2012.
10. 2 – De acuerdo a la Republic of Namibia National Planning Commission “Poverty and deprivation in Namibia 2015”, el dato de la pobreza en Namibia es que el 26,9 % de su población vive DEBAJO de la línea estadística de la pobreza. Tengase en cuenta que en nuestro país  la Universidad Católica Argentina aclaró que, en base a los datos del Indec, la pobreza sería del 32% (https://www.infobae.com/economia/2019/12/28/la-uca-aclaro-que-en-base-a-los-datos-del-indec-la-pobreza-seria-del-32/)
11.  COELHO, ANDRE - On why basic income has not yet been deployed: now it’s Namibia - https://basicincome.org/news/2016/05/on-why-basic-income-has-not-yet-been-deployed-now-its-namibia/