martes, 21 de noviembre de 2017

EN 9 MESES SE SABRÁ SI ES POSIBLE NAVEGAR DE CÓRDOBA AL ATLÁNTICO



La Voz del Interior, 21 de noviembre de 2017  

Por Horacio Aizpeolea

 La posibilidad de sacar la producción de la provincia de Córdoba no por camiones ni trenes, sino por medio de barcazas que naveguen por un canal hasta un puerto como el de Bahía Blanca, suena a una fantasía trasnochada.
Expertos holandeses, no obstante, creen que vale la pena estudiar esta factibilidad, explorada anteriormente con resultados truncos.

La Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación y su par del Reino de los Países Bajos (el Ministerio de Infraestructura y Gestión Hídrica) firmaron un convenio de cooperación en materia de proyectos hídricos que contempla “un estudio de prefactibilidad sobre las vías de navegación interior”.
El estudio, dijeron fuentes del Gobierno nacional a La Voz, demandará unos 9 meses, según consta en el acta firmada. En la misma figura que, inicialmente, la Subsecretaría Recursos Hídricos (que depende del Ministerio del Interior) aportará 45 mil euros, mientras que Netherlands Enterprise Agency (NEA) hará un aporte de 150 mil euros para la puesta en marcha del estudio.
La contratación de ese estudio se hará “según las normas de licitación holandesas y europeas”.

Las rutas “prometedoras” como vía de navegación se encuentran en el área delimitada por los ríos Tercero y Carcarañá en el norte, el Río Salado de la provincia de Buenos Aires en el sur y el río Paraná al este.

Antecedentes
El proyecto de una hidrovía cordobesa para sacar su producción tiene varios antecedentes frustrados. Ya Juan Bautista Alberdi imaginó un canal artificial que recorriera parte de la pampa húmeda en dirección al Atlántico. Esta idea siempre chocó con otros intereses. “La hidrovía del Paraná es un gran negocio que conspira con el surgimiento de otras alternativas”, comentan en el Gobierno.

El costo de transportar la producción es, posiblemente, el motor de la hidrovía. Transportar una tonelada por cien kilómetros en camión demanda 32,3 litros de combustible. Esa misma cantidad transportada en una barcaza consume 3,7 litros de gasoil. En tren, 8,3 litros de combustible.

El estudio debe evaluar la prefactibilidad “técnica, económica y ambiental de la construcción de un canal adecuado para el transporte. Este canal es la conexión entre zonas de gran producción agrícola en el centro del país y un puerto capaz de recibir embarcaciones de ultramar”, dice el acta.
El resultado del proyecto se presentará a los gobiernos argentino y holandés “a modo de asesoramiento de expertos”. El acuerdo fue firmado por Pablo Bereciartua, subsecretario de Recursos Hídricos, y Hendrik Willem Johan Ovink, enviado especial del Reino de los Países Bajos en Asuntos Hídricos.

El estudio preliminar incluye la “identificación de zonas de producción sin acceso al transporte fluvial” y también la “identificación de los puertos existentes” (aquí se pone el foco en la posibilidad de que el destino final de la barcaza sea el puerto de Bahía Blanca). También se relevará “la red de rutas y ferrocarriles”, para ver cómo se pueden complementar con el canal de navegación.
El estudio de prefactibilidad incluye el análisis del actual flujo de mercancías que se transportan y sus costos. También se estudiará otro aspecto importante para los productores y sus comunidades: “la evaluación de ciclos húmedos y secos en el área y potenciales riesgos y beneficios; en períodos secos –se aclara– puede haber escasez de agua y volverse insuficiente para navegar el canal”.

Esto es complementario al estudio de “las zonas inundadas durante los ciclos húmedos”. Sobre este punto hay una aclaración: “El foco se pondrá en si las vías de navegación interior podrían contribuir a resolver las inundaciones o si empeora la situación mediante el aumento de barreras que frenan el drenaje”.
Se estableció que entre las tareas a realizar se incluyen la definición de embarcaciones (tipo y cantidad), los flujos mínimos y máximos del canal o vía hídrica y los requisitos para la operación sustentable todo el año del sistema. Los costos y beneficios serán estimados tanto para la vía de navegación interior como para los medios de transporte alternativos.


Los estudios determinarán si una idea de este sentido es sustentable en lo técnico y viable en lo económico, plantearán alternativas y analizarán costos e impactos.

lunes, 20 de noviembre de 2017

EL RELATO QUE CORROMPE LOS DERECHOS HUMANOS




La Nación, editorial, 05 DE NOVIEMBRE DE 2017


La alianza de conveniencia mutua entre el gobierno kirchnerista, que asumió el poder el 25 de mayo de 2003, y varios de los principales organismos de derechos humanos se tradujo, en los hechos, en dinero, subsidios, leyes, presencia mediática y redituables asociaciones. Era el contexto más adecuado para un gobierno que, como en tantos otros asuntos, priorizaba el parecer al hacer, el relato mentiroso a la verdad, alimentando un discurso pensado para proyectarse más allá de la historia, con una carga simbólica capaz de hacer prevalecer y justificar cualquier destino con el dinero de todos. Una auténtica y gigantesca estafa moral basada en el odio y la venganza.

La trayectoria de Enriqueta Estela Barnes de Carlotto es la de una docente jubilada, ama de casa, quien, como presidenta de una institución que transita sus 40 años de vida como "Abuelas de Plaza de Mayo", no ha podido evitar las contradicciones y las polémicas a partir de que el dinero, la ambición y el personalismo militante fueron distorsionando y erosionando el prestigio y la finalidad de muchas organizaciones defensoras de los derechos humanos.


En 2008, consultada sobre las acciones de los militantes del Movimiento Peronista Montoneros, del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) y de grupos similares que operaban en la década del 70, los calificó elogiosamente de "mártires", negando el amplio abanico de gravísimos delitos que se les comprobaron. Con ese mismo falso y distorsionado idealismo, que tanta sangre derramó en los años de plomo, se refería a su hija desaparecida como integrante de "una generación que dejó la vida y nos dejó la democracia". Paradójicamente en su afán militante salió también con vehemencia a defender al general César Milani negando toda evidencia en su contra.

Alterando también los hechos, cargó contra el Centro de Estudios Legales sobre el Terrorismo y sus Víctimas (Celtyv), acusando a esa institución de promover la impunidad para los responsables del terrorismo de Estado cuando, al igual que Abuelas pero en la vereda opuesta, Celtyv defiende los justos pero silenciados derechos de las víctimas inocentes del terrorismo subversivo de aquellos años. Con este mismo espíritu beligerante, no sorprendió que tildara de "disparate" la propuesta pacificadora de la Conferencia Episcopal, que promovía la reconciliación nacional.


"No hay que confundir Abuelas con Madres", señalaba Carlotto, marcando distancia con la agrupación dirigida por Hebe de Bonafini y, al mismo tiempo, alejándose todo lo posible del escándalo Schoklender.

Sin embargo, con aquel mismo estilo agresivo y destemplado de Hebe de Bonafini, casi un par con el que rivalizó en la interna de esos mismos organismos, Carlotto no pudo disimular su militancia partidaria y arremetió recientemente contra la ministra de Seguridad por el caso Maldonado, al afirmar que "Patricia Bullrich es una gendarme, pero una gendarme mala". Incluso, sostuvo la hipótesis de que el cuerpo de Maldonado "fue plantado" en el lugar en el que se encontró, instando a averiguar dónde había estado conservado y quién lo tenía. "Es una muerte desde el Estado y en democracia", y como tan superficialmente acostumbran a calificar, aseveró enfáticamente que se trata de "un delito de lesa humanidad" acusando al Presidente de falta de sensibilidad, frialdad y autoritarismo, llegando a asimilar la ideología de los gobiernos de facto con la de esta democracia. También, en su momento, apuntó contra el juez federal Claudio Bonadio quien, según ella, "se maneja como si viviera en una isla de esclavos". "Si pudimos con Videla, vamos a poder con Macri", extrapoló, incapaz de percibir las abismales diferencias en otra muestra del registro distorsionado de la realidad en el que cae con frecuencia.

Además de haber colocado a numerosos parientes y amigos en cargos públicos, Carlotto ejerció la presidencia de la Comisión Bonaerense de la Memoria, organismo integrado por representantes de entidades de Derechos Humanos, el sindicalismo, la Justicia, la Universidad, la Legislatura, funcionarios y profesionales, de los que se alejó en 2002 cuando le cuestionaron el manejo de los cuantiosos fondos estatales. El resultado fue que denunció que le habían falseado la firma, lo que la llevó a confrontar con su sucesora en el cargo.

Firmante de una solicitada en apoyo a Aníbal Ibarra tras la masacre de Cromagnon, calificó a los padres de las víctimas de "delincuentes", lo cual le valió un amplio repudio. Tampoco dudó en pedir por la libertad de terroristas internacionales de la ETA española, el MIR chileno, o las FARC colombianas. En la lista, sumó también a Milagro Sala cuya inocencia Carlotto defiende con una cínica pregunta: "¿Cuándo la vieron a ella empuñar algo que fuera peligroso, salvo el martillo o alguna pala?".

Junto con Madres, avaló perversamente la decisión del gobierno de Cristina Kirchner de cargar contra la empresa Papel Prensa sobrepasando cualquier límite ético en una disputa política en otro uso espurio de los derechos humanos, como definió de manera crítica la propia Graciela Fernández Meijide. Es oportuno recordar que, en 2010, en el acto central por el Día Nacional por la Memoria y la Justicia celebrado en las instalaciones de la ex ESMA, una Cristina Kirchner abrazada a Carlotto afirmó que el caso Noble era "la prueba del ácido" de la democracia argentina. Refiriéndose una vez más en público a los hijos de Ernestina Herrera de Noble, amenazó con ir a la justicia internacional, según ella, para "terminar este capítulo tan trágico de la historia de la verdad". Después de denunciar durante años que Marcela y Felipe Noble eran "parte del ocultamiento de un delito", Carlotto no supo siquiera pedir disculpas cuando la Justicia se expidió. Como quien teme gastar las palabras, dijo lacónicamente: "No fueron nuestros nietos".

"Cuando fui citado por la jueza Servini de Cubría -explicó un joven llamado Roberto J. Gutiérrez, sindicado erróneamente como nieto de Carlotto y sometido a un maltrato que le ocasionó un grave daño moral-, comprendí que esta mujer es tan distinta de como la ven todos, tan insensible que no me resultó extraño enterarme de que había hecho con su familia un negocio de los derechos humanos". Gutiérrez, además, la acusó de haber manipulado los ADN en el Banco Nacional de Datos Genéticos, causa que sigue abierta ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. En otro caso, el de Hilario Bacca, una airada Carlotto cuestionó a la Justicia por autorizar que ese hijo de desaparecidos mantuviera la decisión de llevar el nombre y apellido dado por sus padres apropiadores. Al momento de encontrarse al nieto número 122, y aplicando falaces e interesadas fórmulas matemáticas propias, Carlotto afirmaba que ese hallazgo demostraba que fueron 30.000 o más los desaparecidos, dado que el padre del recuperado no figuraba denunciado como desaparecido. En su afán por manipular los dolorosos hechos vividos y a pesar de que sólo hubo 230 denuncias, Carlotto continúa pretendiendo instalar que fueron 500 los niños desaparecidos.

Durante la llamada "década ganada", desde el poder se hizo mucho más que aplicar el canon kirchnerista, distorsionar la democracia, imponer el mandato del relato único como cuestión de fe, estigmatizar al opositor o al crítico e instalar y justificar la corrupción como método válido para financiar a una facción política y enriquecerse personalmente con los recursos del Estado. Con la complicidad de muchas de las organizaciones a las que benefició, la sesgada política de los derechos humanos sólo incluyó a algunas víctimas e ignoró a otras en su afán por mantener al país encadenado a los odios del pasado. El vasto agujero negro en el que se esfumaron millones de dólares destinados a sostener lo que terminó siendo la "industria" de los derechos humanos, resulta un enigma que no ha sido todavía investigado.


A esta altura resulta inaceptable continuar distorsionando la verdad histórica y manipular tendenciosamente los derechos humanos para ponerlos al servicio de la mezquindad política, con burdos fines económicos e ideológicos alejados de la reconciliación y el reencuentro entre compatriotas que debiera primar a la hora de construir unidos el futuro de nuestra Nación.

domingo, 19 de noviembre de 2017

SOLUCIONES NATURALES CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO


La Nación, editorial, 19 DE NOVIEMBRE DE 2017

En momentos en que se discute en Bonn la implementación del Acuerdo del Clima firmado en París, en 2015, un reciente estudio publicado por la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos asegura que un mejor manejo de las tierras podría jugar un papel más importante de lo previsto en la reducción y el almacenamiento de las emisiones de gases de efecto invernadero en los bosques, las tierras de cultivo, los pastizales y los humedales. El estudio, conducido por científicos de The Nature Conservancy (TNC) y otras 15 instituciones, cubre 20 soluciones naturales al cambio climático y concluye que estas podrían reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en una proporción equivalente a la producida por la quema de petróleo, y ofrecer el 37% de las reducciones de emisiones necesarias para mantener el calentamiento global por debajo de los 2 grados Celsius para 2030.

Cabe mencionar que en el mundo existen más de dos mil millones de hectáreas de tierras degradadas y deforestadas. Estas tierras han perdido, en muchos casos, su capacidad de brindar los servicios ecosistémicos que resultan esenciales para la gente, la vida silvestre y el planeta.
……………..

Según la FAO, aumentando el número y el tamaño de los árboles (reforestar, evitar la pérdida de bosques y mejorar las prácticas forestales) se podrían eliminar millones de toneladas de dióxido de carbono anualmente en una cantidad equivalente a sacar de circulación 1500 millones de autos a gasolina.
……………….

De esta manera, las soluciones climáticas basadas en la naturaleza pueden ofrecer mayores beneficios a un menor costo que otras alternativas y podrían reducir sensiblemente las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

sábado, 18 de noviembre de 2017

ARGENTINA PLANEA REENSAMBLAR SU FUERZA SUBMARINA




con cuatro nuevos buques; acercamiento con Francia puede descartar barcos más baratos de diseño alemán

por Informador Público, 18-11-17

Mientras públicamente, la Armada Argentina confirma la compra de patrulleros océanicos, munición para los cañones de sus fragatas clase Meko, un bimotor de vigilancia marítima Airbus C-295, ocho aviones FADEA Pampa (para la instrucción avanzada de pilotos naval) y la recuperación de su flota de cazas super Etendard debajo de la superficie (como corresponde a buenos submarinistas) oficiales de Planificación Comando de la Fuerza submarinos (COFS) - basado en la ciudad de Mar del Plata - hemos conversado con algunos colegas del sector material y del propio Estado Mayor de la Armada, sobre un futuro e inevitable recuperación del Arma Submarina Argentina.

Reensamblaje, no refuerzo o reestructuración.
De acuerdo a la información obtenida por la columna INSIDER junto a fuentes argentinas, estos líderes navales se dan cuenta de que, en una primera fase, el COFS necesitará contar con un programa de construcción de cuatro nuevas unidades.
Submarinos convencionales de ataque capaces de disparar torpedos, misiles anti-buque y torpedos antisubmarinos, la producción, en los años 2020 (probablemente en la segunda mitad de la próxima década), deberán preveer la importación, pura y simple, de dos o tres primeros buques, reservando a la la industria naval argentina la fabricación asistida de la última.

Estaciones
Antes de la Guerra de las Malvinas (1982) los jefes navales argentinos soñó que sus dos sumergibles costeros clase IKL (Ingenieur Kontor Lübeck ) -209 / 1200, montado en la década de 1970, en virtud de la ayuda alemana Tandanor astillero podría, en durante los años 1980, reforzarse gradualmente con seis unidades del modelo oceánico TR-1700 - un proyecto que no era del “estante” (no existía), y fue desarrollado por los diseñadores de la empresa Thyssen Nordseewerke, en la ciudad alemana de Essen, bajo estrictos requisitos confidenciales de los argentinos.
En ese momento los argentinos estimaron que seis era la cantidad suficiente de naves para que el COFS monte dos estaciones de patrulla : uno de la parte más estratégica de su litoral (el eje Buenos Aires-Puerto Brelgrano), y otro frente a la costa sur de Argentina, cerca de las inmediaciones de las Islas Malvinas.

De acuerdo con los cálculos de estos jefes navales, cuando el último de los TR-1700 fuera entregado en la segunda mitad de la década de 1990, ése sería el momento de empezar a pensar en la baja de los viejos IKLs.
Pero ahora, mientras se acerca el final de los años 2010, la planificación de una flota de cuerpo completo -de seis a ocho buques- parece irreal a altas patentes argentinas desde el punto de vista económico, o un despropósito desde el punto de vista político. Así como un calendario, dando prioridad a la capacidad de la industria naval argentina, se asemeje tecnológicamente a los rasgos llamativos y caros del Programa de Desarrollo de Submarinos de la Marina de Brasil, conocida como PROSUB.

Además, los argentinos admiten que sus recursos tecnológicos están a años luz de la calificación alcanzada por la asociación de la industria con la Marina de Brasil y la empresa francesa DCNS para implementar PROSUB.
Scorpene
La Planificación de Argentina para llevar a cabo el programa de los cuatro submarinos nuevos por venir, sin embargo, en cuestiones que no son sólo orden económico -que también son de carácter político.

Hay mucha incertidumbre sobre el tipo de cooperación técnica que el gobierno de Mauricio Macri permitirá, hacerse con un poco de la industria europea de la construcción naval (Alemania, Francia o Italia) o, al menos, Corea del Sur.
La relación de la Armada Argentina con la industria naval alemana - distribuidor de los tres submarinos en operación hoy en día por COFS - agrió considerablemente desde el Kirchnerismo aplicó repetidamente pasa palos de golf en los proveedores alemanes de servicio naval.
La morosidad, rediscusiones sobre los servicios prestados por los alemanes a la armada argentina y los precios que cobran, casi destruyeron una relación que, durante los años 1970, 1980 y 1990, se estaba visualizando bastante consistente.

Por otra parte, nadie sabe a ciencia cierta, la Armada Argentina, donde hace la amistosa camaradería entre el gobierno de Macri y la Administración del socialista François Hollande.
¿Francia va a virar a la derecha? ¿Macri a la reelección? Después de él, ¿qué hará? ¿Otra aventura peronista?
Todas las respuestas a estas preguntas deben ser sopesados de manera que los militares argentinos decidir si se puede pensar en cuatro submarinos de ataque convencionales tipo 214 -el coste unitario de la mitad de un mil millones de dólares-; lo mejor es elegir (como lo hizo hace poco, la Marina de Indonesia) según el modelo EAMD IKL-209/1400 (diseño alemán y producción a cargo de Daewoo Shipbuilding & Marine Engineering) -precio unitario ligeramente inferior, de alrededor de 450 millones-; o lo que les queda la opción de DCNS Scorpene, Francés, que en el final de la década, se debe valer algo así como $ 800 millones.

Una pista para esta ecuación se dará con la opción que la Armada Argentina lo hará en el caso de buques de patrulla de alta mar.
La eventual elección de L'modelo Adroit (OPV 90), DCNS dará lugar a un acercamiento entre París y Buenos Aires que se puede aprovechar para la renovación de la Fuerza de Submarinos.
Motores
El futuro inmediato es, por cualquier ángulo que se mire, desalentador.
Durante los próximos dos años y medio, el Arma Submarina los argentinos se reducirá a dos barcos anticuados, lo que implica que, en teoría, día a día, sólo habrá un barco de este tipo disponible para la respuesta si es necesaria una emergencia. Y tal vez -en función de una combinación de factores negativos- incluso ninguno.

En la actualidad, los submarinistas argentinos cuentan con el pequeño IKL-209/1200 Salta (S-31), 1.200 toneladas (sumergido) -diseñado y construido a finales de los años 1960 y 1970- y también alemán TR 1700 san Juan (S-42), de 2.336 toneladas (inmersión), cuyo diseño data de nuevo a la década de 1970, y la fabricación de la parte inicial de la década de 1980.

El segundo TR-1700 - Santa Cruz (S-41) - fue llevado al Complejo Industrial Naval Argentino (CINAR) y su estado es desalentador. Más allá del desgaste normal de un viejo buque, el buque tiene problemas estructurales en la navegación y del sistema de propulsión "en mal estado" (según la definición obtenida por columna).
El regreso del Santa Cruz a la rutina del COFS está prevista para principios de 2019, siempre que la inversión reclamado por sus reparaciones sea mantenida al día, por supuesto.
Pero en 2020, será el turno en el que los argentinos pierderán al Salta , que ha llegado al final de su vida útil.


Por otra parte, al Arma Submarina Argentina le faltan... ¡armas! En este caso, torpedos pesados -los que el gobierno de Washington ha negado en repetidas ocasiones la pareja Kirchner- y, sobre todo, torpedos antisubmarinos. (Aviación Argentina)

viernes, 17 de noviembre de 2017

EL CUERPO DE MALDONADO NO FUE ARRASTRADO NI MANIPULADO


Diario De Cuyo, 17-11-17
 
La hipótesis de que a Santiago Maldonado lo ahogaron en otro lugar del río Chubut y luego "plantaron" el cuerpo para que fuera hallado donde finalmente fue encontrado, quedó totalmente descartada. Es que el equipo científico que realizaba la autopsia terminó su trabajo y determinó que el cadáver del artesano, que estuvo desaparecido durante más de dos meses, siempre estuvo donde lo hallaron. Es decir, Santiago Maldonado murió ahogado en ese mismo lugar.

Esta aseveración fue legitimada y firmada por unanimidad por los 55 peritos que participaron de la autopsia, en representación de las distintas partes, inclusive la propia familia del muchacho que murió tras escapar de la represión de un corte de ruta que realizaba Gendarmería Nacional en Chubut.

Toda esta información fue dada a conocer anoche por el diario La Nación, que tuvo un acceso exclusivo al resultado de la autopsia.

"Del examen externo e interno del cuerpo no se han constado signos compatibles con arrastre" ni "con medidas de sujeción", dice el informe pericial, de 64 fojas, al que accedió en exclusiva La Nación. Tampoco hubo indicios durante la inspección minuciosa de las cuatro capas de ropa (tres gruesas y una fina) que vestía el joven al momento de su muerte de que estas presentaran signos de que el cuerpo hubiera sido arrastrado fuera o dentro del cauce del río Chubut.

Esa es apenas una de las muchas conclusiones que contiene el acta pericial, en la que también consta la ausencia de "lesiones contusas, cortantes o penetrantes" evidenciadas a través de 36 placas radiológicas, tal como informó oportunamente el juez federal Gustavo Lleral.

Paralelamente, según pudo saber La Nación a través de fuentes calificadas, tres de los estudios complementarios de laboratorio, cuyos resultados oficiales se conocerán el 24 de noviembre cuando se realice la Junta Médica en la Morgue Judicial de la Corte Suprema de Justicia, certifican que el joven tatuador murió por "asfixia por sumersión", que el cuerpo permaneció "más de 70 días en el agua" y que las diatomeas (microalgas) halladas en los pulmones, cavidades cardíacas y médula ósea del fémur derecho coinciden con aquellas que existían en el área donde fue encontrado el cuerpo.

Paralelamente, ayer se supo también que el juez Lleral quedará a cargo de la causa Maldonado con dedicación exclusiva hasta el 31 de diciembre, al prorrogarse por 40 días más el plazo con el que contaba el magistrado y que vencía el próximo martes 21 de noviembre.


La medida fue confirmada a Télam por el presidente de la Cámara de Apelaciones de Comodoro Rivadavia, Javier Leal de Ibarra, quien explicó que el juez Lleral "tendrá plazo hasta el último día del año para realizar la investigación, tiempo durante el cual el otro juez de Rawson subrogará el fuero penal".

martes, 14 de noviembre de 2017

PAPELERAS: CUANDO TALLAN LOS RECUERDOS



 Vicente Palermo
Clarín, 14-11-17

¿Recuerda, lector, a los ambientalistas de Gualeguaychú? Seguramente, ya que por años – presidencias de Kirchner y CFK – fueron el movimiento social de mayor visibilidad pública, con amplísima repercusión en los medios y en la retórica política; todos se hicieron eco acríticamente de sus percepciones y su diagnóstico sobre la instalación de una “papelera” del otro lado de la frontera.

Hubo pocas voces, muy aisladas – es de buena ley admitir que los principales periódicos les hicieron lugar – que se diferenciaron del fárrago del nacionalismo ambiental que bombardeó a los ciudadanos de a pie, naturalmente alarmados por la catástrofe que se avecinaba, y que ignoraban, entretanto, que a la sazón existían papeleras argentinas muy contaminantes.

Ese nacionalismo ambiental no fue responsabilidad de los activistas gualeguaychuenses. Ellos tenían un diagnóstico comprensiblemente equivocado sobre el daño ambiental inminente, pero lo peor fue que convirtieron la cuestión en una cruzada de vida o muerte, y actuaron irresponsablemente.

Cerraron un puente internacional por meses, apelando a la fuerza sobre una base fundamentalista, colocando al poder público en un severo dilema: reprimir para despejar el puente, o afrontar un conflicto con el país hermano.

El gobierno eligió muy mal, acompañado por la clase política y los formadores de opinión: asumió, de una, la demanda ambientalista, la convirtió en causa nacional, se floreó con denuncias extravagantes como la de “contaminación visual” (las fotos en los medios acercaban desmesuradamente la imagen de la planta a nuestra orilla), mimó a los asambleístas y bajo línea a los orientales sobre su perfil productivo, independientemente del supuesto para nada demostrado de que la planta iba a tener terribles consecuencias ambientales. Hostigó por años la navegación fluvial uruguaya, negándose al dragado. Llevó con bombos y platillos la causa nacional a los tribunales internacionales, perdiendo en toda la línea. Y cometiendo una implosión de la hermandad rioplatense.

El victimismo argentino fue rampante y el uso de un diferendo internacional para obtener beneficios domésticos desaforado. En lugar de mantener una prudente y crítica distancia con los asambleístas (incluso sin removerlos de su trinchera), pensar el diferendo en el contexto más amplio de la integración, y proponer a Uruguay un mecanismo institucional ecuánime y altamente calificado para la medición del impacto ambiental, le concedió a la Asamblea Vecinal un poder de veto.

Una política madura y responsable era optar por la confianza: declarar que en vista de los elementos de juicio disponibles Botnia operaría con las mejores tecnologías medioambientales mundiales empleables.

Que ambos países darían fe de que la vigencia de este precepto reposaría taxativamente en que hubiera permanentes controles sobre la operación de la planta. Y que la Argentina aceptaría y promovería, a partir de los compromisos medioambientales fijados, la institucionalización de un monitoreo conjunto (figura execrada por los ambientalistas), de riguroso nivel de competencia técnica y científica.

Argentina y Uruguay deberían emprender de manera asociada, en el marco del Mercosur, un esfuerzo para asegurar la sostenibilidad productiva y ambiental de los sectores forestal y papelero, estipulando normas y tiempos para adaptación tecnológica de los productores rezagados.

De todo esto, nada. Los años han pasado, y el perfil productivo uruguayo se ha asentado. La planta Orion (UPM ex Botnia) funciona y los informes confiables son elocuentes. En agosto la Comisión Administradora del Río Uruguay publicó los monitoreos realizados: la planta impacta muy poco en la calidad de las aguas.

El Comité Científico encontró incumplimiento de los parámetros establecidos para berilio, aluminio, amonio y hierro, y cumplimiento efectivo con los más de 50 parámetros restantes.

Montevideo tiene ya muy avanzado un acuerdo con los finlandeses para instalar una tercera planta, comenzando por un minucioso estudio de impacto ambiental. Paso de los Toros presentará externalidades positivas, al requerir un ferrocarril que reducirá costos de producción de otras empresas.

La Dirección Nacional de Medio Ambiente uruguaya afirma que es menester tomar muchos recaudos, y que aún no está el proyecto para su estudio ambiental. Problemas normales en un proceso productivo en marcha. Entre tanto, nuestra agitación estéril de aquellos años contribuyó poco y nada para mejorar los perfiles productivo y ecológico. Nuestras plantas continúan contaminando. Hace poco la Municipalidad de Puerto Piray impuso una elevada multa a Arauco Argentina, estipulando la obligación de un plan perentorio.

Los municipios pueden, si quieren. La farra del fundamentalismo ambiental tuvo una contribución muy negativa en nuestra cultura política: reforzó el victimismo nacionalista, nuestra pasión por diagnósticos apocalípticos, y nuestra inaudita disposición a legitimar el uso ilegal de la fuerza.


Vicente Palermo es politólogo, investigador del CONICET y presidente del Club Político Argentino
...............


Antecedente:

DOCUMENTOS INÉDITOS DE 1567 RATIFICAN LA SOBERANÍA DE ARGENTINA SOBRE LAS ISLAS MALVINAS





Se trata de tres cartas entre el gobernador de Buenos Aires y de las islas. El gobierno recibió el material y ahora podría intervenir para hacer un reclamo ante la ONU

Por Martín Dinatale
Infobae, 5 de noviembre de 2017





Son tres cartas inéditas fechadas en 1767. Tres documentos escritos en español antiguo que incluyen un intercambio epistolar entre el primer gobernador de las Islas Malvinas y el entonces mandatario de Buenos Aires. Los tres escritos llegaron a manos del gobierno hace pocos días y revelan un hecho inusitado para la historia nacional: ratifican la soberanía geopolítica de la Argentina sobre las Islas Malvinas.

El presidente Mauricio Macri, el jefe de Gabinete Marcos Peña y el canciller Jorge Faurie ya fueron informados del tema. También está al tanto el senador radical Julio Cobos, que fue quien ofició de nexo entre un coleccionista privado de obras históricas que dio con el hallazgo y el Estado argentino. El dato político más significativo de esta revelación histórica que pudo conocer en exclusiva Infobae es que en el futuro inmediato, el Gobierno podría utilizar estos documentos como nueva base de sustentación para darle más sustento a la pelea en las Naciones Unidas por el reclamo de la soberanía argentina en las islas del Atlántico Sur.

El primer documento está fechado en Buenos Aires el 18 de febrero de 1767 y es una carta del entonces gobernador bonaerense Francisco Bucarelli y Ursúa (expulsor de los Jesuitas) a Felipe Ruiz Puente, primer mandatario de las Islas Malvinas. El texto al que accedió Infobae, y que se halla bajo estricto resguardo en el Archivo General de la Nación, sostiene que desde Buenos Aires se enviarán ocho prisioneros "a ración y sin sueldo" como mano de obra para la flamante gobernación de las Malvinas, creada cuatro meses antes por orden del rey Carlos III. "Señor mío: con destino a servir en las Reales obras de las Islas Malvinas a ración y sin sueldo remito a Usted los individuos señalados en la adjunta relación para [que] disponga la conducción y permanencia  allí de estos reos el tiempo de su condena", firma el gobernador de Buenos Aires al tiempo que da la lista de ocho presos.


El segundo documento es una carta fechada en Malvinas el 25 de abril de 1767 enviada por el gobernador de Malvinas Felipe Ruíz Puente a su par bonaerense Bucarelli y Ursúa. En esa misiva le explica la necesidad de levantar una capilla en Malvinas "para todo el pueblo, pues solo se cuenta con una muy precaria, con una imagen de San Luis". Y solicita a la vez "un pequeño sagrario o tabernáculo con su copón correspondiente y una imagen de la Advocación que V.E determinare para Patrono de esta posesión". Cabe destacar que el Puerto Soledad se bautizó como Saint Louis cuando fue descubierto por los franceses. Sucede que las islas luego fueron transferidas a la corona española por Francia.

Y el tercer documento hallado, que obra en poder del Estado en estos momentos, está datado en Buenos Aires el 2 de diciembre de 1767. También se trata de una carta dirigida por el gobernador de Buenos Aires al primer gobernador de Malvinas. Allí se sostiene que desde la capital argentina se enviarán los vasos sagrados y ornamentos para "erigir una nueva capilla en esa Colonia", así como una imagen de la Virgen de la Soledad para que sea declarada patrona de la población. Quizás esta sea la única pista para descubrir el origen del nombre de la Isla Soledad.

Por otra parte, las fuentes consultadas por Infobae para realizar esta investigación destacaron que entre los detalles importantes de las cartas, uno de los documentos menciona la enumeración de "reos" que fueron a trabajar ya que entre ellos sólo uno era de origen noble y de apellido Díaz. No sólo estos reos fueron a Malvinas, sino que comenzaron las primeras obras de la Capilla y está mencionado que fueron los Franciscanos quienes aportaron su asistencia espiritual al comienzo de dominio de la corona española. El documento está datado el 25 de Abril de 1767, la fecha del traspaso de dominio francés de las islas al reino español, y para los historiadores y el arco político, estos documentos revelan una posesión del territorio español, por lo que tras la independencia de la Argentina, pasó a ser la república poseedora de las islas Malvinas.


"La particularidad del documento es el uso de la palabra 'Colonia', calificativo de los Borbones, reinantes en esa etapa en la península Ibérica. Ese término es vital para reconocer a las islas como dependientes de una gobernación bonaerense, luego del Virreynato del Río de la Plata, más tarde de las provincias Unidas y por último de la Nación Argentina", expresó a Infobae el coleccionista privado que encontró los documentos y que se los donó al Estado. Por razones de seguridad, el anticuario prefirió denominarse con las iniciales N.L.D a fin de no revelar su identidad.

El Gobierno tiene conocimiento de estos documentos que ahora están en poder del Archivo General de la Nación. Una fuente calificada de la Casa Rosada admitió a Infobae que "hay altas posibilidades de que estas cartas puedan ser usadas para presentar en naciones Unidas como nuevos elementos de defensa de la soberanía de la Argentina en las islas Malvinas".

Por otra parte, el senador Cobos destacó a Infobae que "los documentos recibidos tienen el valor histórico de que ratifican la posesión de las Malvinas por parte de lo que luego sería el territorio argentino y es un hecho que sin dudas marcará un antes y un después en la diplomacia".

La ex canciller Susana Malcorra fue la que recibió el año pasado esta documentación, y la diplomática expresó en diálogo con Infobae que "los documentos hallados pueden llegar a tener un peso político muy fuerte". Es que si el gobierno lleva esta documentación a las Naciones Unidas se podría modificar el voto de algunos países del Comité de Descolonización que hasta ahora estuvieron alineados con Gran Bretaña. Malcorra dijo que si se ratifica la autenticidad de esos documentos "el tema se torna interesante".


Anteayer, el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) terminó de analizar científicamente los documentos inéditos para autentificar su identidad y reveló que son reales. Se realizaron "análisis cual/cuantitativo de fibras mediante la observación con microscopio optimo (MO) y microfotografias". El informe técnico al que accedió Infobae es el SOTN 18-5230. "Se tomaron muestras con algunos escasos milímetros cuadrados en zonas de reborde y sin escritura tratando de no afectar las dimensiones originales ni su aspecto", dice el documento.

A su vez, el Archivo General de la Nación avaló esa documentación y la resguardó en su poder bajo llave. Ahora espera que el Gobierno tome el tema y se avance con el reclamo político ante Gran Bretaña en el Comité de Descolonización de Naciones Unidas.

Desde la Fundación Nuestra Historia y la Confederación de Entidades patrióticas, Raul Eugenio Daneri dijo a Infobae que "la validez de estos documentos es que tienen el peso político de que el reclamo argentino sobre las islas ya se sustentaba desde 1767 y no hay dudas de esto". La palabra de Daneri tiene un valor adicional: fue capitán del Regimiento 7 de Infantería Coronel Conde que combatió contra el Reino Unido en las Malvinas en la guerra de 1982. Daneri acompañó a N.L.D en una parte del hallazgo.

¿Cómo llegaron a manos del gobierno los documentos que pueden hacer un ruido diplomático de gran envergadura con Gran Bretaña?


Según pudo reconstruir Infobae a lo largo de varios meses de investigación, N.L.D adquirió en marzo de 2015 estas tres cartas a un anticuario del microcentro porteño que desconocía el valor histórico de esos documentos. El coleccionista empezó a averiguar el origen y la validez de los documentos y una vez que tuvo la certeza de que tenía entre manos una gran historia se la llevó a Cobos, que lo recibió tras un acto que compartieron en el Senado por la conmemoración del hundimiento del Crucero General Belgrano.

"Recuerdo que al principio tuvimos muchas dudas de la autenticidad de los documentos", sostuvo el senador de Mendoza. Pero con el tiempo las dudas se fueron disipando. De la mano de Cobos, el 21 de marzo del año pasado N.L.D le llevó los documentos a la entonces canciller Malcorra, luego accedió al tema el director del Archivo General de la Nación Emilio Perina y finalmente se recaló en el INTI para las pruebas científicas de las tres cartas.

Desde septiembre de 2016, los documentos fueron cedidos por N.L.D al Estado argentino y están bajo llave en el Archivo General de la Nación. Cobos informó del tema al jefe de Gabinete y al canciller Faurie que ya han avisado a Macri. El viernes pasado hubo una comunicación oficial del senador de Mendoza a Presidencia.


El coleccionista privado ya casi puede respirar tranquilo. No fue una aventura tan fácil. Recibió atentados en su domicilio y finalmente pudo salvar las cartas para donarlas al Estado. El 23 de noviembre presentará en sociedad esta documentación que hasta ahora eran secretos junto con la Fundación Nuestra Historia.


Luego le tocará el turno al Gobierno para avanzar en la batalla diplomática por las islas Malvinas. Los documentos que hoy se revelan pueden cambiar el curso de la historia.