miércoles, 18 de octubre de 2017

EL ADICTO Y LA RESOLUCIÓN DRÁSTICA DE CONFLICTOS


por Claudio Izaguirre
Informador Público, 18-10-17

El consumidor de drogas resuelve sus conflictos de vida de manera drástica sin importarle las consecuencias de sus actos, lo que jamás sucedería si se lo internara en el momento que la familia lo pide, pero ésta alternativa está coartada por la Ley de Salud Mental.

Como ejemplo, podemos mostrar que: Un consumidor de drogas que en Mendoza fue externado por la Ley de Salud Mental, tras el “alta médica” asesina de varias puñaladas a la periodista Paula Giglio en el hall del municipio, cuando estaba cobrando la pauta publicitaria de su programa de radio; otro adicto soluciona sus problemas afectivos incendiando su vivienda en La Boca, una jovencita en Chaco pare a su hijo en su casa y lo tira por la ventana desde un cuarto piso, un adolescente en José C. Paz asesta 19 puñaladas a su madre porque ella no le permitía drogarse, una joven en Mendoza aplasta con su vehículo en dos oportunidades a su novio rugbyer porque se enteró que éste tenía otra pareja.

Debemos tener presente que los cientos de casos de resolución drástica de conflictos llevados adelante por consumidores de drogas, es debido a que las sustancias afectan el cerebro a tal punto que impide el razonamiento lógico, dejando el impulso como la opción única de solución.

El animal primario, que solo tiene cerebelo, actúa de manera drástica cuando alguien invade su metro cuadrado, su hábitat, cuando se siente amenazado o cuando necesita su alimento; de la misma forma el adicto actúa frente a los inconvenientes que se le presentan, sin razonar y sin importarle las consecuencias de sus actos.

La Ley de Salud Mental que impide la internación del adicto en crisis, en lugar de prevenir, fomenta estas consecuencias, por lo que pedimos desde noviembre de 2016 en el Congreso Nacional a través de distintas acciones legislativas, la derogación del Artículo 4to de la Ley de Salud Mental, para así dejar fuera del corsé de es norma la atención del adicto en crisis.

Seguiremos viendo situaciones dantescas a lo largo y ancho de la República, hasta que existan normas como el viejo artículo 482 del Código Civil (hoy derogado por la Ley 26.651), y el adicto pueda ser resguardado de sí mismo, hasta que recobre la estabilidad mental y emocional.

Claudio Izaguirre

Presidente

Asociación Antidrogas de la República Argentina



NUEVA OLEADA BLANCA DE EMIGRACIÓN DESDE RUSIA



por Kitty Sanders
Informador Público, 18-10-17

Con mucha frecuencia escucho la opinión de la gente común que "Putin es un líder de derecha (o algo por el estilo) que garantiza un mundo bipolar y etc." Me toca a mí decepcionar a estas personas contando la verdad a través de hechos reales, como la situación de Venezuela, resultado puro de la penetración desde Rusia, al igual que la situación en Nicaragua y en Cuba. Todo esto es resultado de la política exterior de Rusia en América Latina, donde desde 1917, apostó a los regímenes de izquierda. Asimismo toda la retórica que Putin apoyó a Donald Trump o a los partidos y regímenes de derecha en Europa es un sinsentido que no vale nada.

Vladimir Putin es un astuto político soviético que aprendió de las peores prácticas de los viejos funcionarios del partido comunista en Unión Soviética, pero a diferencia de ellos lo hace aún con menos principios éticos. Desde que tomó el mando se ocupó de perseguir a los poderes nacionales de derecha obligándolos a salir del país. Esto comenzó con los empresarios en principios de los años 2000, lo que terminó destruyendo los negocios independientes y luego le tocó el turno a la oposición y como resultado a fines de 2010 en Rusia no existía una oposición peligrosa para régimen oficial.

En este momento las personas que tienen un pensamiento libre son obligadas de alguna u otra manera a abandonar Rusia. Así sucedió en mi caso personal, por tener simpatías libertarias, y respetar la cultura y los momentos nacionales (asimismo tengo un punto de vista muy amplio para hablar con personas que tengan otras ideas sin prejuicio alguno), y lo mismo ocurrió en el caso de Dimitrie Savin.

Dimitrie Savin es el editor del diario diocesano, especialista de la historia de la Iglesia Ortodoxa Rusa y la historia de la Rusia, tiene ordenación (sacerdocio) ortodoxia. Autor del libro "Por encima de todo" (“Превыше всего”) donde la idea central es fundamentalmente de derecha. Como que no se puede poner la Letra por encima del Espíritu, o, en un lenguaje más "político", no se puede elegir la unanimidad y la "estabilidad" en detrimento de la libertad. El símbolo de la concentración del Mal en el libro, es la Catedral, que es algo "impersonal" que arrastra a la perdición a las personas, para construcción de la cual el protagonista (el obispo) realiza hechos repugnantes que eventualmente lo conducen a él y otros al abismo, y el templo mismo se convierte en un ídolo, una "estructura de culto" que destruyó completamente la diócesis en el sentido espiritual. Dimitrie es mi amigo cercano y tengo placer de hablar sobre él y su libro porque en Rusia hoy quedan ocultas la información y sobre su persona (ahora está refugiado) y su libro.

Otro ejemplo, una familia rusa Alexey Kutalo y Tatiana Kungurova, que están en Argentina hace casi 5 años pidiendo refugio. Son sin dudas refugiados políticos, porque fueron condenados en Rusia por el artículo 282. Es un artículo muy famoso entre los disidentes y opositores que infringe la libertad de expresión. Toda la culpa de ellos fue que criticaron y tiene su punto de vista que no era del agrado del poder oficial. Como resultado Alexey fue condenado y después, al cumplir su condena, tuvo la oportunidad de escapar de Rusia para salvarse junto con su esposa. En realidad nadie puede contar mejor que ellos mismos sobre su situación, quiero publicar su carta abierta para todas las personas no indiferentes:

Somos Alexey y Tatiana de Rusia. En este octubre se cumple cinco años desde que en 2012 venimos por primera vez en Argentina buscando aquí el acilo político. Elegimos a emigrar a Argentina, a sabiendas de que este país tiene una gloriosa tradición de dar refugio a personas de todo el mundo, independientemente de sus opiniones políticas o creencias religiosas.

Sin embargo, durante todos los años en Argentina tuvimos ciertas dificultades en la vida sin obtener DNI porque esto depende de la resolución de la situación con el refugio. Sin DNI estamos restringidos en nuestras posibilidades y derechos incluso trabajo porque nadie acepta un documento precario que dura solo tres meses. Tampoco podemos negar nuestras peticiones del refugio porque así nos quedamos sin protección.

Somos una familia cristiana ortodoxa. Vivimos juntos hace casi nueve años. Juntos pasamos varios periodos de vida duros en Rusia. Mientras que vivimos en Argentina, respetamos las leyes y tradiciones del país. Estamos estudiando en la Universidad Nacional de San Luis y somos alumnos efectivos. Alexey está por terminar la tecnicatura universitaria en Web. Tatiana estudia la carrera de Biología Molecular en cuarto año.

¿Qué nos pasó en Rusia? Hoy en día todo el mundo sabe cómo allí es perseguida cualquiera oposición política por el gobierno de Putin. Nosotros ambos también estábamos perseguidos, por el famoso artículo 282 del Código Penal a causa de nuestra participación en las actividades político-sociales y por las críticas en Internet las acciones del gobierno de Putin. Aunque la Constitución de Rusia nos garantiza la libertad de expresión y la participación libre en la vida política del país nuestros derechos han sido violados y nuestra actividad política ha sido interpretada por las autoridades rusas como "extremismo".

En Rusia nosotros ya estábamos especialistas, teníamos buenos trabajos y perspectivas del desarrollo profesional, pero perdimos todo. Los servicios de seguridad federal, que son principales órganos represivos, nos perturbaron toda la vida. Durante 2009-2012 sufrimos varios registros e incautaciones de las computadoras y otra propiedad (que nunca nos fue vuelta), interrogaciones, presión y amenazas ir a la cárcel para muchos años. Alexis había pasado tres meses en cárcel hasta que encontró posibilidad de salir bajo fianza.

Los oposicionistas rusos llaman el artículo 282 como político y punitivo, porque cualquier declaración o acción puede convertirse en “delito”. El abuso de la legislación anti-extremista contra políticos de la oposición, figuras públicas, los bloggers, los ecologistas y hasta usuarios comunes de Internet se ha acostumbrado en la Federación Rusa. La situación con las persecuciones y represiones se ha complicado aún desde la conflagración bélica en Ucrania en 2014 y la guerra de información desencadenada por el Kremlin.

Hemos proporcionado para CoNaRetoda evidencia necesaria de la persecución política en Rusia donde no habíamos cometido ningún delito que merecería la conclusión en cárcel (que nos espera seguro en Rusia al volver ahí) y especialmente la extradición. Pero una vez ya nuestras peticiones de refugio fueron rechazadas y nosotros pedimos el recurso jerárquico y esperamos varios años de nuevo hasta que se resuelva. No tenemos ninguna posibilidad para contratar un abogado que nos ayude porque nuestra situación de financias es bastante difícil. No sabemos cuánto más tenemos que esperar, ya que lamentablemente no hay plazo fijo para este tipo de trámite.

Alexey Kutalo EXPEDIENTE № 891248 2012

Tatiana Kungurova EXPEDIENTE № 891305 2012

Sobre mi caso personal, primero me instigaron a dejar Rusia agresivamente por razones de mis actividades políticas opositoras, pero cuando empecé mi investigación para el libro “Carne” y tuve muchos pequeños conflictos con la policía, los cuales luego terminaron por convertirse en una causa grande, hizo que la situación empeorara considerablemente.

Si sólo hubiese tenido un par de conflictos menores descoordinados, no hubiese sucedido nada grave, pero estaba tan activa e investigaba en varios lugares (para descubrir la red completa) que “gané” una inmensa atención de la policía. Así me volví muy conocida debido a mi investigación entre los policías de varias ciudades, lo que provocó una reacción muy fuerte por lo que sufrí golpizas y hasta cosas más severas. Por eso debí salir del país y hasta ahora no puedo ir a visitar las tumbas de mis familiares, mis amigos o simplemente dar charlas, que regularmente me solicitan.

Como puedes ver, los conservadores, los cristianos, las verdaderas familias, las personas con pensamiento libre, los pensadores de derecha, las pasionarias y personas inteligentes que pueden enriquecer Rusia en un sentido de cultural, filosófico tuvieron que salir del país. Nosotros somos los nuevos excluidos de derecha. Nosotros somos la nueva generación de emigración blanca que se opone, aunque sea trágico, a la vieja generación de rojos maduros.

Kitty Sanders

Conductora del radio "Concepto FM 95.5"



lunes, 16 de octubre de 2017

TRANSICIÓN


 dos años después, decenas de kirchneristas siguen en cargos claves del Gobierno


Son directores y coordinadores llegados en la gestión anterior; están señalados por "poner trabas"; el macrismo justifica su continuidad

La Nación,  16 DE OCTUBRE DE 2017
Mariano Obarrio

Según pudo saber LA NACION, existen casos en que suelen poner trabas, demoran resoluciones, deterioran la atención al público en el PAMI y la Anses y dificultan la gestión cotidiana. Además, libran pagos, planes sociales, contratan, recategorizan empleados, mantienen el sistema informático, los edificios o los autos. "El 65% de los funcionarios los nombró el kirchnerismo y muchos todavía están allí", reflexionó Macri en la intimidad. Sólo hablaba de los cargos jerárquicos; empleados de La Cámpora hay por miles y obtienen categorías altas gracias a sus superiores kirchneristas de recursos humanos.

Según un relevamiento de LA NACION, la mayoría de esos funcionarios se concentran en los ministerios de Justicia, Hacienda, Desarrollo Social, el PAMI, la Anses y en la Presidencia de la Nación. Pero existen en todos los ministerios, empresas y entes. Ello causa malestar en empleados de planta permanente, que habían sido postergados por los kirchneristas, y también en dirigentes del Pro, de la UCR y la Coalición Civica, que fueron relegados. Los voceros de los ministerios se escudaron en una frase: "No evaluamos el personal por su ideología, sino por su trabajo". En el Estado hay versiones de que existen acuerdos de no agresión. Un caso paradigmático: el subsecretario de Asuntos Políticos, Julio Postiglioni. Está dentro del Ministerio del Interior. Había sido director del Sedronar de Cristina Kirchner. Cerca del ministro Rogelio Frigerio adelantaron que luego de octubre se irá del cargo. Pero lo ejerció dos años y muchos funcionarios macristas ni lo saben.


Macri suele decir que el kirchnerismo "pone palos en la rueda". Pero en lugar de reemplazarlos por decreto, nombraron a cientos de directores adicionales, lo cual amplió la planta y el gasto. El coordinador de Diseño Creativo, Javier Turconi, de Desarrollo Social, hizo una salutación de Año Nuevo-2017 con un mapa sin las Islas Malvinas y en 24 horas se desató un escándalo. En la Secretaría de Derechos Humanos, Claudio Avruj, tiene como directora de la Comisión Nacional de Derecho a la Identidad a Claudia Carlotto, hija de la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto.

El ministro de Justicia, German Garavano, también conservó directores considerados kirchneristas. Algunos son Adrián Chillado, director de Programación Presupuestaria; Néstor Buján, director de Programación y Control Presupuestario, o Damián Crespo, director general de Asuntos Jurídicos, entre otros polémicos . Otros casos: Mariana Franco (Coordinadora de Supervisión del Servicio Penitenciario Federal y del Departamento de Cooperación Internacional), Daniel Nigro (Director de Dictámenes), Marcos Giangrasso (Coordinador de Asuntos Judiciales), Norberto Bisaro (División de Apoyo a la Gestión Judicial) y Claudia Restón (Asesoramiento Especializado).

Los voceros de Justicia replicaron: "Crespo es una persona absolutamente idónea y entró en época de Gustavo Beliz; Bujan trabaja desde el gobierno de Alfonsín". Otras fuentes aseguran que luego se unieron al kirchnerismo. También justificaron a Eva Giberti, titular del Programa de Víctimas contra la Violencia de Género, por su perfil de "técnica". De los demás nombres no dieron comentarios.

La ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, mantuvo a varios kirchneristas. Se le atribuye esa condición, por caso, a la directora general de Recursos Humanos, Marta Novoa, y a varios directores del área: Gustavo Spinazzola (Administración de Personal), Fabián Miranda (Diseño y Desarrollo Organizativo), Guillermo Roca (coordinador Desarrollo de Capacidades). Y otros: Federico Ramato (Infraestructura Digital), José Alberto Fernandez (Programación y Ejecución Presupuestaria) y Patricia Mascolini (Seguimiento de Programas), entre otros. El ministerio no desmintió esos nombres. Los kirchneristas manejan su infraestructura digital, programas sociales, ejecución presupuestaria, servicios generales, obras internas, mantenimiento de autos.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, mantiene a muchos kirchneristas. Marcelo Cassino, director de Tecnología Informática y Comunicaciones o Mariana Basualdo, directora de Asuntos Jurídicos. Pero hay otros casos: Laura Zuvanic (directora de Carrera y Relaciones Laborales), Carla Ximena Piccioni (directora general de Mesa de Entradas), Vanesa Darrigran (directora de Despacho) y María Juliana Balbo (directora de Sumarios).


"El personal de Hacienda no se evalúa por su ideología sino por su trabajo. Se sigue evaluando permanentemente. Hay mucha gente de carrera que aporta y mucho al trabajo diario", señalaron voceros del ministerio.

domingo, 15 de octubre de 2017

DROGAS: LA RUTA DE LA PREVENCIÓN



La Nación, editorial, 15 DE OCTUBRE DE 2017


Nuevos informes señalan que el consumo de drogas por parte de los adolescentes casi se triplicó entre la encuesta nacional realizada en 2010 y el registro actualizado por primera vez en junio del corriente año. Los datos que la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina (Sedronar) había tomado en 2010 señalaban que el 3% de los adolescentes de entre 12 y 17 años había consumido marihuana alguna vez. Siete años después, el mismo organismo registró un ascenso que alcanza al 8,4% de los menores. También aumentó el consumo de cocaína dentro de esa misma franja en relación con los datos de 2010: del 0,4% al 1,2%.

Según los investigadores del Observatorio Argentino de Drogas, la dependencia de la Sedronar encargada de esos informes, resulta más importante establecer el porcentaje de adolescentes de entre 12 y 17 años que consumen porque eso permite estimar una proyección sobre el total de personas que usan drogas. El 8,4% de los jóvenes de esa edad que reconocieron haber consumido marihuana implica que el mercado juvenil de esa droga abastece a poco más de 1.500.000 adolescentes.


La estadística oficial puso en cifras algo que hasta ahora se trataba como una sensación. Sin embargo las percepciones sobre el aumento del uso de drogas quedaron expuestas durante varios años en informes elaborados por universidades. En esos trabajos se hacía referencia a la presencia cada vez más cotidiana de puestos de ventas de estupefacientes en todos los barrios. También se consignaba el riesgo que esa situación presentaba para los jóvenes. Nada o muy poco de todo esto se tuvo en cuenta en los años que gobernó el kirchnerismo.

La cercanía de los puestos de venta de drogas aparece como un constante factor de riesgo. Cuatro de cada diez adolescentes de 15 a 17 años aseguraron que recibieron en el último año al menos una oferta para comprar marihuana o cocaína.


En el último informe de la Sedronar quedaron expuestas tres cuestiones de importancia a los fines de determinar cursos de acción por seguir.

En primer lugar, se duplicó el porcentaje de adolescentes que considera que fumar marihuana no ocasiona riesgo, dato consignado este año por el 21,3%, en relación con lo expuesto en 2010. Y casi la mitad de los jóvenes en esa franja de edad estima a esa acción, en el peor de los casos, como un riesgo leve. En segundo término, la edad de inicio del consumo drogas: el 71,4% de los que fuman marihuana comenzó a los 15 años o antes y el 53% de aquellos que probaron esa droga mantuvieron su consumo. Finalmente, la mayoría de los jóvenes afirma que podría conseguir marihuana en menos de 24 horas. Similares respuestas se obtuvieron en los grupos de entre 18 y 24 años y, más grandes, de 25 a 34 años, circunstancia que indirectamente señala la presencia creciente del narcomenudeo en todo el territorio del país.

El consumo de drogas a tan temprana edad puede causar severos daños que tienen consecuencias profundas y duraderas. En ese sentido, se ha demostrado que los jóvenes que ingieren alcohol y otras drogas a menudo tienen problemas familiares y sociales, bajo rendimiento académico, afecciones de la salud y dificultades con el sistema penal juvenil, además de una tendencia a permanecer en el vicio.

Por ello habrá que estar dispuestos a incrementar y cualificar las inversiones sanitarias para la prevención, el tratamiento y la rehabilitación de los consumidores, aspectos que no sólo requieren una visión política, sino también una coordinación de alto nivel técnico que, además de hacer compatibles los programas de los ministerios -lo que podría evitar duplicaciones en la acción, ineficiente uso de recursos, espacios vacíos en la acción pública, debería articular las políticas de salud, promoción del deporte, seguridad ciudadana y, por supuesto, educación.

La cantidad de inconvenientes, trastornos y consecuencias, casi todas graves, hacen del consumo de drogas un factor en el que el Estado y la sociedad civil, desde distintos niveles y con grados de responsabilidad diversos, están implicados y no pueden mirar para otro lado, ya que la indiferencia sólo conseguirá una sociedad con menos valores y más degradación.


Motivos sobran, pues, para insistir en que el abordaje indicado del problema es el que apunta al camino que termina en el consumo. Esto es: el de la prevención.

viernes, 13 de octubre de 2017

EL INGRESO UNIVERSAL, EN SU PERÍODO DE PRUEBA



La Nación, 08 DE OCTUBRE DE 2017

Los temores de que las máquinas más inteligentes resulten una amenaza para el empleo y la estabilidad llevaron a algunos a sugerir que el Estado debería dar un ingreso básico a todos.

El gran experimento del ingreso básico comenzó en Finlandia. Otros países tuvieron pruebas piloto, pero los finlandeses fueron los primeros en tirarse a la pileta: comenzaron la prueba pagando 560 euros (US$ 635) al mes a 2000 adultos desocupados, sin condiciones. Tras dos años, las tasas de empleo no mostraron diferencias significativas entre los que recibieron los pagos y los que no, mientras que los que recibían los cheques informaron estar más felices. No había cómo saber si un ingreso básico universal (IBU) pagado a todos tendría efectos similares. Pero los finlandeses concluyeron que una reestructuración audaz de su Estado de bienestar permitiría pagar un ingreso básico de ese nivel, sin aumentar los impuestos.

Finlandia fue un caso raro. Ya era uno de los países menos inequitativos. El gasto del Estado era de más del 50% del PBI, por lo que el IBU no se sintió como una nueva gran intrusión. También era un país viejo, ya destinado a gastar mucho en ingresos para una gran porción de su población. Parecía haber poco que perder.


Con el paso del tiempo se hicieron evidentes varios cambios. Primero, si bien el IBU no parecía desalentar el trabajo, lo volvió más algo vocacional que una necesidad. Una señal de este cambio fue una tendencia a celebrar el cumpleaños 40 con un "año libre". The NewYork Times notó la aparición de "finlandeses voladores" en carreteras europeas: brigadas de viajeros maduros en moto, recorriendo el continente. Otros optaron por estudiar un año o aprender un oficio. Universidades europeas comenzaron a ofrecer cursos a medida para ellos.

Segundo, y algo sorprendente, los finlandeses mayores, que antes del IBU tenían una tasa relativamente baja de participación en el mercado laboral, comenzaron a trabajar más. Probablemente tuvo algo que ver con ello que se desdibujó la línea divisoria entre adultos "en edad de trabajar" y jubilados; también influyó un leve aumento de los salarios, gracias a una mejora en la productividad y un incremento en la porción del ingreso que iba a los trabajadores en vez de a los accionistas (dado que las firmas tenían que esforzarse para evitar que los empleados se vayan). Los economistas atribuyeron el aumento de la productividad a una mejor equiparación entre trabajadores y empleo y a que los adultos dedicaban más tiempo a la capacitación y educación.


Un tercer cambio fue menos benigno: un auge del nacionalismo. Finlandia había sufrido desde hacía mucho una fuga de cerebros. Se esperaba que extender el IBU a los no ciudadanos atrajera gente joven. Pero ese plan se abortó abruptamente cuando los nacionalistas obtuvieron el 30% del voto luego de la creación del IBU, sosteniendo que Finlandia estaba por ser invadida por aprovechadores extranjeros.

Eso no disuadió a Escocia, que introdujo el IBU pocos años después que Finlandia, de extenderlo a los residentes permanentes: es decir, personas que hubiesen estado viviendo y trabajando allí al menos dos años. La esperanza era atraer más gente, lo cual sucedió. En Glasgow se desarrolló una comunidad de emprendedores. Los recién venidos hicieron subir los precios de las viviendas y algunos se quejaron por la pérdida del espíritu escocés. Pero en gran medida, Escocia evitó el sentimiento antiextranjero.

Otros lugares buscaron seguir el mismo camino, no siempre con éxito. Está el caso de Idaho, en Estados Unidos. Su gobernadora propuso un ingreso básico, no tanto como un modo de solucionar la pobreza, sino como una forma de atraer gente y fortalecer la libertad individual. Se vinculó el IBU a un nuevo impuesto a la tierra, pero no se logró que la Legislatura aprobara más que un impuesto anual del 0,1%. Como resultado de ello en su primer año Idaho distribuyó sólo US$ 70 a cada residente adulto. Al año siguiente cayó el impuesto; el valor de las propiedades bajó a medida que los ciudadanos con recursos vendían sus ranchos de vacaciones y se mudaban a Montana. La gobernadora perdió la siguiente elección frente a un agitador contra el IBU, cuyos partidarios hicieron circular falsos rumores.

Mientras que el resultado en las economías ricas fue desigual, los partidarios del ingreso básico saludaron su triunfo en el mundo emergente. Viendo el éxito de DarDirectamente, un ente de caridad que usó la tecnología de pagos móviles para dar dinero a los muy pobres, los gobiernos de la Unión Europea acordaron crear una nueva forma de ayuda externa. Los escépticos calcularon que se buscaba pagar a inmigrantes potenciales para que no vinieran a Europa, pero el plan fue un golpe audaz contra la pobreza. La UE creó un fondo al que aportó dinero (y al que también pueden donar otros gobiernos, entes de caridad e individuos). El fondo paga US$ 1000 al año a los adultos en cualquier país que califique para la ayuda. Son países con ingresos per cápita de menos de un tercio del promedio de la UE, en los que los gobiernos acepten condiciones y control.

El impacto en los lugares que reciben el apoyo ha sido dramático. Cayó la pobreza y mejoraron la salud y la educación. Cuando un golpe de Estado en Gambia llevó al poder a un gobierno que restringió la información y reorientó fondos que eran para infraestructura, se detuvieron los pagos. El efecto fue llamativo: el público en los países receptores se volvió menos tolerante ante acciones de los gobiernos que pudiera amenazar los pagos. China anunció recientemente su interés de contribuir al fondo.

Es pronto para declarar el fin de la pobreza global. Pero el mundo da pasos críticos hacia un futuro en el que todos comparten la bonanza económica de la humanidad.


Traducción de Gabriel Zudanaisky

CATALUÑA, DE BENOIST Y BANDIERI

                            

                                    Alberto Buela (*)

En esta vocación de escribir regularmente sobre los acontecimientos que se suceden casi a diario siempre se corre el riesgo de abrir la boca antes de tiempo. Y esto es lo que les sucedió a mis dos amigos Luis María Bandieri y a Alain de Benoist.
A propósito de lo que ocurre en Cataluña, Luis María escribió un artículo estupendo, como todo lo suyo, sobre la relación entre legalidad y legitimidad. Y Alain realizó un reportaje sobre el mismo tema, y siguiendo a Carl Schmitt, realizó la misma distinción.

La conclusión de Bandieri fue sobria, terminó con una pregunta ¿hacia postespaña?, en tanto que la del agudo de Benoist sostiene que el pueblo es el que legitima y apoya a los independentistas.
Claro está, tanto uno como otro escribieron antes del último domingo en donde se realizó en Barcelona una manifestación de un millón de personas en contra de la independencia.

Es decir, opinaron antes que el gobierno de España sumara a la legalidad (la Constitución del 78), la legitimidad que el pueblo le otorgó saliendo masivamente a las calles a manifestar en contra de la independencia catalana.
Es sabido que el poder (potestas) tiene dos fuentes la legal y la legítima, por una se constituye y por la otra se convalida ante el súbdito, el pueblo. Pero eso no basta para lograr la obediencia, para tener imperio. Se necesita, además, autoridad (auctoritas), y esta se funda en el saber.

En todo caso en España, el gobierno cuenta a su favor con la legalidad  y con la legitimidad (el millón de manifestantes= ratione supremitatis) pero carece de autoridad, y es por ello que no logra tener imperio sobre sus súbditos.
Nada bueno se puede esperar de un gobierno que no sabe como actuar, de un gobierno sin auctoritas.
Y en este sentido conviene recordar las palabras de Javier Esparza en un último artículo: no se puede esperar nada bueno de la respuesta que está preparando el gobierno de Rajoy.