lunes, 26 de julio de 2021

NUEVA DERECHA

 


 SIONISMO Y ANTIJUDAISMO RACIAL

Se publica el fragmento de una carta que sobre este asunto escribiera en 2019 el destacado pensador católico y nacionalista argentino Don Enrique Díaz Araujo (recientemente fallecido).

 

“Yo no soy antisemita o anti-sionista. Trato de  distinguir el tema del pueblo judío de orden religioso, de la cuestión política del Estado de  Israel o su población. No quiero confundir a Tel Aviv con el Apocalipsis. Claro que tampoco soy pro-semita o  pro-sionista. Solo soy pro-argentino. Aunque no ignoro el factor decisivo que ha sido el judaísmo internacional junto a la masonería con vistas a  desencadenar la Revolución Anticristiana de los Tiempos Modernos (…) que, tras la Ilustración, la Revolución Francesa y el bolchevismo, ha desembocado en la nefasta Globalización actual. Asimismo, tengo presente que los judíos ganaron su guerra contra la Alemania racista, y que su Estado, asociado a los Estados Unidos, ha tenido fuerte incidencia en las relaciones internacionales. Esa es una visión real, inocultable. Sin embargo, a partir de esas realidades políticas se construye una ideología cuasi-religiosa, excluyente y obsesiva.

Tal el monoideísmo de aquellos para los cuales el Estado de Israel es la  encarnación del Anticristo, por el cual consideran demoníaco cualquier trato con sus gobernantes. Yo no participo de esa visión. Cierto es que el gobierno de Benjamín Netanyahu, corrido a la derecha en su país, se ha conectado con los movimientos (derechistas) afines europeos. También es verdad que el ex director estratégico del gobierno de Donald Trump, Steve Bannon, instalado en Europa, se ha dedicado a coordinar dichas derechas contra el Mundialismo  globalista del judío izquierdista y millonario Georg Soros. La revista (Patria Argentina) descree que ese enfrentamiento sea real y afirma que se trataría de una falsedad dialéctica entre dos ramas del imperialismo. Hipótesis sugestiva, pero que para pasar a ser una tesis requeriría de mayores pruebas.

Nosotros no tenemos opinión fundada al respecto. No obstante, en principio, pareciera que Marine Le Pen, Matteo Salvini, Viktor Orban, o Jair Bolsonaro, no se muestran como niños de pecho dispuestos a comulgar con ruedas de molino. Todos ellos disponen de una militancia muy anterior a la presencia de Bannon en Europa. Esos partidos (Front National, Liga, Fidesz, etc.), como tantos otros euroescépticos, han reaccionado contra el alud musulmán que cruza el Mediterráneo, postergando otros conflictos. Porque lo cierto es que en Europa  se están edificando muchas más mezquitas que sinagogas, y que los alcaldes de Londres y  Rotterdam son mahometanos, no israelíes. Quizás se les aplique el  dicho de que los enemigos de mis enemigos son mis amigos. Pudiera ser nada más que una alianza táctica, no estratégica (…)

 

Desde el punto de vista de los intereses argentinos, que es el que adoptamos los nacionalistas, no tenemos por qué expedirnos sobre cuestiones del universo mundo que no nos rozan ni de cerca. Ni, por lo común, los asuntos de Palestina tienen un ardite que ver con los intereses de la Patria. Más me suena a una imputación del tipo de las obsesiones ideológicas pseudo-religiosas anti-judías, tan difíciles de erradicar (…)

 

En un plano más general indico que siguiendo el consejo de don Ramiro de Maeztu a las derechas españolas de los años treinta, cumplo con el “quinto voto”. Es decir, que cada vez que se me presenta una ocasión de disputar con un camarada de derecha, me aguanto y transfiero el ánimo belicoso hacia un enemigo (…) 

 

Enrique Díaz Araujo, La Plata, 30 de junio de 2019

(Fuente: blog Nueva Derecha Argentina)

LA HORA DE ANTÍGONA

 

 


Esteban Rojo

 Nueva Derecha Argentina, 25/07/2021 

“Somos criaturas descorazonadas, tonteando con la bebida, el sexo y la ambición cuando se nos ofrece un gozo infinito, como un niño ignorante que quiere seguir haciendo tortas de barro en un basurero porque no puede imaginar lo que significa la oferta de una vacación en el mar”

(C. S. Lewis “El peso de la gloria”)

 

Nada nuevo bajo el sol.

Es una tendencia casi natural en los gobernantes, no importa cómo hayan llegado al poder, la de volverse autoritarios y abusar de su imperio. O por lo menos es una fuerte tentación a la que todos se ven sometidos y ante la cual muchos sucumben, cuando no se inclinan levemente. A veces lo hacen para obtener beneficios personales en términos económicos o tácticos, otras para realizar las políticas que consideran correctas. Pero, más allá de las razones, la tendencia existe y está documentada en todas las épocas de la historia y en todas las formas de gobierno. Podríamos decir que es un tema clásico.

 

Clásica también es la pregunta sobre cómo deben obrar los ciudadanos frente a un gobernante que abusa del poder, especialmente cuando el abuso es frecuente y claramente contrario al bien común. Sófocles trató el tema con profundidad en su obra más famosa, “Antígona”. Allí relata como el nuevo jefe de Tebas, Creonte, prohíbe el entierro del traidor Polinices. Pero su hermana, Antígona, invocando unas leyes superiores a las de los hombres, cumple con los ritos funerarios en un acto que podríamos llamar de “desobediencia civil”. El hijo de Creonte y la opinión pública de la ciudad se oponen a la decisión del gobernante de castigarla con una muerte cruel, pero su voluntad se lleva a cabo con funestas consecuencias.

 

Creo que podemos aprender unas cuantas cosas de la obra. Por ejemplo, que enfrentar a los tiranos es peligroso: Antígona paga su osadía con la muerte. Que son pocos los que se atreven y que muchos prefieren callar y soportar el yugo antes que arriesgarse, como lo hace el coro. Pero también que morir por la ciudad es hermoso, y que las tiranías no duran para siempre. Que los hombres buenos dicen la verdad y los buenos sacerdotes la profetizan. Y que hace falta la valentía de una Antígona para enfrentar a los poderosos cuando corresponde, que la lucha violenta no es el único camino y que a veces la debilidad es una fortaleza.

 

¿Cuándo es lícito resistir a la autoridad?

El tema merece un estudio mucho más profundo que el que podemos hacer en este momento, pero podemos confiar en la síntesis de Carlos Sacheri. El filósofo asesinado por la subversión afirma que, para que un gobierno sea legítimo, debe procurar eficazmente el bien común, debe respetar el orden natural, debe respetar la índole particular de su pueblo, debe merecer el consenso social y debe ser designado y ejercer el poder según la tradición y usos del país. No alcanza con que haya sido elegido de acuerdo a las leyes. Respecto de la resistencia a la autoridad en particular, según el mismo autor, es lícito desobedecer las leyes injustas, es decir las que se apartan del bien común o que desconocen un derecho natural, a lo cual llama resistencia pasiva. También es válida la resistencia pasiva legal, que consiste en usar todos los medios legales previstos para lograr la derogación de las leyes injustas -como los recursos a los jueces para que declaren inconstitucional una ley o las campañas pare reunir firmas, la publicación de solicitadas para movilizar la opinión pública, etcétera.

 

Un paso mucho más serio sería la resistencia activa de hecho, que “supone el empleo de medios físicos y hasta la fuerza armada (…) el cruce de tractores en las rutas de acceso, las huelgas de entorpecimiento, la cesación de servicios imprescindibles (…) el cercamiento de edificios, etc.”.1 Más para que ello sea lícito deben darse las siguientes condiciones: la situación debe ser muy grave, deben estar agotados los medios legales, deben existir razonables esperanzas de éxito y una razonable certeza de que no se producirán más daños que los que se desean subsanar. Aquí Sacheri incluye la posibilidad del recurso a la violencia armada como legítimo en circunstancias muy graves.

 

Por su parte, el politólogo norteamericano Jean Sharp, que ha dedicado su vida a estudiar estos temas, en su manual para rebeldes “How Nonviolent Struggle Works”2, no se extiende sobre las circunstancias en que sería lícito resistir a la autoridad, pero sí recomienda agotar todas las posibilidades de negociación antes de comenzar una campaña de acción no violenta. También distingue diferentes niveles de resistencia, aunque el énfasis está puesto en la respuesta que cada conjunto de acciones es probable que provoque de parte de las autoridades a las que se resiste.

 

El libro incluye ciento noventa y ocho métodos de resistencia no-violenta, lista que el autor considera incompleta. Estos métodos se agrupan en tres categorías ascendentes en cuanto a la gravedad y la posibilidad de una respuesta violenta y hasta letal del gobierno. El primer grupo se titula “protesta y persuasión”, el segundo “no-cooperación” y el tercero “intervención no-violenta”. En este caso, no está contemplado el recurso a la fuerza armada, ya que el autor considera que perjudicaría la causa de un modo irremediable pues el grupo reclamante perdería toda credibilidad. No es que la considere ilegítima sino que la descarta por pragmatismo.

 

Argentina 2021.

En nuestro país la sociedad viene dando muestras de un sano cansancio frente a los abusos de autoridad del actual gobierno. Aunque elegido democráticamente, ha abusado de su poder tanto para obtener beneficios personales -como en el caso del cobarde robo de vacunas conocido como “vacunatorio vip”-, y también para imponer la política que considera correcta -como en el caso de las medidas restrictivas para frenar la pandemia, que vienen destruyendo la economía y el empleo, sumiendo a cada vez más personas en la pobreza y la miseria.

 

Entre esas medidas abusivas se encuentra la prohibición de circular y de reunirse, y, particularmente, la inicua desescolarización forzada de los niños durante más de un año, con un costo que seguramente pagaremos por décadas, especialmente los más pobres que tienen menos posibilidades de defenderse y recuperar lo perdido. También ha sido un abuso, mansamente aceptado por las autoridades eclesiásticas, la prohibición del culto público. Pero, ciertamente, lo peor de todo es la aprobación, con votos del oficialismo y de la oposición, de la ley que permite que se quite la vida a los seres humanos más vulnerables y más indefensos de todos. Junto con estos desmanes, el gobierno se ha mostrado muy poco eficaz para obtener y administrar la panacea contra la pandemia -las vacunas-, mientras que sí consiguió aprobar la ley del “cupo trans”.

 

Respecto de la actividad económica, se percibe una cada vez mayor desobediencia que el gobierno viene convalidando desde atrás con decretos que imponen restricciones cada vez más leves para no quedar completamente desautorizado. Donde el gobierno es más tiránico, como en la Formosa de Gildo Insfrán, hay protestas públicas y se encarcela a los manifestantes. También en Rosario los Médicos por la Vida terminaron a las trompadas con la policía en un acto junto al monumento a la bandera.

 

En cuanto a las limitaciones a la movilidad y las reuniones, salvo en algunos operativos espectaculares que fueron ampliamente televisados y más ampliamente denostados, las fuerzas de seguridad vienen actuando cada vez con mayor displicencia, ya sea por cansancio, falta de compromiso o por una bajada de línea que no se puede dar públicamente. También disminuyó el número de delatores que denuncian a sus vecinos menos subordinados.

 

El número de familias que abandona el sistema educativo oficial para hacer educación hogareña aumentó notablemente, y las escuelas, donde han contado con el apoyo de las familias y una dirección valiente, se defendieron organizando clases en casas particulares de los alumnos o de los mismos docentes. Paradójicamente, ahora que llegamos a lo más crudo del invierno, las escuelas se abren al calor de la campaña electoral.

 

En este panorama de resistencia larvada, merece un párrafo aparte la Iglesia Católica. Unos cuantos sacerdotes corajudos continuaron sirviendo a Dios y a su grey, llevando la comunión a los enfermos, realizando misas clandestinas en casas particulares y en templos semicerrados, celebrando el Sacramento del Matrimonio y enterrando a los muertos. Del episcopado mejor no hablar.

 

Lamentablemente también hay reacciones desafortunadas, que no conducen a nada bueno, como la bomba colocada en el local de “La Cámpora” en Bahía Blanca el 25 de mayo. Si alguno cree que ese es el camino, se equivoca de cabo a rabo. Primero, porque la violencia engendra más violencia; segundo, porque el efecto que generan esos actos es el de legitimar al gobierno; tercero, porque genera muy mala prensa; y cuarto, porque carecen de toda posibilidad contra las fuerzas de seguridad del Estado con la capacidad de control que tiene en este momento. Los pocos que sueñan con un golpe militar, no apoyan los pies en la tierra ni conocen la situación moral e intelectual de las fuerzas armadas. Las reglas de juego actuales son las de una república democrática y ese es el partido que hoy hay que jugar y ganar. La violencia y los golpes pertenecen al campo de los sueños y es signo de pusilanimidad.

 

El camino de la resistencia no violenta.

La desobediencia, las marchas, las protestas, los reclamos, las publicaciones contrarias a las medidas restrictivas, las clases y las celebraciones religiosas clandestinas, son todas acciones de resistencia no violenta, de una “desobediencia debida” en orden al bien común que el gobierno socava constantemente. Considero que son una muestra de salud social y fuente de esperanza.

 

Sin embargo, adolecen de organización estratégica por falta de liderazgo. Horacio Rodríguez Larreta, con su atinada jugada de mantener abiertas las escuelas de la ciudad y confrontar con el gobierno nacional, podría haber tomado ese lugar, pero luego se retiró y se entretuvo con las disputas internas de Cambiemos. Puede haber desperdiciado su ticket a la presidencia, lo que tal vez haya sido providencial ya que Rodríguez Larreta no encarna el cambio cultural que necesitamos.

 

No aparece un grupo de hombres con determinación que piense, proponga y dirija un movimiento de resistencia colectivo, sino que se trata de una acumulación de manifestaciones de individuos y pequeñas sociedades intermedias. Son todas buenas noticias, pero sin organicidad, sin dirección.

 

Si las cosas siguen como hasta ahora, con la economía en deterioro -aunque el aumento de los precios de la soja traiga alivio-, la inflación impresionante y la anomia en aumento, es probable que estas acciones sirvan simplemente como descarga del descontento social y que se produzca un cambio de signo en el gobierno -volveremos al macrismo- o por lo menos un muy mal resultado electoral para el Frente de Todos a fin de año.

 

Así las cosas, tal vez sea esta la oportunidad para que se inicie una campaña de resistencia no violenta frente al gobierno. Existen muchas causas que podrían tomarse como bandera, pero lo mejor sería elegir unas pocas que se encuentren cerca del corazón de la guerra cultural en que nos encontramos. Por de pronto propongo cuatro: 1°) luchar por la libertad educativa; 2°) luchar para que se elimine el adoctrinamiento sexual y las estúpidas políticas de género; 3°) luchar para que baje la presión fiscal; y 4°) luchar para que se de libertad a los comercios. Las primeras dos son de largo aliento, haría falta un trabajo de preparación importante y tienen la ventaja de confrontar tanto al kirchnerismo como al macrismo, pero las dos últimas son reclamos que encontrarán fuerte apoyo en gran parte del arco social inmediatamente, y seguramente puedan obtenerse algunas victorias cuando amaine la pandemia o en caso de volver el macrismo al poder.

 

“Antígona”, no “Creonte”

Si bien la obra lleva como título el nombre de la atrevida joven, en realidad el protagonista de la tragedia es Creonte quien pasa de la felicidad a la infelicidad por su soberbia. Dudo que jamás padre alguno haya bautizado “Creonte” a su hijo, mientras que es seguro que muchas niñas han recibido el nombre de “Antígona”. Algo hay en el corazón del hombre que lo lleva a admirar esta rebelión en nombre del sentido común, del amor fraterno y de las leyes divinas contra una tiranía absurda, torpe e inmoral. Sófocles presintió que el tirano terminaría ensombrecido y la doncella se quedaría con la gloria.

 

Lamentablemente muchos argentinos son criaturas descorazonadas, que se conforman con volver al macrismo con sus modos más elegantes y su mayor respeto a las libertades formales, mientras se sigue educando generación tras generación de siervos del estado omnipotente, embebidos de la dictadura del relativismo y la cultura de la muerte. Pero tal vez… tal vez ha llegado la hora de Antígona.

 

1 Saccheri, Carlos A; “El orden natural”; Vórtice, Buenos Aires, 2008; p. 224.

 

2 Publicado por The Albert Einstein Institute que fundó el propio autor. Se encuentra versión en castellano online en https://www.aeinstein.org/wp-content/uploads/2013/10/La-Lucha-Politica-Nonviolenta.pdf

sábado, 24 de julio de 2021

MONS. AGUER

 


En el marco del programa televisivo «Claves para un Mundo Mejor», que se emite por canal 9, Mons. Héctor Aguer, arzobispo emérito de La Plata, se refirió a las próximas elecciones.

(Aica/InfoCatólica) 23-7-21

 

«Se va acelerando el tiempo de las elecciones», advirtió el prelado y expresó que las mismas «son como el festival de la casta política, porque para ellos es importantísimo, no porque piensen cuál es el servicio que nos van a brindar, sino porque hay que conseguir un lugar en las listas».

 

Tras considerar que es un mal ejemplo que los legisladores se aumentaran el sueldo un 40% lamentó que tengamos que «votar una lista de gente que no conocemos» y reconoció que siempre ha sido así. «Podemos conocer quizás a uno, dos o tres pero a la mayoría no los conocemos y tenemos que votarlos. A mí me parece que aquí hay una falla, hay algo que no funciona y nos hemos acostumbrado, los políticos nos han acostumbrado, a este sistema donde votamos cada dos años y para ellos lo importante es conseguir un lugar en las listas, pero las cosas no mejoran en el país sino que, al contrario, van empeorando».

 

«El voto es obligatorio y tenemos que ir a votar obligatoriamente a esas listas de gente que no conocemos. Por eso digo que aquí hay algo que no funciona: o nos dan a conocer mejor las cosas, o tenemos alguna participación en la confección de las listas o bien no nos obliguen a votar y que vaya la gente que quiera. Me parece que eso ayudaría a que hubiera mayor responsabilidad respecto del bien común, de la suerte de la Nación, porque si no, este ejercicio electoral está como tragándose lo que es la dimensión política de una sociedad», señaló monseñor Aguer.

 

«La democracia no es solamente ir a elecciones, que tienen ciertamente un papel importante en el sistema democrático, pero si esas elecciones repetidas van a hacer añicos la tradición republicana -como vemos que a veces ocurre- donde se critica a los jueces, a la Corte Suprema, y no se salva nadie. Pero ¿y ellos? Es la casta política la que decide qué hay que hacer, qué hay que decir y quiénes sí y quiénes no. Eso no puede ser», insistió.

 

Por otra parte, consideró que la participación «tendría que ser también mucho más clara. Tendría que hacerse notar yendo a votar o no yendo a votar. Es obligatorio y si no voy me ponen una multa. Y si hubiera una multa pagaré la multa. Pero hay que hacer notar que esto así no puede seguir, y lo digo con el mayor espíritu de respeto por todos porque no quiero generalizar, porque la función política es algo muy noble y para un cristiano es algo que tiene que ver con la dimensión cristiana de la vida y con la santidad. Y los políticos tendrían que enterarse de esto».

 

«Estamos en un país laico, dicen, pero en realidad estamos en un país ateo, y el gobierno está aplicando cosas que son típicas del ateísmo, donde parece que la religión no tiene nada que ver con la vida social. El Concilio Vaticano II decía algo muy distinto, pues explicaba que ante cada situación el cristiano tiene un papel y que la vida social no puede prescindir de la dimensión religiosa. Hay, sin duda, una fuerte raigambre religiosa en el pueblo argentino pero eso es taponado por la política».

 

Y concluyó proponiendo pensar «qué podemos hacer para que esto cambie, como les dije, haciendo u omitiendo, porque no podemos dejar que la cosa siga así».

jueves, 22 de julio de 2021

PARA NO SER POBRE


UNA FAMILIA NECESITA $ 66.488 POR MES

Infobae, 22 de Julio de 2021


La canasta básica total (CBT, o canasta de pobreza) aumentó en junio un 3,2%, según informó el Indec. De esa manera, quedó empatada con la variación que tuvo ese mes la inflación. Con ese número, una familia compuesta por cuatro personas –dos de ellas, niños de 8 y 6 años– precisó el mes pasado tener un ingreso de $ 66.488 para no ser considerado pobre.

 

Por su parte, la canasta básica alimentaria (CBA) registró ese mes un incremento de 3,6 por ciento. Este indicador está influido principalmente por la suba de los alimentos, que en los últimos meses registró una aceleración. De esa manera, una familia de cuatro miembros necesitó $ 28.414 para no ser indigente.

En el último año, la canasta básica tuvo una suba de 51,8%, por lo que estuvo por encima de la variación del IPC, que en los últimos doce meses alcanzó el 50,2 por ciento. Con una diferencia aún mayor, la canasta alimentaria fue en junio 57,6% más cara que en ese mes del año pasado, lo que muestra el peso de los alimentos en la inflación de los últimos meses.

 

La canasta básica total aumentó 3,2% en junio, un número similar a la inflación de ese mes, mientras que la canasta, que define el índice de indigencia, creció 3,6 por ciento.

Solo en lo que va del año, de todas formas, ambas canastas tuvieron un incremento de precio igual o menor a la inflación. La canasta básica, por ejemplo, tuvo una suba de 22,3% en los primeros seis meses del año, mientras que la alimentaria lo hizo en 25,3%, por lo que igualó la variación del IPC de la primera mitad del 2021.

 

Los dos indicadores son decisivos para medir el impacto de la crisis económica en los indicadores sociales. Eso sucede porque la canasta básica –que además de alimentos incluye otros ítems del gasto como indumentaria, salud, transporte o educación– determina la denominada “línea de pobreza”. Es decir, los hogares con ingresos menores a la CBT son los que pasan a ser pobres.

 

De la misma manera, la canasta alimentaria –que tiene un alcance limitado a bienes de primera necesidad– es la que configura la “línea de la indigencia”: aquellas familias que no llegan a cubrir los ingresos necesarios para adquirir la CBA son indigentes.

 

Los datos del Indec marcan que una familia de compuesta por una mujer de 35 años, su hijo de 18 años y su madre de 61 años requirió en junio $ 52.932 para no caer bajo la línea de la pobreza y $ 22.621 para no ser indigente, mientras que una que está integrada por un varón y una mujer, ambos de 30 años, y tres hijos de 5, 3 y 1 año necesitaron $ 69.931 para no ser considerados pobres y $ 29.885, para no ser considerados indigentes.

 

Los últimos datos oficiales sobre pobreza a nivel nacional marcan que el 42% de la población en el segundo semestre del 2020 es considerado pobre, con un incremento de casi siete puntos porcentuales respecto del mismo período del 2019, mientras que la indigencia se ubicó en el 10,5 por ciento, frente al 8 por ciento del mismo período del año anterior. Los datos del primer semestre del 2021 se darán a conocer en septiembre.

 

La canasta básica –que además de alimentos incluye otros ítems del gasto como indumentaria, salud, transporte o educación– determina la denominada “línea de pobreza”. Es decir, los hogares con ingresos menores a la CBT son los que pasan a ser pobres.

La Ciudad de Buenos Aires tiene una primera aproximación a cómo continuó la evolución de ese indicador social en los primeros meses de este año. De acuerdo a un informe oficial hecho por el instituto estadístico porteño, la pobreza aumentó en el primer trimestre de 2021 y alcanzó al 26,5% de la población, lo que representa unas 817.000 personas.

 

De ese total, unas 290.000 son consideradas indigentes por no poder cubrir la canasta alimentaria. De esta manera, ambos indicadores llegaron a su nivel más alto desde que el gobierno porteño comenzó la medición, en 2015.

 

Según ese informe, hubo un cambio en las razones que explican el aumento de la pobreza. En ese sentido, una tesis del reporte es que el incremento de la pobreza de 2021 está más ligada a la aceleración inflacionaria que a la pérdida de puestos de trabajo por las restricciones de actividad durante la pandemia, que había sido la razón principal a lo largo de 2020.

miércoles, 21 de julio de 2021

LA ARGENTINA CONTINÚA PERFECCIONANDO EL ABSURDO

 Decreto 476/2021

DCTO-2021-476-APN-PTE - Disposiciones.

Ciudad de Buenos Aires, 20/07/2021

(...)

CONSIDERANDO:

Que el derecho a la identidad de género es inherente al derecho a la propia identidad, que forma parte del campo de los derechos humanos.

(...)

Que, si bien la nomenclatura “X” para “sexo sin especificar” aún no fue admitida unánimemente por los CIENTO NOVENTA Y TRES (193) Estados que integran la OACI, existen diferentes políticas de género adoptadas respecto de los documentos identificatorios, entre los cuales podemos mencionar a la REPÚBLICA DEMOCRÁTICA FEDERAL DE Nepal...la REPÚBLICA ISLÁMICA DE PAKISTÁN, ...la REPÚBLICA POPULAR DE BANGLADESH ... en la REPÚBLICA DE LA INDIA, y en CANADÁ (5 en total).

(...)

Que, sobre la materia, la PROCURACIÓN DEL TESORO DE LA NACIÓN manifestó que debe efectuarse una interpretación dinámica de la Constitución Nacional, conforme la cual el intérprete debe efectuar toda exégesis normativa, privilegiando la adaptación continua del texto constitucional a la evolución y cambios que experimenta la vida social.

(...)

Que la presente medida se dicta en uso de las atribuciones y facultades conferidas por el artículo 99, incisos 1 y 2 de la CONSTITUCIÓN NACIONAL.

Por ello,

EL PRESIDENTE DE LA NACIÓN ARGENTINA

DECRETA:

 

ARTÍCULO 1º.- Establécese que a los efectos previstos en el artículo 11 de la Ley Nº 17.671, el REGISTRO NACIONAL DE LAS PERSONAS, organismo descentralizado actuante en la órbita de la SECRETARÍA DE INTERIOR del MINISTERIO DEL INTERIOR, deberá adaptar las características y nomenclaturas de los Documentos Nacionales de Identidad y de los Pasaportes que emite, con exclusividad, con el fin de dar cumplimiento a lo establecido en la Ley Nº 26.743 y en la presente medida.

ARTÍCULO 2º.- Determínase que las nomenclaturas a utilizarse en los Documentos Nacionales de Identidad y en los Pasaportes Ordinarios para Argentinos en el campo referido al “sexo” podrán ser “F” -Femenino-, “M” - Masculino- o “X”. Esta última se consignará, de conformidad con lo establecido en el artículo 4° del presente decreto, en aquellos supuestos de personas nacionales cuyas partidas de nacimiento sean rectificadas en el marco de la Ley N° 26.743, cualquiera sea la opción consignada en la categoría “sexo”, siempre que no sea “F” –Femenino- o “M” –Masculino-, o bien si el “sexo” no se hubiere consignado.

ARTÍCULO 3º.- Establécese que todas aquellas personas nacionales cuyas Partidas de Nacimiento se expidan en el marco de la Ley N° 26.743 en las que se consigne una opción para la categoría “sexo” que no sea “F” –Femenino- o “M” –Masculino-, o bien si el mismo no se hubiere consignado, podrán solicitar que en la zona reservada al “sexo” en los Documentos Nacionales de Identidad, y en los Pasaportes Ordinarios para Argentinos, se consigne la letra “X”; utilizándose en este caso el carácter de relleno “<” en la casilla correspondiente al campo “sexo” en la ZLM.

ARTÍCULO 4º.- A los fines del presente decreto, la nomenclatura “X” en el campo “sexo” comprenderá las siguientes acepciones: no binaria, indeterminada, no especificada, indefinida, no informada, autopercibida, no consignada; u otra acepción con la que pudiera identificarse la persona que no se sienta comprendida en el binomio masculino/femenino.

ARTÍCULO 5º.- El Documento Nacional de Identidad que cuente con la letra “X” en la zona reservada al “sexo” tendrá validez como Documento de Viaje a los efectos establecidos en el ACUERDO SOBRE DOCUMENTOS DE VIAJE DE LOS ESTADOS PARTES DEL MERCOSUR Y ESTADOS ASOCIADOS, suscrito en la Ciudad de Asunción, República del Paraguay, el 20 de diciembre de 2015.

ARTÍCULO 6°.- Instrúyese al MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES, COMERCIO INTERNACIONAL Y CULTO a notificar los términos del presente decreto a la ORGANIZACIÓN DE AVIACIÓN CIVIL INTERNACIONAL (OACI) y a la sede correspondiente del MERCOSUR.

ARTÍCULO 7°.- El presente decreto será aplicable también a aquellas personas nacionales a las que se les hubieran expedido Partidas de Nacimiento en el marco de la Ley Nº 26.743, con anterioridad a la vigencia de esta medida, sin perjuicio de lo consignado en la partida de nacimiento en la categoría “sexo” y siempre que su identidad de género se corresponda con la definición del artículo 4º, tanto para obtener su Documento Nacional de Identidad como su Pasaporte Ordinario para Argentinos.

ARTÍCULO 8º.- Establécese que idénticos derechos a los establecidos en el presente tendrán las personas extranjeras que obtengan y/o cuenten con el Documento Nacional de Identidad para Extranjeros, Pasaporte Excepcional para Extranjeros o Documento de Viaje para Apátridas o Refugiados, bajo las condiciones previstas en la normativa pertinente.

ARTÍCULO 9°.- El REGISTRO NACIONAL DE LAS PERSONAS deberá informar a todas aquellas personas que soliciten la expedición del Documento Nacional de Identidad para argentinas o argentinos o extranjeras o extranjeros, el Pasaporte Ordinario para Argentinos, el Pasaporte Excepcional para Extranjeros o los Documentos de Viaje para Apátridas o Refugiados, en las condiciones previstas en los artículos precedentes, sobre las posibilidades de ver restringido su ingreso, permanencia y/o situación de tránsito en aquellos Estados en los cuales no se reconozcan otras categorías de sexo que no sean las binarias, independientemente de que su Documento de Viaje sea un Documento Nacional de Identidad o un Pasaporte.

ARTÍCULO 10.- Instrúyese al MINISTERIO DE LAS MUJERES, GÉNEROS Y DIVERSIDAD a dictar capacitaciones para las autoridades y personal de todos los organismos que integran la ADMINISTRACIÓN PÚBLICA NACIONAL con competencia en la materia, para que lo dispuesto en la presente medida se aplique en condiciones de respeto a la identidad y expresión de género de las personas y en contextos libres de discriminación por motivos de género.

ARTÍCULO 11.- Facúltase al REGISTRO NACIONAL DE LAS PERSONAS a dictar las normas aclaratorias y complementarias del presente decreto.

Las Direcciones Generales, Provinciales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires del Registro del Estado Civil y Capacidad de las Personas, dictarán los procedimientos registrales a los fines de dar cumplimiento con la presente medida y garantizar los derechos aquí reconocidos, incluyendo los necesarios para que, quienes hubiesen rectificado sus partidas en virtud de la Ley N° 26.743 con anterioridad al dictado de la presente medida, puedan adecuar administrativamente dicha rectificación en los términos del presente decreto.

ARTÍCULO 12.- La presente medida entrará en vigencia a partir de su publicación en el BOLETÍN OFICIAL, debiendo efectuar, todos los organismos que integran la Administración Pública Nacional, dentro del plazo de CIENTO VEINTE (120) días las adecuaciones normativas, tecnológicas y de sistemas que resulten necesarias para su efectiva implementación.

ARTÍCULO 13.- Comuníquese, publíquese, dese a la DIRECCIÓN NACIONAL DEL REGISTRO OFICIAL y archívese.

FERNÁNDEZ - Santiago Andrés Cafiero - Eduardo Enrique de Pedro - Elizabeth Gómez Alcorta

lunes, 19 de julio de 2021

INCAUTARON UN NARCODRONE

 Y algunos siguen sosteniendo que legalizando el consumo, se terminaría con la narcocriminalidad. 


Infobae, 19 de Julio de 2021

 

La policía española informó que es el narcodrone más grande incautado hasta el momento. Junto con la aeronave se decomisaron 85 kg de drogas y se capturaron a tres personas en Francia y una en España.

El drone, un Mugin 4450, tiene un rango de vuelo de siete horas y una velocidad máxima de más de 100 mph, y cuenta con una envergadura de casi cinco metros. Con un valor de hasta USD 151.000 es capaz de transportar hasta 150 kg de carga en un compartimiento especial en su nariz .

 

“Nunca habíamos visto un dron tan grande usado para este propósito. Hubo algunos precedentes, pero no así. Este es el más grande jamás encontrado en España “, dijo Pedro Luis Bardón, de la unidad de recursos aéreos de la Policía Nacional, al diario español El País.

 

Fabricado en China, el dron de cinco motores fue descubierto en un almacén en el interior de la ciudad de Málaga, en el sur de España, durante una investigación conjunta de la policía española y francesa. La policía también encontró 85 kilos de marihuana y hachís, mientras que cuatro personas, tres en Francia y una en España, fueron arrestadas en el operativo.

 

El tramo de mar entre Marruecos y el sur de España es una de las zonas de tráfico de drogas más concurridas de Europa, con grandes cantidades de marihuana marroquí y cocaína sudamericana contrabandeada desde África a Europa. Una ruta que el drone es capaz de recorrer sin problemas gracias a sus 7 horas de autonomía de vuelo y su velocidad de 120 km/h.

 

Y no solo eso, una aeronave de este tipo podría cubrir sin demasiados problemas toda la mitad sur de España si es despachada de una ubicación estratégicamente adecuada en Marruecos.

 

La captura de un drone tan sofisticado sigue al descubrimiento de una red de contrabandistas que utilizan una flota de pequeños drones para transportar drogas desde Marruecos a Cueta, una ciudad autónoma española en la costa norte de África.

 

La policía encontró siete drones, cada uno con una capacidad de carga de entre cuatro y 25 kg, junto con un alijo de drogas y armas, incluido un rifle de asalto HK.

 

Los drones se habían utilizado para traficar tabletas de benzodiacepinas ilícitas a Marruecos desde Cueta y para traer hachís cultivado en Marruecos en el viaje de regreso.

 

Este no es el único medio que tienen los narcotraficantes para distribuir las drogas por Europa, ya en marzo la policía descubrió que se estaba construyendo en Málaga un narcosubmarino de fibra de vidrio de 30 pies de largo, capaz de transportar dos toneladas de drogas ilegales.

 

Desde 2019, cuando se descubrió el primer narcosubmarino en las costas españolas, las autoridades han logrado identificar varias de estas naves transportadoras como parte crucial de las redes de tráfico en el viejo continente. Se presume que han sido usadas desde mucho antes de ese primer descubrimiento. Lo mismo sucede ahora con los narcodrones.

RECENSIÓN CON UNA YAPA Y UNA CONCLUSIÓN

 

Héctor Hérnandez

I

LOS ESPAÑOLES QUE NO SE ANIMAN

(La axiología política de Pérez Reverte. Breve reflexión sobre Una Historia de España, Alfaguara, 2019, 246 pp.) [1]

 

Para un español como yo, que no lo soy en propiedad pero sí bien que me lo adjudico por participación y filiación como argentino agradecido y orgulloso de mi sangre, la lectura del “A modo de prólogo” de este libro era una promesa de justicia humana con mis ancestros y de concordancia con la recta sabiduría política.

Por de pronto, esas más de treinta opiniones iniciales prologatorias del libro, que casi todas son alabanzas a un pueblo superior, auguraban un desarrollo del porqué de la superioridad española en la historia. Desde ya por la virtud del coraje, que luce mayoritaria en los citados  testimonios y son un lugar clásico, sintetizado en “la infantería española”, en la alusión a “nuestros tercios” y así más. Pero a propósito del temple para enfrentar las cosas arduas, el coraje español no se puede separar de ciertas creencias que no se arredran ante un Coronavirus. En esa treintena de citas del Prólogo no hay que olvidar algunas en ese sentido, por ejemplo la que aprendí de Pérez Reverte que enseñó el mismísimo Voltaire, que son superadoras de la idea del pueblo bestia que sólo mata y muere y que no le entran balas en la cabeza y que son una manga de brutos y todo lo que te imagines, que Pérez Reverte nos da aquí y allá y de nuevo y otra vez como característica telúrica hispana que recorrería todos los siglos.

Concedámosle un punto y aparte para este insospechado defensor de nuestra Raza que resultó Voltaire: “los españoles tuvieron una clara superioridad sobre los demás pueblos; su lengua se hablaba en París, en Viena, en Milán, en Turín; sus modas, sus formas de pensar y de escribir subyugaron a las inteligencias italianas, y desde Carlos V hasta el comienzo del reinado de Felipe III España tuvo una consideración de la que carecían los demás pueblos” (lo transcribe Pérez Reverte en p. 11). No era un elogio hecho por Hitler o por Francisco I de Francia, que también están transcriptos y sí que hacían de nuestros antepasados unos hombrazos a quienes no les temblaba el pulso frente a cualquier tirano que se plante o a cualquier paisano en discordia, o a cualquier infantería que siempre nos quedaría como segunda. Vea el lector que Voltaire/Pérez Reverte nos hablan de la lengua española; de sus modas; y  - Ud. lo ha leído-  hasta de sus formas de pensar y de escribir La cosa va subiendo de tono. Y no pretendamos que Voltaire fuera más allá… digo más arriba.

Es cierto que de a ratos le aparece a P.R. algo parecido al orgullo de ser español con fundamento y con temple (v.gr. p. 65; y v. la segunda parte de este trabajo). Por de pronto tiene claro que los protestantes hicieron de la leyenda negra contra nuestra estirpe y nuestra religión una eficacísima arma de combate. El autor no olvida la  larga primacía temporal política de los nuestros en la historia. Otrosí digamos que no deja de atacar al vasquismo de la ETA y al separatismo catalán antihistórico, por lo que me lo imagino un libro nada digerible para el “establishment” ateo (cfr. pp. 52, 58, 62, 93144).

Pero, ¡caramba!,  no hay ocasión en que no hable de la Iglesia Católica sin atacarla sañudamente (pp. 49, 57, 81, 161, 274, 286, 212, 224…). Es más, habría sido Ella, en definitiva, el principal lunar de la historia de España y, ya que el autor rastrea en la historia para inducir las características de un pueblo, ese defecto estaría en su misma esencia. De ahí que P.R. mal pueda valorar lo más grande que realizó en la historia ese pueblo que es el objeto del libro: el Imperio misional; misional y universitario, académico, cultural y justiciero. Religioso sobre todo. La Cruz.

 Si tengo razón, habrá que decir que Pérez Reverte le erró en lo principal; que se tragó el camello. Y la sarta de graciosos relatos desmitificadores de todo ideal, a veces repetidos abusiva e irrespetuosamente, vienen a reducir la Hispanidad a una visión del hombre y sus valores que en su ápice no tiene nada más que el poder y el dinero. Una visión norteamericanista de la historia, con perdón de la espiritualidad yanqui que la hay; una visión de leyenda negra que merecería el Premio Nóbel de holandeses y anglosajones y del Nuevo Orden Mundial. (Mire que seguir diciendo que España destruyó civilizaciones! – p. 64: ¿querés más leyenda negra? Basta mirarnos las caras mestizas para demostrar la mentira protestante de los que sólo valoraban al indio muerto y nos escribieron la historiografía tramposa). Con lo que, al fin de cuentas, con sus originalidades y malgustos y malas palabras (que las hay las hay y dellas abusa), pero con su manejo aceitado del idioma, el buen escritor viene a sumarse con eficacia al campo enemigo de su Patria. Nuestra Madre Patria.

Toda política tiene su religión. Y la contra de la católica tiene la del hombre, a veces llamada llamada “democracia”, a veces “derechos humanos”, a veces Ilustración, y todo lo demás. Los campos se van delineando. “O se está conmigo…”.

Hace poco, encuarentenado como sigo en Santa María de la Alameda, vi por la TV española un documental sobre Santa Teresa de Jesús. Casi no había experto de los muy curriculados que intervenían en él, que no desarrollara alguna heterodoxia contra la santa. Como que atribuían todo a sus enfermedades; a causas naturales; a lo que sea, pero nada a la intervención divina. Sin embargo, Teresa se les escapaba, ella sola y bien muerta y a cinco siglos, porque por todos lados resplandecía su grandeza y, en fin, el responsable del documental y los partícipes no dejaban de enorgullecerse de la Santaza, gloria de España y mujer de Dios sobre todo.

Pero en la obra que comentamos no; o casi no; ya te digo por qué. Entre los ataques de Pérez a la Iglesia hay cierto tozudismo infantil que se le vuelve en contra como cuando, en tren de atacar a los sacerdotes, habla de lo que sería el mal consejo que estos daban a las mujeres de respetar los mandamientos de la ley de Dios, por ejemplo el de la fidelidad a su marido (“ni se te ocurra hacerle eso a tu marido, hija mía”, sic, p. 212; algo que repite como una obsesión). Lo que para cualquier pueblo bien nacido sería cumplir muy bien un test de recta humanidad, y hace pensar que una Institución que se caracteriza por su firmeza contra el cornudismo  es algo muy serio, incompatible con el opio de los pueblos o las baraturas de las críticas socialistas o la corrupción destructiva de la ideología de género.  Algo serio que da base a familias pero que, además, es capaz de encender de fuego evangelizador del mundo sin límite de sol y a mover cualquier infantería, aún la de Ignacio de Loyola.

Al tirar tantas piedras contra la base con la que la Gran Isabel la Católica fundó un imperio inaudito, el que los estudiosos yanquis descubrieron único en la historia al propiciar públicamente y por todos los medios de comunicación la discusión de la justicia de su dominio y en que se fundó el Derecho Internacional en serio, queda redicho que a Pérez se le escapa lo principal.

Y ya que está vaya una palabra sobre la justicia. Todo lo que en materia de tal se relaciona con el magno sujeto del libro, con España digo, queda reducido a pleitos de abogados ganapanes o ganacanonjías o a puteríos de aldea. El autor, que a las que ve como herejías las ilustra a cada rato con los manuales con que estudió en su niñez franquista, debe ser bochado irremediablemente en cualquier examen de cultura general histórica al ignorar a Suárez, al ignorar a Vitoria y al omitir, con un silencio ominoso que no es nada accidental, ese monumento incomparable, reconocido por todo el mundo, que son las Leyes de Indias, que no quedaron en meras leyes. (En mi país estatalmente independizado la ley de las 8 horas de trabajo máximo llegó siglos después). Y hace hervir la sangre esto de llamar “murga” a esos fueros que son modelo de buen constitucionalismo (p. 54). Querido Francisco padrino español de mi nieto Martín: no le creáis.

Desde luego que no podía faltar, como en todo seguidor de la leyenda anglosajoprotestante, el ataque a Felipe II, que ya ni alcanza para “leyenda negra”, pues raya el ridículo de reprocharle no haberse instalado en Lisboa a gozar de la vida y de las playas y de los mares y del mundo, en vez de construir la fortaleza física y artística y humana y religiosa del Escorial y meterle a rezar y gobernar hasta morir.

Si hasta aquí está lo que él ataca, veamos sin embargo lo que el autor defiende y propone en senda constructiva. El  yerro es máximo y contradictorio cuando él hace su puesta axiológica política, que ya venía preanunciada paso a paso, en idioma español pero con acento extranjero. Ahí va:

“Y así llegamos, señoras y caballeros, a la mayor hazaña ciudadana y patriótica llevada a cabo por los españoles en su larga, violenta y triste historia”.  – Uno pensaría que va a hablar de Hernán Cortés; o de la Evangelización del Nuevo Mundo; o de la Escuela de Salamanca; o de las universidades que España fundó en América y que Inglaterra ni por asomo; o de las gramáticas que rescataron las lenguas indígenas; o de las misiones jesuíticas defensoras del Imperio contra Portugal; o, yendo más atrás, de la gloriosa batalla de las Navas de Tolosa, cerca de Despeñaperros, donde el lunes 16 de julio de 1212 “el ejército almohade del Miramamolín Al Nasir fue destrozado por los cristianos”…  pero no te ilusiones, querido lector...

El hecho que suscitó por fin “la admiración de las democracias”,  (aquí  comparece la Inquisición de las Naciones Unidas y su antirreligión como tribunal de la historia y de la política y de la moral y como referente seguro para toda paidea política) y “nos puso en una posición de dignidad y prestigio internacional nunca vista antes”, fue… pues  la Transición Democrática. (En estos casos en Argentina lanzamos un argumento de rancia prosapia metafísica aristotélica que no sé si se entiende: “¿me estás jodiendo?...”). Y a aquello le llama, ya que también la religión laicista cree en hechos sobrenaturales y en hombres superiores y en cruzadas,  pues nada menos que “la cosa milagrosa” (p.238 ss.). Pero esto es haber logrado el propósito de los ateoprogres, que él mismo define como aquellos “dispuestos a hacer que a España en pocos años no la conociera ni la madre que la parió” (p. 132).

Una lástima grande que hayan logrado el objetivo; y en la cabeza y la pluma del autor.

Si yo fuera su profesor le diría que, tras este bochazo que ahora le adjudico, en el próximo examen que nunca le tomaré y no soy nadie para tomarlo frente a ese monstruo de las letras, se anime a defender a esa España que por ahí le late pero parece que no se anima. A que relea la historia que sí leyó pero sin las anteojeras deformantes; y reescriba casi todo su libro. O si acaso relea a Ramiro de Maeztu o a sus discípulos argentinos, que son legión y muy hispánicos. O que haga un pequeño trabajo práctico ahondando en el significado de identidad hispánica profunda de las invasiones inglesas al Río de la Plata, donde él mismo reconoce que “españoles de España y argentinos locales les dimos de hostias hasta en el cielo de la boca” (¡lo dice en p. 129!). O que indague en que aquello de que en Ayacucho los nacidos en España eran minoría (¡lo dice en p. 129!); cosa que no fue propia de esa batalla, porque España nunca tuvo ejércitos regulares que ocuparan América; al Imperio misional lo defendíamos todos, y el autor sabe que también los tlaxcaltecas (¡lo dice en p. 65!). O que indague en el significado no accidental de la ayuda argentina que salvó del hambre a España en el siglo XX (¡que reconoce en p. 221!). O en la ausencia de apoyos ingleses a nuestra independencia (“nos independizamos” sin ayuda de nadie, enseñaba Julio Irazusta y Pérez debe rectificarse en este punto). O a por qué los movimientos más populares de la Argentina (digo el rosismo y sus secuelas en el tema, radicalismo o justicialismo) fueron decididamente pro hispánicos. O a por qué en Argentina se suprimieron del canto del Himno argentino los agravios a la Madre Patria. Todo eso exige una tarea cultural para volver al Espíritu de la Hispanidad y la Cruz que nos hizo grandes en la Historia, y no a la España irreconocible de la Transición Democrática que el autor alaba. 

Santa María de la Alameda, 12 de abril de 2020.

II

LA CARGA DE LOS TRES REYES

           

En la recensión tan crítica escrita el año pasado rescatamos, sin embargo, el patriotismo del autor, que se evidencia en su artículo “La carta de los Tres Reyes”, tomada de Internet (XLSemanal - 12/7/2010). ¡Qué mejor elogio del ejército de la Cruz frente a los enemigos de España y de la Cruz, sin religión democrática alguna en el medio! La dialéctica es otra. Veamos.

“Ya ni siquiera se estudia en los colegios, creo. Moros y cristianos degollándose, nada menos. Carnicería sangrienta. Ese medioevo fascista, etcétera. Pero es posible que, gracias a aquello, mi hija no lleve hoy velo cuando sale a la calle. Ocurrió hace casi ocho siglos justos, cuando tres reyes españoles dieron, hombro con hombro, una carga de caballería que cambió la historia de Europa. El próximo 16 de julio se cumple el 798 aniversario de aquel lunes del año 1212 en que el ejército almohade del Miramamolín Al Nasir, un ultrarradical islámico que había jurado plantar la media luna en Roma, fue destrozado por los cristianos cerca de Despeñaperros. Tras proclamar la yihad -seguro que el término les suena- contra los infieles, Al Nasir había cruzado con su ejército el estrecho de Gibraltar, resuelto a reconquistar para el Islam la España cristiana e invadir una Europa -también esto les suena, imagino- debilitada e indecisa.

Los paró un rey castellano, Alfonso VIII. Consciente de que en España al enemigo pocas veces lo tienes enfrente, hizo que el papa de Roma proclamase aquello cruzada contra los sarracenos, [subrayado H.H.] para evitar que, mientras guerreaba contra el moro, los reyes de Navarra y de León, adversarios suyos, le jugaran la del chino, atacándolo por la espalda. Resumiendo mucho la cosa, diremos que Alfonso de Castilla consiguió reunir en el campo de batalla a unos 27.000 hombres, entre los que se contaban algunos voluntarios extranjeros, sobre todo franceses, y los duros monjes soldados de las órdenes militares españolas. Núcleo principal eran las milicias concejiles castellanas -tropas populares, para entendernos- y 8.500 catalanes y aragoneses traídos por el rey Pedro II de Aragón; que, como gentil caballero que era, acudió a socorrer a su vecino y colega. A última hora, a regañadientes y por no quedar mal, Sancho VII de Navarra se presentó con una reducida peña de doscientos jinetes -Alfonso IX de León se quedó en casa-. Por su parte, Al Nasir alineó casi 60.000 guerreros entre soldados norteafricanos, tropas andalusíes y un nutrido contingente de voluntarios fanáticos de poco valor militar y escasa disciplina: chusma a la que el rey moro, resuelto a facilitar su viaje al anhelado paraíso de las huríes, colocó en primera fila para que se comiera el primer marrón, haciendo allí de carne de lanza.

La escabechina [= matanza generalizada; riza; nota H.H.], muy propia de aquel tiempo feroz, hizo época. En el cerro de los Olivares, cerca de Santa Elena, los cristianos dieron el asalto ladera arriba bajo una lluvia de flechas de los temibles arcos almohades [subrayado H.H.]  , intentando alcanzar el palenque fortificado donde Al Nasir, que sentado sobre un escudo leía el Corán, o hacía el paripé de leerlo -imagino que tendría otras cosas en la cabeza-, había plantado su famosa tienda roja. La vanguardia cristiana [subrayado H.H.], mandada por el vasco Diego López de Haro, con jinetes e infantes castellanos, aragoneses y navarros, deshizo la primera línea enemiga y quedó frenada en sangriento combate con la segunda. Milicias como la de Madrid fueron casi aniquiladas tras luchar igual que leones de la Metro Goldwyn Mayer. Atacó entonces la segunda oleada, con los veteranos caballeros de las órdenes militares como núcleo duro, sin lograr romper tampoco la resistencia moruna. La situación empezaba a ser crítica para los nuestros -porque sintiéndolo mucho, señor presidente, allí los cristianos eran los nuestros- [subrayado H.H.]; que, imposibilitados de maniobrar, ya no peleaban por la victoria, sino por la vida. Junto a López de Haro, a quien sólo quedaban cuarenta jinetes de sus quinientos, los caballeros templarios, calatravos y santiaguistas, revueltos con amigos y enemigos, se batían como gato panza arriba. Fue entonces cuando Alfonso VII, visto el panorama, desenvainó la espada, hizo ondear su pendón, se puso al frente de la línea de reserva, tragó saliva y volviéndose al arzobispo Jiménez de Rada gritó: «Aquí, señor obispo, morimos todos». Luego, picando espuelas, cabalgó hacia el enemigo. Los reyes de Aragón y de Navarra, viendo a su colega, hicieron lo mismo. Con vergüenza torera y un par de huevos, ondearon sus pendones y fueron a la carga espada en mano. El resto es Historia: tres reyes españoles cabalgando juntos por las lomas de Las Navas, con la exhausta infantería gritando de entusiasmo mientras abría sus filas para dejarles paso. Y el combate final en torno al palenque, con la huida de Al Nasir, el degüello y la victoria.

¿Imaginan la película? ¿Imaginan ese material en manos de ingleses, o norteamericanos? Supongo que sí. Pero tengan la certeza de que, en este país imbécil, acomplejado de sí mismo, no la rodará ninguna televisión, ni la subvencionará jamás ningún ministerio de Educación, ni de Cultura”[2].

 

III

EL PÉREZ REVERTE QUE NOSOTROS QUEREMOS

            Ni Pérez Reverte puede escapar a la opción irreductible entre la Cruz y sus enemigos. Su evocación patriótica de las Navas de Tolosa donde venció la cruz, dicen que su corazón toma partido.

Anímese hombre...

San Nicolás, 16 de julio de 2021.

 

 



[1] La primera parte se escribió en Santa María de la Alameda, cerca del Escorial, Comunidad de Madrid, Santa Verónica, 12 de abril de 2020. La segunda en San Nicolás de los Arroyos, Argentina, 16 de julio de 2021.

 

[2] Si lo que sigue es adulterado, sin embargo “é ben trovato”. En Internet hay otra versión que, con agregados para el lado de la Cruz, no habría respetado la versión de P.R., por lo que en la reproducción nos atuvimos a una auténtica del autor, no cuestionada. El texto que sería espúreo contiene un final brillante y dice así:

¿Imaginan la película?... ¿Imaginan ese material en manos de ingleses, o norteamericanos?.. Supongo que sí. Pero tengan la certeza de que, en este país imbécil, acomplejado de sí mismo, gobernado por políticos aún más imbéciles carentes de toda identidad... no la rodará ninguna televisión, ni la subvencionará jamás ningún ministerio de Educación, ni de Cultura, porque aquí prima ese cine de paredes rojas, ya me entienden, sino gente real que por amar a su tierra luchaban a morir.  ¡Ojo! ¡Importante! Tardamos 8 SIGLOS, o sea, ¡¡800 AÑOS!! en echarles de la península, nuestra tierra!  Fue por nuestra desunión, porque España la formaban distintos reinos y no uno solo. Combatíamos entre nosotros.... -como ahora con las 17 autonomías innecesarias- y no tuvimos un solo Rey, una sola nación, un único mando militar para expulsarles, de eso se aprovecharon durante  ¡8 siglos!  Y  ellos, los de la media luna sí que lo recuerdan, por eso se aprovechan de nuestra actual desunión, para una segunda invasión silenciosa... bajo la permisividad de políticos de bajo perfil, acomplejados, miedosos de llamar las cosas por su nombre..., nada que ver con aquellos valerosos guerreros cristianos que combatieron y derramaron su sangre. ¡para.... nada! Ellos recuerdan nuestra desunión, la misma que tenemos ahora y que muchos políticos fomentan. Y ellos lo saben... y de paso, se frotan las manos, se ríen y se aprovechan para su segunda invasión... Nosotros hemos olvidado la historia…pero ellos no...mal asunto.  ¡Feliz 809 aniversario!”