domingo, 5 de julio de 2020

EL GOBIERNO NACIONAL, POPULAR




(Y ABORTISTA) ES UN TÍTERE ONUSIANO


CATAPULTA, 4-7-20
Artillero: Augusto Padilla


“Este martes 30 de junio se presentó -a través del Canal de la Casa Rosada en la Plataforma YouTube-, el Segundo Informe Voluntario Nacional (IVN) sobre la implementación y el seguimiento de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en Argentina. Este informe será presentado a nivel internacional, ante el Foro Político sobre el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

El informe presenta los progresos, estancamientos y retrocesos en la implementación de la Agenda 2030, así como también los desafíos en función del actual contexto de vulnerabilidad planteado y de las nuevas prioridades del Gobierno Nacional en Argentina, orientadas a alcanzar una sociedad más justa, inclusiva y equitativa.

Participaron de la presentación, el jefe de Gabinete de Ministros, Santiago Cafiero; el secretario de Relaciones Exteriores, Pablo Anselmo Tettamanti; la secretaria ejecutiva del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales (CNCPS), Victoria Tolosa Paz; y el titular de Argentina Futura, Alejandro Grimson. (Cafiero, Tolosa Paz y Grimson son abortistas)

También prestaron su voz, Roberto Valent, Coordinador Residente del Sistema de Agencias de Naciones Unidas en Argentina; Gerardo Martínez, secretario de Relaciones Internacionales de la CGT (PAMPA 2030); Mabel Bianco, coordinadora de la Alianza Argentina de Organizaciones de la Sociedad Civil en seguimiento de compromisos internacionales; y Flavio Fuertes, Coordinador temático de alianzas con el Sector Privado, PNUD Argentina y coordinador del Pacto Global Argentina.

En la presentación dijo la Bianco no dejó pasar la ocasión para reclamar:

“Hay un tema de salud que es una tarea pendiente: avanzamos mucho en cuanto a la Salud Sexual y Reproductiva para las mujeres y diversidades pero nos falta. Y otro tema pendiente es el compromiso que el Presidente hizo el 1° de marzo que es la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo junto a la ley de protección a las mujeres que quieren continuar un embarazo. Mi corazón verde les habla: no queremos más muerte de ningún tipo. 

http://feim.org.ar/2020/06/30/mabel-bianco-el-covid-exige-copromisos-a-largo-plazo-y-respuestas-urgentes 

Nota catapúltica

La representante del Pacto Global Argentina es la Fundación Huésped dirigida por el abortista Pedro Cahn, el tiranuelo de la despótica cuarentena. ¿Otro negocito del repelente medicucho?

https://www.huesped.org.ar/noticias/fundacion-huesped-fue-elegida-como-reprentante-de-la-soc-civil-en-pacto-global-de-naciones-u 

CICLO DE CHARLAS POR YOUTUBE




CENTRO DE ESTUDIOS CÍVICOS


HITOS DE LA HISTORIA ARGENTINA


Tema: Independencia


9 de Julio, 11 horas


Expositor: Dr. Mario Meneghini



Buscar en Youtube el canal “Centro de Estudios Cívicos”




sábado, 4 de julio de 2020

ESPIONAJE, AYER, HOY Y MAÑANA



María Lilia Genta

La Prensa, 04.07.2020

Si hay algo hipócrita y ridículo es el descubrimiento del espionaje político por parte del gobierno macrista y todo el escándalo mediático y judicial promovido por el Gobierno. El peronismo en su versión kirchnerista se rasga las vestiduras ante semejante delito (¿será de lesa humanidad?). El resto acompaña para ser políticamente correcto.

Pero la verdad es que el espionaje ha existido siempre y siempre existirá. Maestros del espionaje han sido, sin duda, los ingleses de todos los tiempos; ni qué decir de Estados Unidos y la CIA, el Estado de Israel y, por supuesto, el más antiguo y eficaz de todos los espionajes, el del Vaticano, superior incluso a la KGB.

Volvamos a los James Bond criollos; aquí, si se me disculpa, apelaré a mi propia experiencia personal. Nací y viví en una casa espiada desde la época del primer peronismo y también después. Esto fue algo que mi familia asumía hasta con humor. Por supuesto había poca tecnología en aquellos años por lo que el trabajo de los fisgones era más artesanal, menos sofisticado y, hay que admitirlo, hasta más humano.
Según las temporadas, el cartero -figura esencial y cotidiana en aquellos tiempos remotos- le avisaba a mi padre: "Profesor, le volvieron a abrir las cartas". Nadie me lo contó: lo vi y oí yo misma.

TELEFONOS INTERVENIDOS

En cuanto al teléfono puedo asegurar que por lo menos mi padre y el padre Meinvielle tenían el mismo amigo nacionalista que trabajaba en la empresa telefónica que les avisaba cuando les intervenían los teléfonos. Todo era muy rústico y primitivo. Se escuchaba el correr de la cinta de los viejos grabadores y, a veces, hasta la respiración del pobre empleado que tenía que pasar horas escuchando todas las conversaciones y grabando algunas. Esto también lo tomábamos a la chacota: por entonces el teléfono no era medido y pasaba horas hablando con mi novio. Papá me recordaba, de vez en cuando, que el teléfono estaba pinchado y que no entendía como podíamos hablar de asuntos íntimos por ese medio. Cuando terminaba la larga conversación yo le decía: "Pero, papá, ¿te imaginas al pobre hombre que tiene que accionar el grabador tener que escuchar durante una hora o más hablar de poesías y tonteras?"

Pero el caso más singular de espionaje a mi casa fue cuando se presentó el Jefe de manzana, un buen hombre que vivía a la vuelta de casa, para anunciarle a mi padre que su nuevo trabajo era espiarlo. Le pedía perdón por tener que hacerlo (debía vigilar los movimientos de la gente que entraba y salía de mi casa, las reuniones que se hacían, etc.). "Usted es un vecino muy bueno -decía- y me va a entender. Sabe que tengo un hijo enfermo y necesito esa plata extra". A lo que mi padre respondió. "Vaya tranquilo, mi amigo; haga usted lo suyo que yo seguiré con mis clases y reuniones".

En tren de recuerdos hay un hecho que no puedo omitir. Entre los que concurrían a las clases de mi padre hubo un espía. Durante años concurrió asiduamente a mi casa simulando ser un oyente más. Pero sucedió algo verdaderamente notable: andando el tiempo, el hombre se convirtió de verdad en un discípulo y amigo de mi padre. El magisterio de mi padre caló en él y se hizo católico y nacionalista. Llegó, incluso, a tener una actuación destacada. Me guardo su nombre porque sus descendientes aún viven. Un caso conmovedor; él mismo llegó a confesárselo a mi padre. Un día, a la salida de una misa en memoria de mi padre se abrazó a mi esposo y llorando le dijo: "Pensar que yo empecé a ir a las clases como espía." Muerto él, su hijo continúa yendo a los homenajes.

Pese a todas estas cosas la vida seguía como siempre y, a la vuelta de los años, aquí estoy. Creo que el vivir una infancia y adolescencia espiadas no me produjo demasiados complejos.

Después vino la época de otro tipo de espionaje, el trágico; y este no fue estatal, digamos, ni de los servicios sino el que montaron las organizaciones guerrilleras (que supieron tener sus muy eficaces servicios de inteligencia) y cuya finalidad última no era otra que asesinar a sus espiados. Como ocurrió, por cierto. Dos años después de las muertes de mi padre y Sacheri se encontraron, en un allanamiento a una de las guaridas del ERP a escasas cuadras de mi casa, los documentos que acreditaban el seguimiento a ambos, sus recorridos, sus costumbres.

Nunca he sido macrista ni jamás lo seré. Pero seamos honestos: nada tuvo de trágico el espionaje en tiempos de Macri; en cambio, sí fue peligrosa y temible la maquinaria de inteligencia presidida por Milani en tiempos de Cristina.

viernes, 3 de julio de 2020

COVID-19





Y

EL  ÁRBOL  DE  LA  CIENCIA  DEL  BIEN Y DEL MAL


Enrique Díaz Araujo


        -1- Creación
            Para comenzar digamos que hay en la Biblia dos pasajes decisivos que debemos releer.
En el primero de ellos se describe la Creación. Allí se indica que Yahveh después de crear el cielo y la tierra, el día y la noche, los mares y la tierra, creó las plantas y árboles, “conforme  a su especie” (Gén. 1,11). Enseguida, dijo Dios:
“Produzca la tierra seres vivientes conforme a su especie” (Gén.1, 24).

Y de inmediato:
“Hagamos un hombre a imagen nuestra, conforme a nuestra semejanza…creólo macho y hembra”, para dominar la tierra (Gén. 1, 26-28).
Ahí está resumido lo referente al Creador, la Creación, y sus creaturas; los animales y el animal-racional, todos “conforme a su especie”. Es decir, el establecimiento de barreras específicas infranqueables. No existirán seres por fuera de las especies. Se trata de vallas perdurables, y que sólo el Creador podría modificar.
El segundo pasaje nos dice que Yahveh Dios colocó a Adán y Eva en un vergel en el Edén, con toda clase de árboles para comer, en cuyo centró situó “el árbol de la vida y el árbol de la  ciencia del bien y del mal”. Uno concedía vida para siempre y el otro  proporcionaba todo saber. Entonces dijo Dios:

“De todo árbol del vergel puedes comer libremente, mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás, porque el día que comas de él morirás sin remedio”.
Tras lo cual apareció en el Edén la serpiente astuta, quien, dialogando con Eva le sostuvo que sí podían comer sin problemas del árbol del bien y del mal; afirmando que:
“No moriréis en modo alguno: es que Dios sabe que  si coméis de él se abrirán vuestros ojos y os haréis como Dios, conocedores del bien y del mal”.
A raíz de lo cual, Eva y Adán comieron de ese árbol prohibido.
A continuación, Dios los halló, los reprendió; no los mató, pero  les impuso castigos diversos por su pecado.
Pecado original, ya que lo padecerían todos sus descendientes (Gén.2, 8; 2, 16;  3, 4; 3, 16-17).
Pecado capital ya que implicaba la soberbia (“hybris”), de querer ser como Dios, es decir de ser Creadores y crear creaturas al modo del Creador. Otra modalidad de esa “hybris” era la de pretender violar las vallas que separaban las especies.

Entonces, pensar en una “evolución de las especies”, como quería Charles Darwin y demás transformistas -que nunca dieron con el “eslabón perdido”, pero sí incurrieron en la “hybris” edénica-, constituye una Utopía (la “herejía perenne”, como la denominó Thomas Molnar).
Podrían acontecer mutaciones intra-especies, pero jamás extra-especies.

-2- El laboratorio de Wuhan
La civilización occidental moderna se ha caracterizado por su afán cientificista; una ciencia que apuntaba a un progreso no solo cultural sino también de la humanidad misma. Se han multiplicado los laboratorios médicos, físicos, químicos y otros empeñados en obtener un traspaso de las especies animales. No han conseguido su objetivo, pero su obstinación pertinaz ha seguido en relación inversa con sus consecuencias. Desde los proyectos “in vitro” hasta las clonaciones (no perdurables), todo se ha intentado una y otra vez, siempre con resultados negativos.
Lo peor de tales emprendimientos ha ocurrido en la búsqueda de vacunas para diversas epidemias.
En ese orden cabe subrayar lo acontecido en Wuhan, China comunista. Veamos.

Hay partículas virales que carecen de capacidad para multiplicarse por ausencia de citoplasma, y deben  hospedarse en otras células. Dichas partículas no son seres vivos sino partículas infectantes. Ese es el caso del virus corona. Virus que tiene predilección por el sistema respiratorio humano, donde  destruye las células que revisten los alvéolos pulmonares, dando origen a una neumonía bilateral. Esa perniciosa afinidad de este virus con los pulmones es la que lo vuelve tan peligroso. Riesgo que podría incrementarse manipulándolo en un laboratorio, lo que habría acontecido con el SARS-CoV-2.
Así, conforme a la denuncia de Luc Montagnier, descubridor del virus VIH del Sida, y Premio Nobel de Medicina, la doctora Shi Zhengli, vicedirectora del Instituto de Virología del Centro de Cultivos de Virus de Wuhan, provincia de Hubei, China, ha sido la responsable de la fabricación del virus CO-V2. Ella realizó manipulaciones genéticas usando de murciélagos como huéspedes. En un estudio firmado por ella se sostenía que:

“el murciélago constituye una especie de vaso mezclador para que el virus mute, salte la barrera de las especies y se aloje en mamíferos y humanos” (ver: González, Santiago, Intriga en Wuhan, en La Prensa, Bs. As., 11 de mayo de 2020, p. 8).
Eso  es lo importante de este ensayo: saltar la barrera de las especies. El sueño de Prometeo. ¿Con qué consecuencias…?

Richard Ebright, experto en enfermedades infecciosas de la Universidad Rutgers, había explicado que dichas técnicas de ingeniería genética de laboratorio debían ser rechazadas porque:
“acarrean el riesgo de crear una pandemia si ocurre la liberación accidental de un virus así modificado” (ibidem).
Pues, eso fue lo que realmente sucedió en China. Se instaló una peste en todo el orbe. Por supuesto que los chinos han negado ese génesis. Empero, hay indicios -serios, graves y concordantes- que prueban ese terrible hecho humano.

Aparte de Montagnier, lo han constatado las agencias informativas de cinco países y lo ha proclamado el Secretario de Estado de USA, Mike Pompeo.
El gobierno comunista chino presidido por Xi Jinping en Beijing, tras imponer el silencio sobre el asunto, luego ha negado que se hubiera propuesto iniciar una guerra bacteriológica con un virus diseñado para dañar a Occidente. Alegaba que nadie va a poner una bomba de tiempo en su propia casa. Se refería a que la misma China fue una de las primeras en sufrir los efectos de la pandemia del corona virus. Olvidaba mencionar que ni Beijing, capital burocrática, ni Shangai, capital comercial, habían sido atacadas por  el Covic 2. Afirmaba que el Laboratorio  Nacional de Microbiología de Wuhan era de nivel 4, de máxima seguridad. Pero, por si acaso, establecía que se trataba de “un asunto de seguridad nacional”.

No obstante, la micropartícula provocadora del brote de neumonía atípica, técnicamente Sars-CoV2, fue denunciada por el médico investigador Li Wenliang, el primero en alertar sobre la  posibilidad del escape del virus fabricado en Wuhan. Entonces intervino el PCC (Partido Comunista Chino), acusándolo de “perturbar el orden público”. Wenliang tuvo que retractarse y poco después murió infectado  por el virus. Otro profesor e investigador, Xu Zhangain, que hizo una denuncia análoga a la de Wenliang, ha desaparecido. Cuando menos, cabe asegurar que ha existido una respuesta lenta e insuficiente al brote de coronavirus. 

         -3- Especies
La doctora Shi Zhengli- que ha jurado entre llantos que a ella no se le escapó el coronavirus- ha admitido que sabía del alto riesgo de intentar saltos de especies en laboratorio, a partir de los murciélagos de Yunnan, en el sur de China. Es decir, que sabía que jugaba con fuego. Lo que no admite es que se  quemó con ese fuego.
Por otra parte, circula en los medios europeos un artículo que registra que el ministro de Defensa de China, Chi Haotian, en un discurso pronunciado en agosto de 2005 ante jefes de la Armada Popular, anunció que dentro de su estrategia bélica caía el uso de la guerra bacteriológica. Destacaba que podían hacerlo porque ellos no temían a ningún Dios, como los occidentales, que se los impidiera. “Nuestra fuerza- enfatizaba- es el ateísmo y la unidad de China” (Adessa, Franco, en “http://www.halturnershow.com/ ChineseDefenseMinisterTalksWarAgainstUS.html).

Podrá o no probarse el dolo exportador de la China comunista; pero lo cierto es que:
“el laboratorio de Wuhan trabajaba activamente en procedimientos arriesgados de manipulación genética, y sus propios estudios muestran que lo hicieron durante más de una década sin incidentes” (“Intriga, etc.”, cit.).
O sea, que todo indica que pudo suceder una liberación accidental del virus CoV2, puesto que este, como lo afirma Luc Montagnier, no es un virus de la naturaleza, sino elaborado en laboratorio. Primer punto aclarado.
Por otra parte si se piensa que todos los cientificistas, occidentales y orientales, se hayan empeñados desde hace siglos en saltar la barrera de las especies, es lógico que estos ateos -que descreen de la Revelación bíblica- hayan querido ocupar el lugar del Creador, comiendo, una vez más, del árbol del bien y del mal. “Seréis como dioses”, se dijeron en Wuhan. Y así les fue.

           -4- Los coautores
Quedamos en que lo de Wuhan  no es “un cuento chino”. Ahora aclaramos que el proyecto ateísta del SARS-CoV2 contó con un financiamiento muy exótico y sugestivo. Veamos de qué se trata.
A tal efecto, nos ayudan los trabajos de periodismo-investigación de Juan Antonio Castro y Francesca Totolo y las denuncias de la revista moscovita “Sputnik”.
Resulta que en el año 2014, durante el gobierno de Barack Obama en USA, se subsidió un proyecto virológico ofrecido por una entidad llamada Eco Heath Aliance. Esta, a su turno, entregó ese dinero a los laboratorios chinos para la manipulación genética de los virus. El director de esa ONG es un tal Peter Daszak, experto en zoonosis, quien trabaja en un “Globe Virome Project”.

Ahora se sabe que la iniciativa de Daszak había sido respaldada por entidades como la Fundación Gates, del  multimillonario fundador de Microsoft. Por donde resulta que un alto exponente del super-capitalismo mundialista favoreció financieramente a un laboratorio comunista.
Gates, en el año 2017, en Munich, pronosticó una pandemia universal. En octubre de 2019, en el ejercicio de Microsoft Evento 201, preparó a sus empleados para una pandemia que acabaría con 65 millones de personas y que duraría 18 meses. Singular profeta. Él tiene dos ONG: la Fundación Bill y Melinda Gates y el Institute for Health Metrics and Evolution. Tanto él, como su padre y su abuelo han contribuido con los planes anti-demográficos. Gates, agnóstico patentado, es uno de los  magnates más ricos de la tierra; ocupa el segundo lugar con casi mil millones de dólares.

No sabemos si George Soros, el judeo-húngaro, nacionalizado estadounidense, compañero de andanzas de Bill Gates, anduvo también en estos extraños financiamientos. En cambio, sí sabemos que Soros preside dos ONG la “Open Society Foundations” y la “Soros Foundations Management”; que declara como religión el ateísmo; y que manifiesta poseer 25.000 millones de dólares, con lo cual ocupa el 16 lugar entre los magnates del mundo. Pues, este ateo ha financiado cuanta empresa contraria al crecimiento demográfico existe. Por ejemplo, la Open Society ha enviado muy buen dinero a la IPPF, International Planned Parenthood Federation, encargada de promover el aborto en todo el mundo. Dotada de 84 millones de dólares ha acudido a solventar la “Campaña” de la “Casa FUSA”, de Buenos Aires (junto con la “Fundación de Salud Integral con perspectiva de Género”, Anmistía Internacional y el CELS- Centro de Estudios Legales y Sociales, de Horacio Vertbisky). O sea: que ya vemos por dónde va la plutocracia marxistoide. Asunto que se aprecia, sin ninguna necesidad de acudir a necias teorías conspirativas.

Habrá que esperar -la historia es muy paciente- para que aparezcan los vínculos de estos  magnates con el laboratorio chino. Entre tanto, se colocan en la cola de los eventuales candidatos a instigadores de la pandemia del corona virus.

            -5- Pujas
A nadie se le escapa que hoy por hoy existe una lucha sino-yanqui de nivel mundial. Ambas superpotencias disputan en todos los terrenos, incluidos los bioéticos.
Así como los estadounidenses suscitan algaradas en Hong Kong, los chinos apoyan el belicismo de Corea del Norte. Los comunistas chinos reciben muy contentos  a la familia Rockefeller, que tras vender el emblemático Rockefeller Center de New York City, se ha pasado al negocio electrónico. El PCC (Partido Comunista Chino), a través del Banco de Desarrollo y del de Exportaciones e Importaciones se ha hecho presente en Occidente en medio de la pandemia. Ofrecen generosos envíos de mascarillas (defectuosas),  ayuda sanitaria, préstamos blandos, dinero fresco, y una diplomacia “Wolf Warrior” contra su rival sistémico.

 En el interior de ambas superpotencias operan otros conflictos. En el caso de los Estados Unidos, que es el vamos a considerar, ha  habido una clara puja demográfica.
Desde los tiempos del Secretario de Defensa Robert Mac Namara, apoyado por el Secretario de Estado Henry Kissinger, anunciando políticas de reducción de la población mundial, hasta la publicación en 1973 del fallo del Tribunal Superior “Roe vs. Wade”, que despenalizó el aborto, esa cuestión ha sido central en USA.
En esa misma línea ahora aparecen los dos grandes magnates citados.
Gates  y Soros auspician la candidatura presidencial de Joe Biden (Joseph Robinette Biden Jr.). Biden es una figura ideal para la centro-izquierda. Promovió el matrimonio igualitario, y asistió al primer “matrimonio” de homosexuales en la Casa Blanca. Ha sido acusado de acoso sexual y plagiador de discursos; su hijo Hunter anduvo entremezclado en negocios turbios por el gas Burisma en Ucrania.
Gates como Soros han respaldado al lobby LGBT, de los sodomitas militantes. Y ambos se han anotado como los más firmes sostenedores de la candidatura de Biden del Partido Demócrata (también es el candidato de la NBC, CNN y otras grandes empresas de TV, del “Washington Post” y “The New York Times”, y de Hollywood). Gates ha sostenido en una entrevista  por la CNN que China “hizo cosas muy bien”.

Los Gates, abuelo, padre e hijo, se anotaron en la subvención de la IPPF. Más recientemente, Melinda Gates se ha concentrado en  los temas de la planificación familiar y de anticoncepción. Dentro de esa corriente de reingeniería social antinatural, ingresaron al mercado la RO-486, píldora abortiva, pesticida humano que desprende al embrión ya implantado del endometrio del  útero.
Esa tendencia ha sido contestada por los conservadores republicanos. La elevación a la Corte Suprema del juez Brett Michael Kavanaugh por el Presidente Donald Trump con vistas a revertir el sentido del fallo “Roe vs.  Wade”, ha sido una neta baza en esta puja tremenda. En orden a la situación actual, Trump manifestó que la OMS (Organización Mundial de la Salud) “no cumplió con su deber básico y debe rendir cuenta”. Con eso aludía al retraso del ente (con directivos pro-chinos) en definir y comunicar la pandemia (que él no vacila en llamar “el virus chino”). 

Por eso, le retiró el aporte de USA. Asimismo, en enero de 2017, Trump prohibió financiar con dinero público las ONG que apoyan el aborto. Por fin, dando cuenta de entender el sentido profundo que implicaba  la pandemia, dijo el 7 de mayo del 2020, Día Nacional de la Oración que:

“hay que poner la confianza firme en la  protección de la Divina Providencia”.
Citaba luego a George Washington, Abraham Lincoln y Ronald Reagan, quienes habían colocado la confianza en el poder de la oración en sus momentos más difíciles, y proseguía:
“Hoy como siempre nuestra tradición de oración continúa mientras nuestra nación combate el coronavirus… estamos conectados a través de la oración y la tranquilidad de que Dios nos guiará a través de los muchos valles de la vida. En medio de estos tiempos difíciles y sin precedentes, se nos recuerda que así como aquellos (ex Presidentes) que nos precedieron se volvieron hacia Dios en sus horas más oscuras, también debemos buscar su sabiduría, fuerza y mano sanadora… que no olvidemos que la oración guía y da poder a nuestra nación y que todas las cosas son posibles con Dios… unámonos y oremos al Todopoderoso para que al superar esta pandemia de coronavirus desarrollemos una fe aún mayor en Su Divina Providencia”.

Notable, precisa y exacta respuesta al desafío pandémico, puesto que al intento del Covid-19, es decir, al evolucionismo de  las especies con su castigo pestífero, hay que oponer la oración al Creador de las creaturas.
Desde la periferia, nosotros los  argentinos, que por culpa de nuestros nefastos dirigentes nos hallamos cual sujetos pasivos de la historia, podemos también implorar al modo que lo hacen los imperiales.


         -6- Exordio
San Miguel Arcángel, jefe de la milicia celestial, al enfrentar a Lucifer, líder de los espíritus celestiales rebeldes, ante el proyecto de este de “ser como Dios”, le contestó “¡Quién como Dios!”.
En efecto: nadie ni nada puede equipararse al Creador, al Todopoderoso señor del universo, que guía los astros para que no choquen entre sí. Nada ni nadie puede ponerse en la cabeza del Creador, como lo intentan los gnósticos y cainitas. Él dirige al orbe, con todas sus creaturas, y punto Y no hay ingeniería genética que valga. Ni espíritus malignos que nos tienten a comer del  árbol de la ciencia del bien y del mal.

Si alguna de sus creaturas, saliéndose de su órbita natural, ha pretendido cambiar el orden de la Creación, mezclando virus de infección exponencial, solo nos cabe orar. No sabemos si los efectos de la presente pandemia se controlan con más o con menos confinamiento, con más o menos barbijos. Es la oración la que nos dará la fuerza y el vigor para resistir. Oración que ya está escrita y por la que le pedimos:
“Reprímale Dios y tú (Mikael), príncipe de la milicia celestial, con el divino poder, arroja al infierno a Satanás y demás espíritus malignos que andan dispersos por el mundo para la perdición de las almas”.
Petición a la que sólo podemos agregar: Amén.

martes, 30 de junio de 2020

INFORME: SOCIEDAD ARGENTINA DE CARDIOLOGÍA




Resumen

·         Las medidas de aislamiento y el mensaje al pueblo argentino han sido efectivas en reducir la propagación del COVID-19.

·         Existen crecientes reportes de menos consultas y realización de procedimientos cardiovasculares en regiones afectadas por la pandemia (tanto en Argentina como en el resto del mundo). También se observó un incremento marcado de la mortalidad total en varios países durante la pandemia que no se explica totalmente por el virus, evidencia de que está aumentando la mortalidad de otras enfermedades.

·         La enfermedad cardiovascular (ECV) (infarto de miocardio, accidente cerebrovascular e insuficiencia cardíaca) lidera el ranking en muertes, ya sea a nivel global como en Argentina (100.000 muertes anuales, 280 muertes por día), como así también en años perdidos de vida ajustados por discapacidad.

·         Creemos imperiosa la necesidad de informar a la sociedad y a las autoridades sanitarias que existirá un incremento marcado de la mortalidad por enfermedades cardiovasculares debido al mal control clínico, a la postergación y la no realización de procedimientos no invasivos (estudios de imágenes) e invasivos (cateterismos diagnósticos y terapéuticos), cirugías, que han demostrado reducir la morbimortalidad en estos pacientes.

·         Presentamos un protocolo para darle continuidad a la atención de los pacientes con enfermedad cardiovascular reduciendo al mínimo posible la propagación del virus.

·         Presentamos un plan de implementación.

Racionalidad de un plan de acción para dar continuidad a la atención de pacientes con problemas cardiovasculares

A fines de 2019 se inició la pandemia relacionada con el  SARS-CoV-2, con propagación a nivel global durante el primer trimestre del año 2020. El COVID-19 ha causado un colapso del sistema de salud en diferentes regiones del mundo, lo que motivó la toma de medidas preventivas en el resto de la población promovida por las autoridades sanitarias. Las medidas implementadas, tales como distanciamiento social y cierre de la actividad laboral,  han sido efectivas en reducir la propagación del virus. Pero, paralelamente, han generado la cancelación de consultas y procedimientos médicos, lo cual puede tener daños colaterales en los pacientes con otras enfermedades pre-existentes, o en aquellos susceptibles a desarrollarlas.

Creemos que es oportuno informar precozmente a la sociedad y a las autoridades sanitarias que demorar, reducir la intensidad o dejar de cumplir con las medidas de prevención y tratamiento que han demostrado beneficio en pacientes con enfermedad cardiovascular (ECV), va indefectiblemente a causar mayor mortalidad.

Algunos datos epidemiológicos

La ECV es la primera causa de muerte global. Se estima que cada año mueren 18 millones de personas por esta causa, representando el 31.8% del total de todas las muertes. También representa la mayor carga de enfermedad definida por años de vida perdidos ajustados por discapacidad (DALY), con 4,800 DALY por cada 100.000 habitantes. 1

A pesar de que la carga de ECV aumenta año a año, ésta va decayendo cuando se contempla el envejecimiento global de la población. En otras palabras, se estima que las intervenciones basadas en la evidencia que se implementan (como modificaciones del estilo de vida, medicamentos, e intervenciones quirúrgicas y  por catéteres) se están traduciendo en un mejor control de la carga global de enfermedad por ECV.2

Desde 1990 a 2013, se redujo la mortalidad por ECV un 22% (376 a 293 por 100,000 habitantes), lo que hoy sería equivalente a deducir que en 2019 se han salvado cerca de 4 millones de vidas.2 Un sistema deficiente, en el cual los pacientes no consultan o no se les da prioridad de atención por culpa de la pandemia, se comportará como un retroceso en estos avances y causará un incremento prevenible de muertes por ECV.2

Evidencia objetiva de que ha disminuido el tratamiento adecuado de la ECV

En España, se ha detectado una caída del 40% de la utilización de angioplastia coronaria en pacientes con infarto agudo de miocardio (tratamiento estándar) y un 80% en procedimientos de cardiopatía estructural durante la pandemia (por ejemplo, estenosis aórtica severa).

3 A esto se le agregan múltiples reportes en medios periodísticos, incluyendo una caída de 38% de las angioplastias primarias (para infarto en curso), con un consecuente incremento de gran magnitud en los paros cardíacos fatales en los domicilios en la ciudad de Nueva York.

4

La infrautilización de intervenciones que han demostrado beneficio clínico se traducirá en un incremento de la mortalidad. Por ejemplo, se ha observado en ciertas regiones de Europa un incremento de la mortalidad total al doble o triple, superior a la adjudicable por COVID-19. Si bien esto puede darse por testeo insuficiente, la mayoría de los pacientes que fallecen lo hacen en el medio hospitalario, donde la mayoría han sido testeados. Por lo tanto, este incremento desmedido de la mortalidad puede ser una evidencia indirecta de peor manejo de las urgencias o emergencias no relacionadas al COVID-19.

5

Factores que afectan la menor atención de los pacientes cardiovasculares:

1.    Preocupación de los pacientes respecto de consultar por temor a contagiarse el virus.

2.   Preocupación de los pacientes por tener problemas legales al movilizarse hasta el hospital para consultar.

3.   Cancelación de agendas médicas por aislamiento obligatorio.

4.   Personal de salud considerado población de riesgo para COVID-19 bajo licencia mientras dure la pandemia.

5.   En las resoluciones, quedan dudas sobre  qué procedimientos o qué consultas estarían justificadas a realizarse.

6.   Instituciones médicas polivalentes (públicas y privadas) que desvían recursos para poder contener el posible colapso sanitario.

La calidad y el acceso a la salud son esenciales para disminuir la mortalidad de la ECV

Los países de medianos y bajos ingresos poseen entre 3 y 6 veces más riesgo de presentar enfermedad cardiovascular fatal que los países de altos ingresos, respectivamente.

6 Si bien este incremento del riesgo está asociado a diferencias socio-culturales, la integridad y acceso a la salud es probablemente el mayor contribuyente de este exceso de eventos cardiovasculares fatales. Se cree que la calidad y el acceso a la salud están estrechamente relacionados con la reducción de ECV observada en las últimas décadas.

7

Si bien estamos en una etapa temprana de la pandemia, ya existe evidencia indirecta de que la desatención de la ECV está causando un incremento objetivo de la mortalidad. Se observó un incremento de mortalidad total en ciertas regiones de España, Italia y Europa por encima de lo esperado por la pandemia COVID-19.5

Estado de la ECV en Argentina:

En 2017 fallecieron más de 97,000 personas por afecciones cardiovasculares, liderando el ranking del total de las causas de muerte con 28.5%.8 Al focalizarnos en los años de vida perdidos (entre los 30 y 70 años), la enfermedad cardiovascular es responsable de la mayor cantidad de muertes prematuras (35% en hombres y el 28% en las mujeres, primera causa en ambos sexos).

Desde el año 2000 al 2010, en la Argentina se redujo la tasa de mortalidad cardiovascular en hombres un 22% (de 271.4 a 211.6 por cada 100.000 habitantes). Según el estudio del  ¨Global Burden of Disease¨ (GBD), esta reducción de mortalidad se adjudica mayoritariamente a una mejora en la calidad y el acceso a la salud. Un sistema donde los pacientes tienen preocupaciones que lo inducen a no consultar (ya sea para sus problemas crónicos o, incluso, por síntomas de descompensación), o no se prioriza la atención por la situación actual, causará un incremento prevenible de muertes por  ECV.

Propuestas de implementación de un proceso de continuidad de atención cardiovascular

Lo dividiremos en medidas para el sistema de atención, estudios/tratamientos y medidas de difusión a la población.

I. Medidas para el sistema de atención de la salud

Objetivo a lograr: Garantizar la atención cardiovascular con la menor posibilidad de contagio  hacia los pacientes y los profesionales de la salud.

Los contactos presenciales del paciente con el sistema de salud serán realizados bajo normas especiales de bioseguridad que reduzcan al mínimo el riesgo de contagio por COVID-19. Este aspecto deberá contemplar diferentes escenarios

Consultas por guardia a las instituciones

a. En el traslado de los pacientes en emergencia por sus familiares, facilitar  una línea telefónica especial para la autorización del traslado y la coordinación con vías rápidas en autopista o avenidas, liberando los controles.

b. Separación de los circuitos de atención de pacientes para consultas por guardia en dos: sectores de sospecha de posible infección y sectores para patologías generales con baja sospecha. Esta separación comprende también los circuitos de circulación de los pacientes y los sectores de internación.

c. Aún en los sectores No COVID, durante la pandemia todo paciente nuevo debe ser considerado potencialmente infectado a los fines de las precauciones para el personal de salud, siguiendo las normas de infectología (sistemas de protección personal, camisolines, etc.).

e. Aún en los sectores No COVID, debe extremarse la limpieza de todas las superficies con las que tomó contacto  el paciente (sillas, puertas, ecógrafos, estetoscopios, camilla, etc.) así como también debe implementarse la rutina del uso de barbijo para pacientes, familiares, médicos y enfermeros.

Consultas programadas o fuera de la urgencia o emergencia

a. Fomentar la telemedicina a través de consultas virtuales, las que deben ser reconocidas como un verdadero acto médico con todas sus implicaciones: responsabilidad legal, recetas virtuales y retribución.

b. Autorizar el funcionamiento de consultorios ambulatorios de las especialidades para las circunstancias que requieran la evaluación clínica presencial.

c. Facilitar la asistencia de los pacientes,  dándoles autorización   a trasladarse, junto con un solo familiar en lo posible, por mecanismos simples validados por los profesionales (permiso virtual).

d. Facilitar el acceso a la medicación, particularmente en los pacientes sin cobertura.

Consultas a los sistemas de emergencia

a. Las ambulancias y sistemas de emergencia deben segmentar por triage los llamados en pacientes potencialmente COVID o no COVID.

b. Mientras dura la epidemia, el personal de salud debe contar con material de protección para evitar el contagio independientemente del motivo del llamado, y seguir las normas pautadas para la atención.

c. En el caso de las consultas cardiovasculares, las ambulancias deben estar provistas de electrocardiógrafos para evaluar si se trata de un cuadro coronario agudo u otros cuadros de emergencia.

d. La derivación debe orientarse hacia las instituciones del sistema de cobertura que cuenten con los recursos para la asistencia de alta complejidad del cuadro, independiente de la proximidad.

e. El ingreso de los pacientes cardiovasculares deberá segmentarse siguiendo el circuito No COVID.

II Estudios y procedimientos

Objetivo  a lograr:
No postergar tratamientos o estudios cardiovasculares necesarios debido a la pandemia, sino realizarlos con estrictas normas de protección.

En la medida en que la actual circunstancia se mantenga, con las Unidades de Cuidados Intensivos Cardiovasculares semi-ocupadas, no deberían postergarse cirugías programadas cardiovasculares, procedimientos endovasculares por hemodinamia ni procedimientos electrofisiológicos.

Tests para COVID

Debe incrementarse el uso de tests diagnósticos todo lo que sea posible.

Debe realizarse hisopado a los pacientes internados en Unidad Coronaria, a los que presenten insuficiencia cardíaca, a los que tengan que ser sometidos a una cirugía cardíaca y a todos aquellos que requieran maniobras potencialmente productoras de aerosoles.

Una medida que debe evaluarse es el incremento del testeo sistemático del personal de salud, en la medida en que se cuente con los recursos.

III Comunicación a la población



Objetivo a lograr:
Evitar la gran autolimitación de la consulta de la población a través de la información de que se cuenta con los circuitos y recursos adecuados para la asistencia segura de las patologías No COVID.

Las autoridades deberán comunicar a la población cómo manejarse frente a diferentes problemas de salud que pueden constituir una emergencia grave, como el caso de las enfermedades cardiovasculares y neurológicas agudas.

1.     Recordar los problemas cardiovasculares que implican la necesidad de consultas por urgencia al sistema de emergencias o a las guardias.

·          

·         Dolor de pecho/opresión en el pecho/brazo izquierdo.

·         Dolores súbitos persistentes por varios minutos, nuevos, en dorso o abdomen.

·         Falta de aire.

·         Síncope, pérdida de conocimiento.

·         Edemas nuevos (piernas hinchadas).

·         Palpitaciones nuevas.

·         Dolor súbito con cambio de color o temperatura en los miembros inferiores.

·         Pérdida de fuerza o sensibilidad en alguna parte del cuerpo.

2.     Comunicar a la población lo enunciado en las estrategias para la atención cardiovascular

a. Que las emergencias están segmentadas, con la mayor garantía de no contagiar.

b. Que las instituciones se encuentran segmentadas por sectores COVID- No COVID para la atención de todas las patologías.

c. Que los Servicios cardiovasculares brindan todas las prestaciones de moderada y alta complejidad frente a la demanda de problemas que no deben postergarse.

d. Toda otra información que facilite la consulta cardiovascular.



Conclusiones

·         La enfermedad cardiovascular está subdiagnosticada y subtratada,  con la consecuencia potencial de un incremento de la mortalidad.



·         Si bien el problema es multicausal, el temor a concurrir a la consulta médica o instituciones por el riesgo de contagio y la cuarentena, además de las dificultades en el traslado, la dificultad operativa y la reprogramación de casos electivos pero de alto riesgo, son las causas más importantes.



·         Las principales medidas propuestas son :

1.     Garantizar atención cardiovascular libre de contagio.

2.     Traslado facilitado de pacientes a consulta y procedimientos.

3.     Separación precisa de atención COVID – No COVID.

4.     Autorizar el funcionamiento de consultorios (manteniendo teleconsulta).
Sistemas de emergencia con triage, electrocardiógrafo y elementos de protección adecuados en ambulancias.

5.     No postergar tratamientos o estudios cardiovasculares sino realizarlos con estrictas normas de seguridad.

6.     Procedimientos rápidos implican estadías cortas.

7.     Flexibilizar y aumentar todo lo posible el uso de tests según se cuente con mayor disponibilidad.

8.     Comunicación efectiva y continua a la población.

1 Roth GA, Abate D, Abate KH, Abay SM, et al. Global, regional, and national age-sex-specific mortality for 282 causes of death in 195 countries and territories, 1980–2017: a systematic analysis for the Global Burden of Disease Study 2017. Lancet 2018;392:1736–1788.

2 Roth GA, Huffman MD, Moran AE, Feigin V, Mensah GA, Naghavi M, Murray CJL. Global and regional patterns in cardiovascular mortality from 1990 to 2013. Circulation 2015;132:1667–1678

3 Rodríguez-Leor. Impacto de la pandemia de COVID-19 sobre la actividad asistencial en cardiología intervencionista en España. Rev Esp Cardiol. DOI: https://doi.org/10.24875/RECIC.M20000120

4 Garcia S, Albaghdadi MS, Meraj PM, Schmidt C et al. Reduction in ST-Segment Elevation Cardiac Catheterization Laboratory Activations in the United States during COVID-19 Pandemic. J Am Coll Cardiol 2020. https://linkinghub.elsevier.com/retrieve/pii/S0735109720349135. Accessed April 12, 2020.

5 https://www.economist.com/graphic-detail/2020/04/03/covid-19s-death-toll-appears- higher-than-official-figures-suggest.

6 Yusuf S, Rangarajan S, Teo K, et al. Cardiovascular risk and events in 17 low-, middle-, and high-income countries. N Engl J Med 2014;371:818–827.

7 Barber RM, Fullman N, Sorensen RJD et al. Healthcare access and quality index based on mortality from causes amenable to personal health care in 195 countries and territories, 1990-2015: A novel analysis from the global burden of disease study 2015.  Lancet 2017;390:231–266.

8 Estadísticas de mortalidad, Argentina. https://www.argentina.gob.ar/salud/instituto-nacional-del-cancer/estadisticas/mortalidad.

Comité de Redacción

Dr. José L. Navarro Estrada
Presidente Sociedad Argentina de Cardiología Hospital Italiano de Buenos Aires